Recomendaciones nutricionales para prediabéticos.

Compartí :-) .

Recomendaciones nutricionales para prediabéticos
Dra. Hania González Terrones, Médico con Especialidad en Nutrición Clínica

En el marco del Día Mundial de la Diabetes que tiene lugar cada 14 de noviembre, y cuyo lema este año es “Protege a tu familia”, es importante dedicar un espacio para hablar de las personas con prediabetes. La prediabetes es una alteración del metabolismo que puede caracterizarse por niveles de glucosa en ayuno entre 100-125 mg/dL o niveles de insulina basal elevados (hiperinsulinemia). Esta alteración predispone al desarrollo de diabetes; sin embargo, dando el tratamiento nutricional oportuno y favoreciendo el ejercicio puede revertirse y curarse.

Los factores de riesgo principales para desarrollar prediabetes son:

* Sobrepeso y obesidad
* Sedentarismo
* Dieta alta en calorías, alta en carbohidratos y azúcares, alta en grasas saturadas y trans
* Aumento de la grasa visceral e hígado graso

La nutrición es uno de los pilares en el tratamiento de la prediabetes. Las recomendaciones nutricionales para tratarla son:

1. Mantener un peso saludable. Se pueden prescribir dietas hipocalóricas o restrictivas que ayuden al paciente a perder el exceso de peso y grasa. Siempre complementadas con ejercicio.
2. Dieta baja en carbohidratos. Se recomienda que, del total de las calorías, los carbohidratos representen entre 40-45%.
3. Carbohidratos de bajo índice y carga glucémica. Son carbohidratos ricos en fibra, o que tienen bajas cantidades de azúcares. Los azúcares añadidos, las harinas blancas y las harinas refinadas deben consumirse con moderación. Para seguir disfrutando de los sabores dulces se puede sustituir el azúcar por edulcorantes no calóricos.
4. Grasas buenas. Las grasas que se recomiendan en pacientes con prediabetes son las grasas omega 9 (provenientes del aceite de oliva) y las grasas omega 3 (provenientes de pescados). También puede incluirse una cantidad moderada de grasas omega 6 (provenientes de aceites vegetales). Se deben evitar las grasas saturadas (de origen animal) y las grasas trans (alimentos fritos o empalizados)
5. Proteínas suficientes y de alta valor biológico. Se recomienda una variedad de proteínas magras de origen animal y proteínas de origen vegetal
6. Suficientes micronutrientes. Se debe garantizar la cantidad y variedad adecuada de vitaminas y minerales. En caso de que no se cubran los requerimientos necesarios con la dieta se pueden agregar suplementos multivitamínicos y minerales.
7. Suficiente fibra. Se recomienda ingerir al menos 14 gr de fibra por cada 1,000 kcal en la dieta. Lo ideal es combinar fibras solubles con insolubles; incluir inulina, avena, frutas y verduras, linaza, entre otras)
8. Favorecer una adecuada hidratación. En promedio se deben consumir al menos entre 30-40 ml de líquidos por cada kilogramo de peso.
9. Se recomienda hacer 5 comidas al día; 3 comidas principales y 2 colaciones.

Por último, es importante señalar que todas las recomendaciones nutricionales deben individualizarse en cada paciente, y siempre supervisadas por un experto en nutrición.

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999