¿Para qué es necesario el sueño?

No duermas con la bruja: Dormir en pareja podría ser perjudicial para la salud. En la antigua Roma, las camas matrimoniales eran un lugar exclusivo para el encuentro sexual, pero no para dormir.

Hasta la primera mitad de nuestro siglo, se pensaba que el sueño era un proceso pasivo producido por una disminución de la actividad cerebral. El sueño es un proceso activo durante el cual disminuye la temperatura corporal, baja la tensión arterial y la frecuencia cardiaca entre otras funciones pero durante el cual el cerebro “trabaja” y en ocasiones es difícil de dominar.

Durante las 8 horas de sueño nocturno al ser humano alterna entre dos estadios diferentes llamados sueño REM y sueño NREM que se alternan en ciclos de duración entre 90 y 120 minutos. Una noche típica tiene entre 4 y 5 ciclos. Cada ser humano, desde la más corta edad, posee un ciclo de sueño específico como tiene unas huellas dactilares específicas.

Sueño en Fase NREM:

Comprende a su vez varios estadios

Estadio 1: Sueño superficial.
Características: Fácil despertar. Los ojos se mueven lentamente por debajo de los párpados cerrados . Respiración calmada y Frecuencia cardiaca lenta. Existen algunos movimientos groseros en busca de posiciones cómodas. La situación todavía se relaciona con los problemas diurnos. Después de 10 minutos en este sueño no se recuerda lo que se ha escuchado, leído o preguntado justamente antes de dormirse.

Estadio 2: Sueño profundo.
Características: Ondas cerebrales típicas con los llamados complejos K. Ausencia de movimientos oculares. Frecuencia Cardiaca lenta con alguna arritmia. Los sueños son raros y no se suelen recordar.

Estadio 3-4: Sueño muy profundo.
Características: Presencia de ondas delta cerebrales. Ausencia de movimientos oculares. Frecuencia Cardiaca y Frecuencia Respiratoria muy lenta. Ausencia de sueños.

Sueño en fase REM:
También llamado sueño paradójico. Presencia de movimientos rápidos de los ojos (Rapid Eye Movements).
La Frecuencia cardiaca y la respiración son irregulares. El cuerpo está paralizado a excepción de pequeños músculos periféricos y pequeñas sacudidas. Presencia de sueños emocionales activos. Sucede al final de la noche.
En los diferentes estadios no sólo se producen cambios respiratorios, cerebrales o cardiacos si no todo un complejo reajuste de nuestro sistema biológico.

Una pequeña estructura del cerebro, llamada núcleo supraquiasmático, sensible a la presencia o ausencia de luz determina la presencia del llamado ritmo circadiano o reloj biológico que dura alrededor de 24 horas que hace que el sueño y la vigilia se alternen durante el día y la noche. Cuanto más tiempo está una persona despierta mayor es su necesidad de sueño, de forma que la necesidad de dormir se acumula durante la vigilia.

¿Para qué es necesario el sueño?

Nuestro sistema inmunitario emplea el tiempo de sueño para regenerarse. Dormir bien o mal es tan importante como llevar una buena alimentación. Tanto a nivel físico como psicológico, un mal descanso tiene consecuencias negativas sobre el cuerpo y el cerebro, además de que favorece el desarrollo de enfermedades.

Si se tienen dificultades para dormir, es recomendable salir de la cama y volver a los 15-20 minutos, la razón de esta recomendación es que si se permanece en la cama despierto, no solo se incrementan la frustración y el nerviosismo, sino que el cerebro aprende que en la cama se puede estar despierto y por tanto se amplifica el insomnio.

Durante el sueño profundo el cuerpo prácticamente bloquea todos sus sentidos. Cae la frecuencia cardíaca, bajan el ritmo respiratorio y la presión arterial disminuyen y se libera la hormona del crecimiento. Esta hormona es la responsable de organizar la reparación de los tejidos dañados a lo largo del día.

Bookmark and Share