¿Qué es el sarampión?

Compartí :-) .

¿Qué es el sarampión?

Es una enfermedad viral muy contagiosa y potencialmente grave o fatal, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado.

Afecta sobre todo a los niños y en algunos casos puede ser letal.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre alta.
  • Erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo.
  • Secreción nasal, conjuntivitis y tos.
  • Pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

¿Cómo se previene?

La vacuna Triple Viral es efectiva en la prevención del sarampión. Esta vacuna es obligatoria y debe ser aplicada a los niños al cumplir el año de vida con un refuerzo al ingreso escolar, según el Calendario Nacional de Vacunación:

  • De 12 meses a 4 años inclusive: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna Triple Viral (sarampión-rubéola-paperas).
  • Mayores de 5 años, incluidos los adultos: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna con Doble Viral o Triple Viral.
  • Las personas nacidas antes de 1965 NO necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

Todo el personal de salud debe acreditar dos dosis de vacuna Doble Viral o Triple Viral para estar adecuadamente protegido.

A partir del 18 de septiembre ante la situación epidemiológica actual, la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación en acuerdo con los Ministerios de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), de la provincia de Buenos Aires y la Comisión Nacional de Certificación de la Eliminación de Sarampión-Rubéola-Síndrome de Rubéola Congénita, decide ampliar la indicación de la vacunación con vacuna triple viral a todos los niños/as de 6 a 11 meses residentes de la CABA y de la Región Sanitaria V de la provincia de Buenos Aires exclusivamente ( Partidos de Campana, Belén de Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López y Zárate.). Se destaca que esta situación es dinámica y se evaluarán nuevas medidas de acuerdo a la evolución epidemiológica.

Recomendaciones para viajeros

Hasta la fecha en el año 2019 se han reportado casi tres veces más casos que el año pasado en este mismo momento. En los primeros seis meses del año 2019 los casos de sarampión reportados a nivel mundial fueron los más altos desde 2006, con brotes que provocan enfermedades graves, discapacidad y muerte en muchas partes del mundo.

Actualmente en América 33 de los 35 Estados Miembro de la Región reportan los datos de vigilancia epidemiológica de sarampión a través de diversos sistemas de notificación. Según la información brindada por los países, desde el 1 de enero de 2019 hasta el 9 de septiembre del mismo año, se han notificado 27.285 casos sospechosos de sarampión de los cuales 4.519 han sido confirmados.

Hasta la semana epidemiológica (SE) 36, Brasil y Venezuela han notificado 2.565 y 446 casos confirmados respectivamente.

En Argentina durante el año 2019, hasta la SE 35 se confirmaron 5 casos de sarampión en adultos con antecedente de viajes al exterior o en contacto con viajeros. Entre las SE 36 y 37, se han confirmado 7 casos de sarampión en 5 niños y 2 adultos.

A pesar de los eventos importados registrados desde la eliminación del sarampión, nuestro país continúa siendo un país libre de circulación endémica del virus, siendo necesario realizar todos los esfuerzos para mantener este logro.

En nuestro país, la vacunación contra el sarampión comenzó en el año 1965, ampliándose la cobertura contra parotiditis con la introducción de la vacuna triple viral en 1998 con un esquema de dos dosis (12 meses e ingreso escolar).

Los últimos casos endémicos o autóctonos de sarampión se identificaron en el año 2000. Desde la eliminación hasta diciembre del 2018 se notificaron 43 casos.

Siendo Argentina un país que logró eliminar la circulación endémica del sarampión y teniendo en cuenta la situación epidemiológica mundial y el masivo tránsito de viajeros desde y hacia países con circulación viral, existe alto riesgo de importación de casos y desarrollo de brotes si una persona enferma o que esté incubando la enfermedad ingresa al país. Para evitarlo, es fundamental que toda la población esté correctamente vacunada.

La Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación indica contar con esquema de vacunación completo para la edad según Calendario Nacional de Vacunación:

  • De 12 meses a 4 años inclusive: deben acreditar UNA DOSIS de vacuna triple viral (sarampión-rubéola-paperas).
  • Mayores de 5 años: deben acreditar DOS DOSIS de vacuna doble o triple viral.
  • Las personas nacidas antes de 1965 NO necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

Es recomendable que los niños entre 6 y 11 meses de vida inclusive, que viajen al exterior reciban una dosis de vacuna triple viral. Esta dosis es adicional y no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación regular. En caso de niños menores de 6 meses de vida, se sugiere aplazar y/o reprogramar viajes al exterior, puesto que en ellos la vacuna triple viral está contraindicada.

