Curso intensivo de baristas profesionales. Academia de Maestros.

El Curso intensivo de baristas profesionales sin cargo que ofrece Central de Café tiene una duración de cinco días en los que se hace un repaso de la historia del café, la composición, los diversos métodos de extracción, las variedades que conforman las cartas, los errores en la preparación y la emulsión de la leche, entre otras cosas.

La primera jornada se basa en una revisión de los puntos más importantes para determinar la calidad de los granos que se consumen: se hace hincapié en los cincos sentidos del cuerpo humano y cada indicio que se puede detectar optimizando cada uno de ellos. Además, se presentan las claves que debe que tener una taza de café para ser considerado de calidad, como por ejemplo el agua –cantidad y temperatura-, la botánica, la tostión y molienda de los granos, su conservación y el tiempo de extracción.

El segundo día los alumnos ya tienen contacto con el sabor del café. Se realiza una cata con algunas variedades en las cuáles se proponen tres preguntas significativas para reconocer las características según la degustación. Lo fundamental para este reconocimiento es qué aromas recuerda, qué sector de la lengua activa –durante la clase se muestra en pantalla un mapa gustativo que ayuda a identificar sabor dulce, amargo, salado y ácido- y qué características se registran.

La tercera clase tiene como único protagonista al café espresso. El valor de la cantidad que se coloca en el porta filtro, su compactación y el tamaño de la molienda para lograr un resultado ideal. También los instructores de la academia explican cuáles son los errores que pueden provocar una sub extracción o, en caso contrario, sobre extracción. En la segunda mitad de la clase se hace una prueba con las máquinas de avanzada que tiene Central de Café. Mediante los métodos y técnicas explicados previamente, los alumnos prueban hacer un un espresso perfecto.

El cuarto encuentro se centra en la emulsión de la leche. En primer lugar se indica la posición de la lanceta dentro de la jarra que se utilizará y qué cosas no conviene hacer para lograr la mezcla correcta. Se enseñan técnicas previas –y casi obligatorias- para realizar antes de volcar la leche en la taza o recipiente que se utilice, como el golpe y el texturizado. Al igual que en la clase de anterior, también se realiza una práctica pero con un plus: se debe preparar un café espresso, emulsionar la leche, texturizarla y luego agregarla en una taza con la inclinación y habilidad indicada por los baristas.

El curso intensivo finaliza con un paneo general –con sus respectivas muestras preparadas en el momento- de las cartas que propone Central de Café para sus clientes. Por un lado la italiana, con los nombres de sus variantes de café y una tabla para que los participantes puedan completar según recipiente, cantidad de café, tiempo de extracción, cantidad de agua, leche, salsa y azúcar o edulcorante. Lo mismo con la carta Luggiani, la marca de salsas y syrups del lugar, excepto que en esta parte no hay cantidad de café sino diversidad de ingredientes.

El curso está liderado por un maestro barista que, además, recibe la colaboración del personal del lugar. Son tres horas diarias en las que se aprende mediante diapositivas que se van exponiendo pero también a través de la práctica. El lugar cuenta con un equipamiento profesional que permite ejemplificar cada una de las técnicas que se explican y probar el verdadero sabor del café.

Este curso representa el compromiso empresarial de Central de Café, que ofrece de forma gratuita , una capacitación laboral, con una rápida salida laboral.

Informes , calendario e inscripción en : https://goo.gl/79dC0E

Sobre Central de Cafe:

Central de café es el mayor proveedor de café de alta gama de la Argentina que llega a bares y restaurantes. Con un posicionamiento integral que abarca el proceso completo del café hasta llegar al consumidor: selección de materia prima de primera línea en el mercado internacional, tostado, comercialización, distribución, capacitación, tecnología en maquinas y mantenimiento. Central de Café nació en Buenos Aires en el año 2001, de la mano del emprendedor Jorge Puigrredón, con una inversión inicial de U$S 60.000 (sesenta mil dólares).

