Economía del Conocimiento: Medidas para estimular las actividades.

Economía del Conocimiento

El Gobierno nacional anunció este lunes un conjunto de medidas para estimular el crecimiento de las actividades de la Economía del Conocimiento, entre las que se da libre disponibilidad del 20% de las divisas que ingresan al país por proyectos de inversión dirigidos a exportaciones, así como del 30% de las divisas fruto del incremento de las ventas al exterior, para destinar al pago de salarios.

Las medidas benefician a empresas que trabajan en los sectores de software, servicios profesionales, biotecnología, audiovisual, satelital aeroespacial, videojuegos y nanotecnología, entre otros, con el propósito estimular la generación de divisas y el empleo calificado mediante inversiones directas en infraestructura, bienes de capital y capital de trabajo, destinadas a la puesta en marcha de nuevos proyectos o ampliación de otros que involucren el desarrollo de actividades del sector.

En concreto, se creará el «Régimen de Fomento de las Inversiones para Exportaciones de las Actividades de la Economía del Conocimiento», que comprende la excepción del requisito de liquidación en el Mercado Libre de Cambios (MLC) de un importe equivalente al 20% de las divisas que ingresen por concepto de inversión extranjera directa superior a 3 millones de dólares.

Las empresas pueden adherir al nuevo Régimen hasta el 30 de junio de 2023 y cuentan con 24 meses para llevar a cabo las inversiones desde la aprobación del proyecto, prorrogables hasta por otros 2 años.

Massa: nuevas medidas apuntan a que la economía del conocimiento exporte US$ 10.000 millones en 2023

El beneficio puede ser aplicado a: el pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior; el pago de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados; a la repatriación de divisas de no residentes, o a las inversiones alcanzadas por el Régimen.

El segundo beneficio está dirigido a empresas inscriptas y aprobadas en el Régimen de Promoción de Economía del Conocimiento (RPEC), para que puedan acceder a un monto de libre disponibilidad de dólares, equivalente al 30% de las divisas que ingresan por las exportaciones netas incrementales realizadas, para ser aplicadas al pago de las remuneraciones de personal en relación de dependencia.

De esta manera, se suma a los estímulos fiscales que ofrece la Ley de Economía del Conocimiento para las empresas inscriptas en el Régimen, que ya son más de 540 –de las que 327 son exportadoras–, las cuales acceden a un bono de crédito fiscal correspondiente al 70% de la reducción de las contribuciones patronales del personal dedicado a dichas actividades; y una reducción de impuesto a las ganancias de 60%, 40% y 20%, según el tamaño de la empresa.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que se firmará en los próximos días, también flexibiliza el uso del mencionado bono de crédito fiscal para las cargas patronales de las empresas inscriptas en el RPEC, cuyas exportaciones representen al menos el 70% de su facturación anual, para que puedan transferirlo por única vez, con lo que se genera un mayor incentivo para el crecimiento de las firmas que prestan servicios al exterior.

Beneficios

En palabras de Sujarchuk, a través de un DNU el Gobierno creará un Régimen de Fomento de las Inversiones para Exportaciones de las Actividades de la Economía del Conocimiento que permitirá a las empresas del sector «que realicen inversiones superiores a los u$s3 millones a estar exceptuadas de liquidar el 20% de las divisas en el mercado de cambios, cuando dicha inversión esté destinada a la generación de nuevos negocios o radicación de nuevas empresas».

Además, el secretario señaló que el régimen «prevé beneficios para quienes generen una libre disponibilidad del 30% de las divisas por incrementos de las exportaciones» y resaltó que ambos beneficios son acumulables.

Por otro lado, confirmó que avanzarán con un pedido de las empresas del sector, ya que se habilitará a las que no hayan utilizado el bono de crédito fiscal que otorga el régimen de la promoción a que puedan transferirlo a otra empresa por única vez. Según dijo Sujarchuk, el objetivo es que «este beneficio que ha dado el Estado a través del Congreso lo puedan utilizar todas las empresas».

Aquellas empresas que cuenten con los requisitos para acceder al nuevo Régimen, podrán hacerlo hasta el 30 de junio de 2023. Una vez aprobado el proyecto presentado por la compañía, contarán con 24 meses para llevar a cabo las inversiones, período prorrogable por hasta por otros 2 años.

Además, el beneficio podrá ser aplicado al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior, el pago de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados, a la repatriación de divisas de no residentes o a inversiones alcanzadas por el Régimen.

A su turno, Massa manifestó que la decisión de impulsar este programa de incentivos y beneficios en la Economía del Conocimiento «tiene un impacto en los números» y puntualizó que el Gobierno aspira «a que este sector exporte en 2023 u$s10 mil millones y se consolide como el tercer complejo exportador de la Argentina». Y agregó que uno de los propósitos del programa de incentivos tiene que ver con que la marca de reconocimiento que tiene el país a nivel regional respecto al capital humano «se transforme en algo permanente».

Por ese motivo, el intendente de Escobar en uso de licencia señaló que en el Presupuesto 2023 «se aumentó en 200% el bono fiscal» para las empresas del sector y destacó que en el tiempo que lleva Massa como ministro se logró resolver el retraso que había sobre dicho tema.

Siguiendo esa línea, el propio ministro explicó que «la idea de multiplicar por tres la cantidad de compañías que accedan a beneficios fiscales (busca) poder multiplicar nuestra capacidad exportadora y de producción de conocimiento». Y con ello, que se puedan pagar mejores sueldos «para que nuestros genios, nuestros talentos, puedan quedarse acá teniendo salarios competitivos a nivel regional».

En ese sentido, Massa enfatizó que el decreto plantea «reconocer que la elegibilidad que hay sobre la Argentina por nuestras universidades, por nuestro esfuerzo presupuestario invirtiendo en ciencia y tecnología, por las empresa públicas y privadas, que juegan un rol importante, y por el enorme esfuerzo de innumerables empresas que dan mucho trabajo, que dan mucho contenido y generan mucha exportación y que no tienen tanta marca. Lo mejor que tiene Argentina para vender al mundo es el talento de los argentinos».

Apoyo empresario

Quien también habló en la conferencia de esta tarde fue Sergio Kaufman, presidente de Accenture Argentina y del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), quien valoró el anuncio y remarcó la evolución del sector en el último tiempo, el cual registró «un crecimiento muy importante».

“Hace un año estábamos exportando u$s6200 millones por año. En los últimos 12 meses estamos a un ritmo de u$s7400 millones. Hay un crecimiento importante», dijo y agregó: «Todos acá tenemos el compromiso para crecer. Exportar y dólares son las palabras del momento, pero empleo formal también».

Sergio Candelo, Presidente de la Cámara del Software (CESSI), también dijo presente en los anuncios de esta tarde. «Para nosotros estar en este momento es algo que nos pone muy contento», enfatizó.

«Nuestra industria en 2002 empleaba a 20 mil personas y exportaba u$s20 millones de dólares. Hoy tenemos más de 140 mil empleos y aparte es la industria que más crecimiento tuvo en 2021, con más de 15.000 puestos de trabajo», dijo Candelo.

Respecto a las medidas, señaló que lo que marcan «es el apoyo que estamos teniendo durante tantos años, de pensar estratégicamente a este sector ayudando a que crezca. Lo de hoy es un paso más para dar cuenta que el conocimiento puede ser un gran futuro para la Argentina».