Bañista se exhibió en el Salón de 1757, obra de Étienne-Maurice Falconet en el Jardín Botánico.

Compartí :-) .

Bañista

Reproducción en mármol del escultor francés Mauricio Esteban Falconet (1716-1791). Étienne-Maurice Falconet

Bañista

Representa un desnudo femenino que apoya su mano izquierda sobre un tronco talado mientras la mano derecha sostiene un velo que la cubre pudorosamente. De líneas delicadas, es una obra magnífica en su composición.

Donada por la Sra. María M. Pedemonta, estuvo emplazada en el Parque Tres de Febrero hasta el 29 de diciembre de 1944. En junio de 1965 se trasladó a los depósitos del Departamento Monumentos y Obras de Arte para restaurarla en base antiguas fotografías, ya que la cabeza había sido rota y robada.

Finalmente, el 3 de setiembre de 1970, se colocó en el Jardín Botánico.

CRONICA

El hombre que amaba a la Bañista

En el jardín Botánico de Palermo sucedió algo parecido, pero no con el escultor de la estatua, sino con su cuidador. Don Osvaldo por más de treinta años se ocupó del mantenimiento de las estatuas, pero tenía una profunda predilección por una de ellas: La Bañista (reproducción en mármol del escultor francés Mauricio Esteban Falconet) Primero comenzó como un enamoramiento, pero según sus compañeros, con el tiempo se transformó en un profundo amor. No había día en el que Osvaldo no dejase una rosa sobre la Bañista. De hecho, sus días francos se hacía presente en el jardín para dejarle la flor. Osvaldo murió en el 2016. Sus compañeros sueñan con una estatua de Osvaldo junto a la bañista, una estatua de un hombre dejando una flor.

Étienne-Maurice Falconet

Étienne Maurice Falconet (París, 1 de diciembre de 1716 – 24 de enero de 1791), fue uno de los principales escultores de estilo rococó franceses, siendo Madame de Pompadour su mecenas. Influido por la escuela barroca de la que puede ser considerado un maestro, Falconet aparece, en determinados aspectos, como un escultor neoclásico. Su obra más célebre es la estatua ecuestre de Pedro el Grande, llamada el «Caballero de Bronce», en San Petersburgo.

Falconet nació en una familia pobre parisina oriunda de Bugey. Al principio, fue aprendiz con un carpintero, pero algunas de las figurillas en cuya elaboración se entretenía durante el tiempo libre, llamaron la atención del escultor Jean-Baptiste Lemoyne, quien le convirtió en alumno suyo. Falconet pudo así desarrollar sus dotes, atrayendo la atención de la marquesa de Pompadour que le encargó numerosas obras. Una de sus primeras esculturas que tuvo más éxito fue la de Milón de Crotona, que le aseguró su admisión en la Academia de Bellas Artes en 1754.

Llamó la atención del público en los salones de 1755 y 1757 con sus mármoles de L’Amour y la Nymphe descendant au bain (también llamada «La bañista»), que actualmente se encuentra en el Louvre. En 1757 Falconet fue nombrado director del taller escultórico de la nueva Manufacture royale de porcelaine en Sèvres, donde aportó nueva vida a la manufactura de pequeñas esculturas en porcelana de pasta blanda no vidriada que habían sido una especialidad de la predecesora de la manufactura de Sèvres, Vincennes.

La influencia del pintor François Boucher y del teatro y ballet contemporáneos quedan igualmente en evidencia en los temas de Falconet, y su estilo dulce, elegantemente erótico, de alguna manera tímido. Ya para empezar, Falconet creó para Sèvres un conjunto de figurillas de mesa elaboradas en biscuit (porcelana sin esmaltar) blanco de putti (los Enfants de Falconet), ilustrando las Artes, que pretendían complementar los servicios de mesa de gran gala de la manufactura. La moda de estas esculturillas ornamentales se extendió a la mayor parte de las manufacturas de porcelana de Europa.

Permaneció en su puesto de Sèvres hasta que fue invitado a Rusia por Catalina la Grande en septiembre de 1766, por recomendación de Melchior Grimm y de Diderot. En San Petersburgo ejecutó, tardando 12 años, una estatua colosal de Pedro el Grande en bronce, conocido como el Caballero de Bronce, junto con su alumna e hijastra Marie-Anne Collot. En 1788, de vuelta a París, se convirtió en director de la Academia de Bellas Artes, y realizó numerosas obras: Moïse et David («Moisés y David»), para la iglesia de San Roque (Saint-Roch), en París, Pygmalion («Pigmalión»), Alexandre («Alejandro»), l’Hiver («El invierno»), la Mélancolie («La melancolía»), l’Amour menaçant («Cupido amenazador»), etc. Muchas de las obras religiosas de Falconet, encargos de diversas iglesias, fueron destruidas en época de la Revolución francesa. Sus encargos privados sobrevivieron mejor.

Encontró tiempo para estudiar griego y latín, y también escribió varios folletos sobre arte: Denis Diderot le encargó el capítulo sobre «Escultura» de la Encyclopédie, publicado separadamente por Falconet como Réflexions sur la sculpture en 1768. Tres años más tarde, publicó Observations sur la statue de Marc-Aurèle, que puede interpretarse como el programa artístico para su escultura de Pedro el Grande. Los escritos de Falconet sobre arte, sus Oeuvres littéraires alcanzaron los seis volúmenes cuando se publicaron por vez primera, en Lausana, en 1781-1782.