La vacuna debe ser aplicada al menos 15 días antes del viaje para que el sistema inmune genere defensas suficientes. Es importante que antes de viajar no pierdas la oportunidad de vacunarte

Si presentás fiebre y erupción cutánea durante el viaje o dentro de las tres semanas del regreso, consultá inmediatamente al médico informando el antecedente de viaje. No concurras a lugares públicos hasta que el médico te autorice.

Autoridades de los ministerios de salud de la Nación, de Ciudad y de la provincia de Buenos Aires con el acuerdo de la Comisión Nacional de Certificación de la Eliminación de Sarampión-Rubéola-Síndrome de Rubéola Congénita definieron bajar la edad de vacunación contra el sarampión para los niños y niñas que residen en CABA y en los municipios bonaerenses de Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López y Zárate, pertenecientes a la región sanitaria V.

Los niños y niños de entre 6 y 11 meses de edad residentes en dichas zonas deberán recibir una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas) mientras que los mayores de 5 años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral. Así mismo todos los niños de ese rango etario que viajen a áreas de circulación viral activa deben recibir también una dosis de vacuna triple viral.

17-09-19 sarampión Rubinsein Scarsi Bou Pérez

En todos los casos esta “dosis cero” que recibirán los lactantes no será tenida en cuenta como esquema de vacunación, es decir que se deben administrar las dosis correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación al año de vida y al ingreso escolar.

La decisión fue tomada tras la evaluación de la nueva situación epidemiológica regional y local que confirmó la semana pasada tres nuevos casos de sarampión en dos niñas de 11 meses y una niña de 3 años residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires.

Durante el período de transmisión, las niñas desarrollaron sus actividades habituales en el territorio de CABA y de la provincia de Buenos Aires, por lo que es allí donde se despliegan acciones de investigación para la prevención y control de cada caso.

Sarampión reunión Nación Provincia y CABA baja de edad

La reunión estuvo encabezada por el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, el ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi y su par porteña Ana María Bou Pérez.

“Es importante que en el contexto actual, los equipos de salud de los hospitales públicos y clínicas privadas aumenten la sospecha frente a casos de fiebre y exantema y lo notifiquen debidamente, porque esa es la mejor manera de prevenir la aparición de casos o su contención, seguimiento y bloqueo una vez detectado”, indicó Rubinstein, quien destacó que Argentina cuenta con la certificación de la eliminación del sarampión desde el año 2000.

“La situación internacional ha empeorado en el último año, multiplicándose casi por tres los casos de sarampión a nivel mundial, y en ese contexto internacional, es importante que los países, y especialmente aquellos que como Argentina han certificado la eliminación, tengan un trabajo intenso para alcanzar 0 casos o contener los casos que hubiera”, explicó Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología de la secretaría de Salud de la Nación.

17-09-19 Reunión sarampión Analía López jefa de gabinete

La circulación del virus del sarampión en la Región de las Américas continúa activa. Durante el año se notificaron más de 4.500 casos confirmados, los cuales se concentraron en su mayoría en Estados Unidos y Brasil. Además, cabe destacar que según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de Brasil, en el período que abarca desde el 09 de junio al 31 de agosto fueron confirmados por laboratorio un total de 2.753 casos, de estos el 98.3% se concentran en dos municipios del estado de San Pablo, en especial en la región metropolitana.

Dada la situación epidemiológica mundial, existe alto riesgo de importación de casos y desarrollo de brotes si una persona enferma o que esté incubando la enfermedad ingresa al país. Para evitarlo, es fundamental que toda la población esté correctamente vacunada. En Argentina la enfermedad se encuentra eliminada desde el año 2000 pero para mantener esa situación son necesarias coberturas de vacunación altas. La vacuna es muy segura.

Tal como indica el Calendario Nacional de Vacunación, los niños de 12 meses a 5 años deben acreditar una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas) mientras que los mayores de 5 años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que puede tener curso grave o fatal y causar secuelas permanentes. Se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Una persona al excretar el virus a través de la saliva puede infectar hasta 14 personas. Los síntomas se caracterizan por fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis, tos, erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo, y la aparición de pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

En el encuentro, que tuvo lugar en la sede del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, se subrayó que la situación es dinámica y que se evaluarán nuevas medidas de acuerdo a la evolución epidemiológica, llegado el caso. De la reunión participaron también por la Nación la jefa de Gabinete de la secretaría de Gobierno de Salud, Analía López, el secretario de Promoción de la Salud y Control de Riesgos, Mario Kaler, y la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles, Miriam Burgos. También fueron parte de la reunión los equipos técnicos de salud de Provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires.

