Caipiriña Palermo Soho

El origen de la caipirinha está en el siglo XIX. Era un Brasil de la época de los esclavos, a quienes les gustaba beber “garapa”, que es un jugo de caña de azúcar.

Para los historiadores, la caipiriña fue creada por terratenientes de la región de Piracicaba, estado de São Paulo, durante el siglo XIX, para fiestas y eventos de alto rango, reflejando la fuerte cultura de la caña de azúcar en la región. La caipiriña en sus primeros días era vista como un substituto local de buena calidad del whisky y vino importados, siendo servida frecuentemente en cócteles de clase alta, ventas de ganado y eventos de gran notoriedad.

Durante las fiestas y rituales, mezclaban dicha «garapa» con la cachaça. También mezclaban los zumos de frutas o de especias, y así posteriormente nacieron las batidas. Como la más famosa era la “batida de limão”, preparada con zumo de lima, fue luego y oficialmente la predecesora de la caipirinha.

A medida que transcurría el tiempo, la conocida batida de limao evolucionó, pues le añadieron trozos de lima, ya que la cáscara le daba un sabor particular. El milagro fue completo cuando el hombre pudo (a partir de máquinas) fabricar el hielo, convirtiéndola entonces en una bebida más refrescante, y llevándola a ser más rica y popular.

Caipiriña es una bebida brasileña clasificada como un cóctel. Su ingrediente principal es la cachaça ó cachaza, lleva lima o limón, azúcar y hielo.

Este nombre fue puesto alrededor del 1900, y viene de una mezcla de “caipira” y de “Curupirinha”.

Curupira era um demonio místico que vivía en los bosques, cuyo diminutivo es “curupirinha”, además esta palabra se usa para referirse al estado de ebriedad en que comenzamos a tener visión borrosa.

Debido a que la bebida se ha popularizado en casi todo el mundo, existen diferentes variantes de la misma. En algunas partes se prepara con azúcar morena en vez de blanca y, a veces, se sustituye la cachaça por el vodka, tomando entonces el nombre de «caipiroska», o por el ron, en cuyo caso se le conoce como «caipirissima». Otros prefieren añadir granadina, para que adquiera un sabor afresado. También podemos encontrar un derivado llamado «caipirisco», el cual se prepara de la misma forma pero sustituyendo la cachaça por pisco. Otra alternativa es utilizar vino en lugar de la cachaça, conocido como «caipivino». En cambio, en Bolivia se sustituye la cachaça por el tradicional singani.

También está la Caipifruta, donde se mezclan frutas trituradas (como piña, el kiwi o la fruta de la pasión). Y por supuesto, las famosas Batidas, cachaça con zumos de frutas. Existe una variante en El Salvador, en la ciudad de la Barra de Santiago. Se prepara con limón-mandarina (variedad local de limón), azúcar ce caña morena, yerbabuena y aguardiente de caña (guaro).

La Caipiriña fue bautizada como tal hacía el año 1900, cuando ya se la consumía preparada con sus ingredientes característicos: lima, azúcar y cachaza. Es uno de los tragos más populares del mundo y parte de la cultura y personalidad de los brasileros.

Hay muchas versiones, algunas incluso muy habituales en Brasil, como la caipiroska, preparada con vodka; la caipirissima, a base de ron o la capirisco, hecha con pisco. Con menos frecuencia, pero sin por ello atentar contra el espíritu de la bebida, se suele añadir granadina para acentuar la nota frutal.

La cocina de Palermo, sorprende con una variante con maracuyá y frutillas, que no solo es exquisita, sino que además combina con los platos de su carta.

Para un trago Ingredientes

lima, 4 cubos
frutillas cortadas en cuartos, 2
azúcar, 2 cucharadas
maracuyá, 30 cc
vodka, 60 cc

Procedimiento

Cortar la lima en cubos y las frutillas en cuartos y macerarlos con azúcar en un mortero. Agregar la maracuyá, pasarlo a la coctelera con hielo picado y agitarlo. Servir en vasos old fashioned.



Entradas Populares del Barrio de Palermo

Bustos del Paseo de los Poetas en el Rosedal del Barrio de Palermo
Calesita de Palermo Viejo. Calesita «Palermo Viejo».
Asado Argentino