El encanto rococó algo engalanado y demasiado fácil se ganó la crítica de la Enciclopedia Británica del año 1911: «Sus producciones artísticas se caracterizan por los mismos defectos que sus escritos, puesto que aunque ponen de manifiesto considerable inteligencia y bastante poder de la imaginación, muestran en muchos casos un gusto falso y fantástico, resultado, muy probablemente, de un excesivo esfuerzo por alcanzar la originalidad.»

En 2001/2002, cuando el Musée de Céramique de Sèvres organizó una exposición de la producción de Falconet para la manufactura de Sèvres, 1757 – 1766, se subtituló «l’art de plaire» («el arte de gustar».)

Fue el maestro y el padrastro de la escultora Marie-Anne Collot, que esculpió su retrato, actualmente en el museo de Bellas Artes de Nancy.

BANISTA Francia, siglos XVII y XVIII

Bañista o ninfa bajando al baño

Falconet capta el momento en que la mujer despierta en la joven. Esculpe una figura sensual y modesta. Las líneas puras de este cuerpo esbelto, el gesto grácil del pie avanzando helado hacia el agua, evocan la inocencia algo tímida del bañista. Las sutiles modulaciones del mármol dan un estremecimiento a la carne.

El escultor representa el momento antes del baño: la joven se estremece de puntillas al sentir la frescura del agua. Este grácil gesto está inspirado en el Bañista pintado en 1724 por François Lemoyne (autor de grandes decoraciones como el Salón de Hércules de Versalles), difundido mediante grabado.
Falconet captura el momento en que la mujer despierta en la joven y así define un nuevo canon femenino, que permeará sus obras posteriores e influirá en sus contemporáneas.

El cuerpo es delgado y alargado, las caderas estrechas, los hombros caídos, el pecho emergente. La cabeza es delgada y el óvalo de la cara se alarga en un triángulo. El peinado está inspirado en lo antiguo: el cabello peinado hacia atrás por encima de la cabeza está separado por una raya central. Sedujo a Madame du Barry, favorita de Luis XV, quien en 1772 le pidió a Augustin Pajou que la retratara con su cabello en este estilo.

Completamente desnudo, el bañista no es descarado. La pureza de las líneas, la moderación de la pose (se inclina levemente para mover el pie hacia adelante pero se mantiene erguido), el sencillo y grácil porte de los brazos evitan cualquier vulgaridad y mantienen una cierta distancia del espectador. Sus ojos abatidos lo hacen parecer ingenuo.

La estatuilla, sin embargo, no es ni fría ni inerte. El leve balanceo que equilibra el balanceo lateral de los brazos le da un movimiento de danza. Falconet imprime sobre todo el sentimiento de la carne: el suave pulido del mármol sugiere la textura de la piel y el temblor de la epidermis.

Reproducido a voluntad

La Ninfa se exhibió en el Salón de 1757, cuando Falconet recibió el encargo de dirigir la escultura en la fábrica de Sèvres y vestir allí un género más noble. Tuvo tanto éxito que fue duplicado, por el mismo Falconet o por otros escultores como Jean-Pierre Antoine Tassaert, flamenco formado en París, que se convirtió en escultor del rey de Prusia en 1774. Reproducido por numerosos elencos , era de 1758 distribuida en bizcocho.
La copia del Louvre es un ensayo de autógrafos en mármol de la colección de Mme du Barry en Louveciennes, donde estaba junto a la Venus de Christophe-Gabriel Allegrain saliendo del baño (Louvre), formando un interesante contraste. Tomada durante la Revolución, la estatuilla entró en el Louvre antes de 1855.

Las tensiones de un escultor

El éxito de Falconet en esta especie de estatuilla asombra en un artista austero, amigo de Diderot, que reflexiona y escribe sobre su arte, al que asigna un objetivo moral. Ilustra la tensión del escultor entre sus ambiciones y sus patrocinadores. Protegido por Madame de Pompadour (1721-1764), primera favorita de Luis XV (hermana del marqués de Marigny, directora de los Edificios del Rey y mecenas de las artes), cambió de profesión para adaptarla a las exigencias de una corte. sensible a la elegancia decorativa.

Aprobado por la Real Academia de Pintura y Escultura: Francia 1744

Etienne-Maurice Falconet produjo numerosos grupos y retratos para la marquesa de Pompadour. Ahora famoso por su estatua de Pedro el Gran Almirantazgo en San Petersburgo (1766-1778), tuvo mucho éxito con su grupo Pigmalión y Galatea exhibido en el Salón de 1763.

En el Museo del Louvre

Pigmalión y Galatea
Escultura
Etienne-Maurice Falconet

Bañista
Escultura
Etienne-Maurice Falconet
(aprox. de 1757 a 1760)

La música
Escultura
Etienne-Maurice Falconet
(1740)

Amor amenazador
Escultura
Etienne-Maurice Falconet
(de 1755 a 1757)

Milon de Croton
Escultura
Etienne-Maurice Falconet
(1772)

Flora
Escultura
Etienne-Maurice Falconet
(aprox. de 1750 a 1775)

error: En que podemos ayudarte?