 

Vacunarán contra el sarampión a niños y niñas de 6 a 11 meses de la Ciudad y de la Región Sanitaria V de la provincia de Buenos Aires

Tras la confirmación de los tres nuevos casos de la semana pasada, así lo acordaron autoridades sanitarias de Nación, Provincia y CABA. La medida abarca a los niños y niñas (de 6 a 11 meses) residentes en la Ciudad y en 13 municipios de la zona Norte del Conurbano.

 

Autoridades de los ministerios de salud de la Nación, de Ciudad y de la provincia de Buenos Aires con el acuerdo de la Comisión Nacional de Certificación de la Eliminación de Sarampión-Rubéola-Síndrome de Rubéola Congénita definieron bajar la edad de vacunación contra el sarampión para los niños y niñas que residen en CABA y en los municipios bonaerenses de Campana, Escobar, Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Tigre, Vicente López y Zárate, pertenecientes a la región sanitaria V.

Los niños y niños de entre 6 y 11 meses de edad residentes en dichas zonas deberán recibir una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas) mientras que los mayores de 5 años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral. Así mismo todos los niños de ese rango etario que viajen a áreas de circulación viral activa deben recibir también una dosis de vacuna triple viral.

 

En todos los casos esta “dosis cero” que recibirán los lactantes no será tenida en cuenta como esquema de vacunación, es decir que se deben administrar las dosis correspondientes al Calendario Nacional de Vacunación al año de vida y al ingreso escolar.

La decisión fue tomada tras la evaluación de la nueva situación epidemiológica regional y local que confirmó la semana pasada tres nuevos casos de sarampión en dos niñas de 11 meses y una niña de 3 años residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires.

Durante el período de transmisión, las niñas desarrollaron sus actividades habituales en el territorio de CABA y de la provincia de Buenos Aires, por lo que es allí donde se despliegan acciones de investigación para la prevención y control de cada caso.

 

La reunión estuvo encabezada por el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, el ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi y su par porteña Ana María Bou Pérez.

“Es importante que en el contexto actual, los equipos de salud de los hospitales públicos y clínicas privadas aumenten la sospecha frente a casos de fiebre y exantema y lo notifiquen debidamente, porque esa es la mejor manera de prevenir la aparición de casos o su contención, seguimiento y bloqueo una vez detectado”, indicó Rubinstein, quien destacó que Argentina cuenta con la certificación de la eliminación del sarampión desde el año 2000.

“La situación internacional ha empeorado en el último año, multiplicándose casi por tres los casos de sarampión a nivel mundial, y en ese contexto internacional, es importante que los países, y especialmente aquellos que como Argentina han certificado la eliminación, tengan un trabajo intenso para alcanzar 0 casos o contener los casos que hubiera”, explicó Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología de la secretaría de Salud de la Nación.

 

La circulación del virus del sarampión en la Región de las Américas continúa activa. Durante el año se notificaron más de 4.500 casos confirmados, los cuales se concentraron en su mayoría en Estados Unidos y Brasil. Además, cabe destacar que según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud de Brasil, en el período que abarca desde el 09 de junio al 31 de agosto fueron confirmados por laboratorio un total de 2.753 casos, de estos el 98.3% se concentran en dos municipios del estado de San Pablo, en especial en la región metropolitana.

Dada la situación epidemiológica mundial, existe alto riesgo de importación de casos y desarrollo de brotes si una persona enferma o que esté incubando la enfermedad ingresa al país. Para evitarlo, es fundamental que toda la población esté correctamente vacunada. En Argentina la enfermedad se encuentra eliminada desde el año 2000 pero para mantener esa situación son necesarias coberturas de vacunación altas. La vacuna es muy segura.

Tal como indica el Calendario Nacional de Vacunación, los niños de 12 meses a 5 años deben acreditar una dosis de vacuna triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas) mientras que los mayores de 5 años tienen que contar con dos dosis de vacuna doble o triple viral. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque se consideran protegidos por haber estado en contacto con el virus.

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que puede tener curso grave o fatal y causar secuelas permanentes. Se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Una persona al excretar el virus a través de la saliva puede infectar hasta 14 personas. Los síntomas se caracterizan por fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis, tos, erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo, y la aparición de pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

En el encuentro, que tuvo lugar en la sede del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, se subrayó que la situación es dinámica y que se evaluarán nuevas medidas de acuerdo a la evolución epidemiológica, llegado el caso. De la reunión participaron también por la Nación la jefa de Gabinete de la secretaría de Gobierno de Salud, Analía López, el secretario de Promoción de la Salud y Control de Riesgos, Mario Kaler, y la subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles, Miriam Burgos. También fueron parte de la reunión los equipos técnicos de salud de Provincia de Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires.

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999