Central del Café ha crecido constantemente desde su fundación y a esta altura de su desarrollo dentro del mercado local se propone ser el democratizador de la máxima calidad; acercando el producto al público masivo y capacitando al público en general además de los especializados del sector, para ampliar el rango de alcance del conocimiento sobre el mundo del café.

Sobre la Academia de Maestros Baristas

La escuela nace en virtud de la maduración, del tiempo, de la experiencia y de estar atentos a las necesidades de nuestros clientes y abiertos al cambio permanente y al crecimiento constante. Porque buscamos la perfección, la excelencia, la máxima calidad. Queremos ser transmisores, capacitadores y voceros del saber pero queremos compartirlo y transmitirlo. Para que todos puedan ser partícipes y generadores. Para que todos puedan tomar y preparar un buen café.
Desde la Academia ponemos en movimiento nuestra propuesta de democratizar el café. La abrimos al público en general porque queremos que la gente aprenda. Que todos puedan tomar un buen café y que quienes quieran perfeccionarse puedan hacerlo de nuestra mano.

La Academia de Maestros Baristas es una propuesta totalmente innovadora en la Argentina, que comenzó siendo exclusiva y gratuita para empleados de los clientes (bares y restaurantes, principalmente) y que ahora abre sus puertas a los gastronómicos interesados en mejorar la calidad de su oferta en materia de café, incluida también la competencia, la que le haremos precios económicos para que también participen. Esta propuesta, única en la Argentina, cuenta con un exclusivo programa de desarrollo y formación profesional que incluye: tasting, teoría y Latte ART, entre otros contenidos transmitidos a lo largo de los tres niveles de la cursada.

La Academia de Maestros Baristas de Central de Café ya capacitó a dos mil personas en un año, entre los que se cuentan a personal calificado de los bares de Buenos Aires.
La preparación del barista y la calidad del producto son la combinación fundamental para alcanzar la perfección que se propone Central de Café. Además, el show detrás de la barra aporta un toque lúdico y atractivo para complementar el disfrute a través de los cinco sentidos. Sabores, aromas y texturas del café en interacción con los colores y sonidos generados durante la producción.

Sobre Jorge García Puigrredón

Proveniente de una familia de empresarios gastronómicos de Chile, Jorge García Puigrredón muy tempranamente se adentró y avanzó en ese fascinante mundo gourmet y del café. Además de la transmisión y entusiasmo familiar, tomó la decisión de alimentar su placer y su propio interés por este mundo que lo apasiona. Es un emprendedor que se siente desafiado a promover el movimiento y el cambio constante. Por eso busca transformar el entorno y transformarse a sí mismo siguiendo siempre el impulso de su espíritu inquieto para alcanzar sus metas.
Nació en Santiago de Chile y cuenta con una amplia trayectoria en el mundo de la gastronomía. Su cuna, su historia y su interés lo convirtieron en poseedor del background y el know how necesarios para crecer y posicionarse profesionalmente. Cursó la carrera de administrador hotelero en el Instituto Nacional de Capacitación Profesional (INACAP) donde también realizó Posgrados y especializaciones. A la temprana edad de 22 años ya era subgerente de un Hotel cinco estrellas en Chile. A ritmos acelerados ocupó y ascendió en niveles gerenciales dentro del sector, siendo gerente de operaciones de la multinacional chilena ARMARA, entre otras.
También fue Gerente General de Coffee Store, donde descubrió lo fascinante del mundo del café, analizó el nicho y detectó la posibilidad de mejorar y engrandecer la calidad de los productos que había en ese momento en el mercado.
Actualmente vive en la Argentina, país del que se enamoró desde que lo visitó por primera vez. Llegó en 1998 y en el año 2001, en plena crisis del país, decidió apostar por su sueño y encarar su nuevo emprendimiento, Central de Café. Hombre de negocios que asume riesgos y entiende que es cierto que en la crisis están las oportunidades, considera que la Argentina es un país con posibilidades para aquellos que se atreven ser diferentes, a correr el riesgo, a cambiar.
En ese contexto, habiendo detectado y analizado en profundidad el nicho de su interés, se lanzó a la tarea de concretar su sueño hasta convertirlo en la realidad exitosa que es hoy Central de Café.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)