¿Qué es la dislexia?

¿Qué es la dislexia?

La dislexia afecta a «entre un 10 y 15% de la población»

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que supone la dificultad para leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras (decodificación). La dislexia, que también se denomina «dificultad de lectura», afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

Las personas con dislexia tienen una inteligencia normal y, por lo general, también una visión normal. La mayor parte de los niños con dislexia puede tener éxito en la escuela con la ayuda de un tutor o de un programa de enseñanza especializado. El apoyo emocional también juega un papel importante.

Aunque la dislexia no tiene cura, la evaluación e intervención tempranas producen los mejores resultados. En ocasiones, la dislexia no se diagnostica durante años y permanece sin ser identificada hasta la adultez, pero nunca es tarde para buscar ayuda.

Uno de los trastornos de aprendizaje más frecuentes que afecta a los niños en edad escolar es la dislexia, por lo cual este sábado se celebra su día internacional para concientizar a la población.

La dislexia es una dificultad de aprendizaje de la lectura y la escritura en niños que no tienen una desventaja física, psíquica o sociocultural.

Las Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), entre ellas la dislexia, afectan a «entre un 10% y un 15% de la población», mientras que al menos uno de cada 10 niños con este trastorno tiene problemas escolares y «la mayoría no poseen un diagnóstico certero», afirmó este viernes María Arabetti, presidenta de Disfam Argentina.

Uno de los trastornos de aprendizaje más comunes que afecta a los niños en edad escolar es la dislexia, motivo por el cual este sábado se celebra su día internacional para concientizar a la población y se iluminará la Argentina y el mundo entero «de color azul turquesa», señaló Arabetti, quien también es mamá de un joven con DEA y maestra.

Esta asociación sin fines de lucro está integrada «por familias con hijos con dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje, adultos con este trastorno y profesionales tanto del ámbito de la educación como de la salud, preocupados y sensibilizados por estas dificultades invisibles y por las consecuencias emocionales que conllevan», detalló Arabetti.

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es «un trastorno de aprendizaje de la lectura y la escritura de carácter persistente y específico», que se da en niños que «no presentan ningún hándicap (desventaja) físico, psíquico, ni sociocultural», y cuyo origen «parece derivar de una alteración del neurodesarrollo».

En este sentido, los niños con dislexia manifiestan dificultades para «recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y analizar o clasificar los sonidos», explicó Arabetti.

Asimismo, muchas veces su lectura se caracteriza por «omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones, o adiciones, lentitud, variaciones y problemas de seguimiento visual, y déficit en la comprensión», agregó.

El principal problema que presenta la dislexia es que «no es compatible con nuestro sistema educativo», ya que «todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito» y por lo tanto «no pueden asimilar ciertos conocimientos por no llegar a su significado a través de la lectura».

De esta forma, las niñas y niños con dislexia «deben poner tanto esfuerzo en las tareas que tienden a fatigarse, a perder concentración, a distraerse», lo que suele interpretarse como «falta de interés sin comprender el sobreesfuerzo diario que realizan», aseguró Arabetti.

Por este motivo, desde Disfam Argentina buscan «hacer visible estas dificultades iluminando nuestro país y el mundo entero de color azul turquesa, porque cuando aprender duele algo está pasando y es muy importante hacerlo visible», concluyó.

Síntomas

Los signos de la dislexia pueden ser difíciles de reconocer antes de que tu hijo comience a ir a la escuela, pero hay algunas señales tempranas que pueden indicar un problema. Una vez que el niño alcanza la edad escolar, es posible que el maestro de tu hijo sea el primero en notar el problema. La gravedad varía, pero la afección suele volverse más evidente cuando el niño comienza a aprender a leer.

Antes de la escuela

Los signos que indican que un niño pequeño podría estar en riesgo de tener dislexia comprenden:

Tardar en comenzar a hablar
Aprender palabras nuevas a un ritmo lento
Problemas para formar palabras adecuadamente, como invertir los sonidos de las palabras o confundir palabras que suenan de forma parecida
Problemas para recordar o decir el nombre de las letras, los números y los colores
Dificultad para aprender canciones infantiles o jugar juegos de rimas

Edad escolar

Una vez que tu hijo esté en la escuela, es posible que los signos y síntomas de la dislexia se hagan más visibles, entre ellos:

Un nivel de lectura muy por debajo del que se espera para la edad
Problemas para procesar y comprender lo que escucha
Dificultad para encontrar la palabra correcta o formular respuestas a preguntas
Problemas para recordar secuencias de cosas
Dificultad para ver (y ocasionalmente escuchar) similitudes y diferencias entre letras y palabras
Incapacidad para pronunciar una palabra desconocida
Dificultad para deletrear
Tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir
Evitar actividades que conllevan leer

Adolescentes y adultos

Los signos de la dislexia en adolescentes y adultos son similares a los de los niños. Algunos de los signos y síntomas frecuentes de la dislexia en adolescentes y adultos son:

Dificultad para leer, incluso para leer en voz alta
Lectura y escritura lentas y dificultosas
Problemas para deletrear
Evitar actividades que conllevan leer
Mala pronunciación de nombres o palabras, o problemas para recordar palabras
Problemas para comprender bromas o expresiones que pueden no ser fáciles de entender a partir de palabras específicas (modismos), como «pan comido», que significa «fácil»
Tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir
Dificultad para resumir una historia
Problemas para aprender un idioma extranjero
Dificultad para memorizar
Dificultad para resolver problemas matemáticos