NOTICIAS NEWS URGENTE

Las escápulas, o omóplatos

Las escápulas, o omóplatos, son huesos triangulares ubicados en la parte superior de la espalda que desempeñan un papel crucial en la estabilización y el movimiento de los hombros. En atletas de alto rendimiento, es fundamental mantener la salud y la funcionalidad de las escápulas para prevenir lesiones y optimizar el rendimiento deportivo.

Aquí tienes algunas estrategias para elongar y fortalecer las escápulas, así como las lesiones más comunes asociadas con ellas:

Elongación de las Escápulas:

  1. Estiramientos dinámicos de hombros: Realiza movimientos circulares y de rotación con los brazos para promover la movilidad de las escápulas y los hombros.
  2. Estiramientos de los músculos de la espalda: Incluye estiramientos para los músculos trapecio, romboides y deltoides posteriores para liberar la tensión en la zona de las escápulas.
  3. Movimientos de apertura de pecho: Ejercicios como estiramiento del cobra o abrir los brazos lateralmente pueden ayudar a elongar los músculos del pecho y liberar la tensión que afecta a las escápulas.

Fortalecimiento de las Escápulas:

  1. Ejercicios de retracción de escápulas: Incluye ejercicios como las filas con barra o con mancuernas, así como las dominadas, para fortalecer los músculos que realizan la retracción de las escápulas.
  2. Elevaciones de hombros: Realiza elevaciones de hombros con pesas para fortalecer los músculos trapecio y deltoides.
  3. Estabilización de las escápulas: Incorpora ejercicios que desafíen la estabilidad de las escápulas, como las planchas o los ejercicios de tabla lateral, para fortalecer los músculos estabilizadores de la zona.

Lesiones Comunes de las Escápulas en Atletas de Alto Rendimiento:

  1. Dolor y tensión muscular: La tensión excesiva en los músculos de la espalda y los hombros puede provocar dolor y molestias en la zona de las escápulas.
  2. Síndrome del hombro doloroso: Esta condición se caracteriza por dolor en la zona del hombro y puede estar relacionada con disfunciones en la estabilidad de las escápulas.
  3. Lesiones por sobreuso: El uso repetitivo de los hombros y la espalda en deportes como el lanzamiento, la natación o el levantamiento de pesas puede llevar a lesiones por sobreuso en los músculos y estructuras que rodean las escápulas.
  4. Desequilibrios musculares: Los desequilibrios en la fuerza y la flexibilidad de los músculos que rodean las escápulas pueden aumentar el riesgo de lesiones y afectar el rendimiento deportivo.

Para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento, es importante incluir tanto ejercicios de elongación como de fortalecimiento en el programa de entrenamiento de los atletas de alto rendimiento, además de mantener una técnica adecuada durante la práctica deportiva y realizar un adecuado calentamiento y enfriamiento antes y después de la actividad física. En caso de experimentar dolor persistente u otras molestias en la zona de las escápulas, es recomendable consultar a un profesional de la salud, como un fisioterapeuta o un médico deportólogo, para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuados.


En el mundo del tango, las escápulas desempeñan un papel importante en la postura, el movimiento y la conexión entre los bailarines. El tango es una danza que requiere una buena técnica y una sólida conexión entre los bailarines para lograr una comunicación fluida y expresiva durante la danza. Las escápulas, como parte integral de la estructura corporal, contribuyen significativamente a estos aspectos. Aquí hay algunas formas en las que las escápulas influyen en el tango:

  1. Postura y alineación: Las escápulas juegan un papel crucial en la postura del cuerpo durante el tango. Mantener las escápulas en una posición adecuada y alineadas ayuda a mantener una postura erguida y una conexión adecuada entre los bailarines. Una buena postura también facilita el equilibrio y la estabilidad durante los movimientos.
  2. Movimiento de los brazos: Durante el tango, los brazos están constantemente en movimiento, ya sea en posición abrazada o en movimientos decorativos. Las escápulas permiten una movilidad adecuada de los brazos al estabilizar y guiar los movimientos del hombro. Los bailarines utilizan los músculos que rodean las escápulas para controlar la amplitud y la fluidez de los movimientos de los brazos, lo que contribuye a la elegancia y la expresividad de la danza.
  3. Conexión entre los bailarines: En el tango, la conexión entre los bailarines es fundamental para liderar y seguir los movimientos con precisión. Las escápulas desempeñan un papel importante en esta conexión al proporcionar puntos de contacto y referencia entre los cuerpos de los bailarines. Los bailarines utilizan la tensión y el movimiento de las escápulas para comunicar señales sutiles y mantener una conexión constante durante la danza.
  4. Expresión y comunicación corporal: El tango es una danza altamente expresiva que se basa en la comunicación corporal entre los bailarines. Las escápulas son una parte clave de esta comunicación, ya que transmiten emociones y sensaciones a través de su movimiento y posición. Los bailarines utilizan las escápulas para expresar la intensidad, la pasión y la emotividad de la música y la danza, creando una experiencia visual y emocional para el espectador.

En resumen, las escápulas desempeñan un papel fundamental en el tango al influir en la postura, el movimiento y la conexión entre los bailarines. Una comprensión adecuada de la función de las escápulas y su integración en la técnica de baile puede mejorar la calidad y la expresividad de la danza del tango.