¿Qué es pindonga? y ¿Qué es cuchuflito?

Compartí :-) .

Las marcas “pindonga” avanzan y ya representan el 42,8% del mercado, pero nos detenemos en su significado y su significante.




Si bien la gramática es un estudio antiguo, el enfoque no tradicional de la lingüística moderna tiene varias fuentes. Una de las más importantes la constituyen los Neogrammatiker, que inauguraron la lingüística histórica e introdujeron la noción de ley en el contexto de la lingüística y que en particular formularon diversas leyes fonéticas para representar el cambio lingüístico. La lingüística es el estudio científico tanto de la estructura de las lenguas naturales y de aspectos relacionados con ellas como de su evolución histórica, de su estructura interna y del conocimiento que los hablantes poseen de su propia lengua. Creo… que nos pusimos muy serios.

Según la definición brindada por Internet o por el ferretero amigo, “pindonga” es un nombre femenino de un coloquial despectivo que significa “mujer que está poco tiempo en casa y lleva una vida irregular o inmoral”.

Se lo usa para designar un objeto pequeño del que no se conoce el nombre o no se lo recuerda en ese momento, es muy usado en ferreterías o casas de electricidad para determinar una marca berreta o poco conocida.

Según la definición brindada por Internet o por el ferretero amigo, “pindonga” es un nombre femenino de un coloquial despectivo que significa “mujer que está poco tiempo en casa y lleva una vida irregular o inmoral”, es decir, si la mina es muy pindonga, es “fácil”, pero desde el lado de la mujer “pindonga” es el opuesto a la mujer castrada por su papá ó marido y que no disfruta de su cuerpo y de su sexualidad. Es decir una mujer libre que disfruta y no anda rezando y comiendo ostias.

Ser una Pindonga es una mujer fálica (concepto machista). Por ejemplo mujeres “pindongas” son lo opuesto a las mujeres que leen y escriben en Clarín o leen y escriben en el diario gorila por excelencia “La Nación”. Una mujer “pindonga” es una mujer muy feliz.

Una mujer pindonga disfruta de su cuerpo y de su sexualidad sin lugar a dudas. Es el opuesto a mujer castrada de Palermo o Barrio Norte que la vemos comprando en supermercados de primera línea marcas “pindongas” por la crisis.

Según Belén, traductora vecina de Palermo, Pindonga es “algo indefinido, para aludir a que no se sabe de que se esta hablando”, en italiano lunfardo castellanizado sería “catzo” y en ingles “I don´t know what the heck” ó “que carajo”.

En cuanto a cuchuflito: “Sustantivo. Se lo usa para designar un objeto pequeño del que no se conoce el nombre o no se lo recuerda en ese momento. Sinónimo en ese sentido: perinola”. En ingles cuchuflito podría traducirse como “whatchamacallit” ó “gizmo”.

Lo real de la realidad es que en porteño “pindonga” se usa para decir “chupame la pingonga”, para no decir, “absorbeme el miembro erecto masculino” ó simplemente para determinar una marca de un producto que “no lo conoce ni el loro”.

Es decir, el coloquial porteño y exitoso: “Fuí a comprar a la ferretería una herramienta marca pindonga para arreglar el cuchuflito de la cocina”.

Cuando la política entra en el lenguaje, los periodistas tenemos que escribir “forradas como estas”, por que los textos forman parte del capitalismo salvaje del lingüista.

La semana pasada, Cristina Kirchner se había quejado de que la crisis obliga a los argentinos a consumir productos de menor calidad, a los que englobó como “marcas pindonga y cuchuflito” y produjo una catarata de especulaciones políticas en sus detractores de barrio cerrado acostumbrados a las primeras marcas.

El avance de la quinta columna revoluconaria.
Pindonga y Cuchuflito

El objetivo de la lingüística teórica es la construcción de una teoría general de la estructura de las lenguas naturales y del sistema cognitivo que la hace posible, es decir, las representaciones mentales abstractas que hace un hablante y que le permiten hacer uso del lenguaje. El objetivo es describir las lenguas caracterizando el conocimiento tácito que de las mismas tienen los hablantes y determinar cómo estos las adquieren.

Las segundas y terceras marcas lograron un fuerte avance en ventas en el último año y ya representan el 43% del consumo, en medio de la recesión, según un estudio de una consultora privada.

Conocidas también como “marcas blancas”, muchas surgieron durante la crisis del 2001, y lograron ganarse un lugar.

El tema del consumo de segundas marcas volvió a concentrar el interés luego de que la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, Cristina Kirchner, se quejó de que la crisis económica obliga a los argentinos a consumir productos de menor calidad, a los que englobó como “marcas pindonga y cuchuflito”.

Marca Pindonga o Cuchuflito

Desde 2016 a 2019 las marcas mayoristas y económicas pasaron de una participación del 32,6% al 42,8% en unidades, y del 21,5% al 27,7% en facturación.

Dentro del TOP 3 de categorías con mayor participación de segundas marcas están el puré de tomates (38%), las conservas (26%) y los enlatados de pescado (13%). En medio de la recesión, las únicas marcas que crecen son las más baratas.

Un relevamiento muestra que en los últimos tres años las ventas en unidades de las marcas caras cayeron 3,8%, mientras que las de precio medio se redujeron 6,5%, cuando las marcas baratas aumentaron 9,7%.

METER EL PERRO A LO GRANDE
Ahora vamos a ver que es totalmente falso eso de las segundas marcas, ya que las fabrican las primeras marcas para pagar menos impuestos.

METER EL PERRO

METER EL PERRO PERO EN ACEITE

METER EL PERRO EN MAYONESAS

METER EL PERRO EN LECHE

METER EL PERRO EN ACEITE

METER EL PERRO EN FIDEOS

error: En que podemos ayudarte?