Chimpancés del Ecoparque serán trasladados a un santuario en el Reino Unido

Los dos chimpancés del Ecoparque porteño, Sasha y Kangoo, serán trasladados a fin de mes a un santuario en el Reino Unido donde podrán relacionarse con otros ejemplares de su especie, y por este motivo realizan un entrenamiento para el viaje que incluye «estímulos positivos» con porciones de su comida favorita, señalaron  sus cuidadores.

¡Los chimpances del Ecoparque van a ser trasladados! Sasha de 24 años y su hijo Kangoo de 15 años van a ser derivados al Monkey World Ape Rescue Centre en Reino Unido. ¡Allá van a poder vivir con más individuos de su especie en un centro especializado en primates!


Veterinarios, cuidadores y un equipo especializado del Ecoparque están trabajando hace meses para prepararlos de la mejor manera para el traslado. ¡Estos procesos llevan mucho tiempo y esfuerzo y estamos muy contentos de que cada vez falta menos!

La historia de los chimpancés del Ecoparque que ahora serán libres en el Reino Unido

Los chimpancés Sasha y su hijo Kangoo serán trasladados del Ecoparque porteño al Monkey Word Ape Rescue Centre ubicado en el Reino Unido para su readecuación.

El Ecoparque de la Ciudad mudó a los chimpancés Sasha, de 24 años, y su hijo Kangoo, de 15, al Monkey Word Ape Rescue Centre ubicado en Longthorns, Warehamen, Reino Unido, a pocos kilómetros de Londres. Ambas especies son oriundas del viejo zoológico y con este desplazamiento ya suman 927 animales derivados desde el año 2016.

Sasha y Kangoo forman parte del grupo «Pan troglodytes» y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) tiene planificado desde diciembre este viaje a una zona privada y especial. En cuanto a su alimentación, tienen diferentes dietas a base de frutas, verduras, huevos, semillas y hasta insectos.

Hoy en día, ambas criaturas cuentan con buena salud, son revisados por especialistas periódicamente bajo entrenamiento y llegaron a tener buena comunicación con sus cuidadores. También aceptan ser atendidos por los veterinarios y los tratamientos a través de un refuerzo positivo.

Frente a esto, el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, se mostró «muy contento» de anunciar que estos dos chimpancés, nacidos y criados en el ex zoológico de Buenos Aires, «van a estar libres, disfrutando y jugando en uno de los santuarios naturales más prestigiosos del mundo».

«Esta liberación es parte del cambio de paradigma que impulsamos con la transformación del Ecoparque. Además de concientizar sobre la biodiversidad y el cuidado del ambiente, trabajamos para derivar a los animales que están en condiciones a santuarios naturales», agregó.

En este marco, el funcionario expresó que «los chimpancés son muy sociables. Su traslado significa un nuevo desafío porque siempre vivieron juntos» y explicó que tuvieron que aguardar a tener la chance de «trasladarlos en forma segura» y que, mientras esto ocurría, pudieron remodelar «sus ambientes y fortalecer su salud cognitiva mediante distintos tipos de enriquecimiento ambiental».

¿CÓMO ES EL ECOPARQUE DE REINO UNIDO?

El Ecoparque está compuesto por cuatro ambientes distintos: un área de manejo, un patio abierto y dos para invierno, todos ellos tienen sogas a las que pueden subir y moverse. Además, están calefaccionados.

¿CÓMO SERÁ EL TRASLADO?

Los chimpancés entrarán por entrenamiento en cajas de traslados realizadas específicamente para este viaje. Una vez que estén dentro, se trasladarán en auto hacia Ezeiza para después tomar un vuelo hasta el Aeropuerto Internacional de Heathrow en Reino Unido.

Luego de su arribo al país, los animales serán llevados en camión hasta el santuario, que está aproximadamente a unos 170 km en la localidad de Longthorns, Wareham.

El viaje está pactado para fines de agosto o la primera semana de septiembre. Las especies serán asistidas por su cuidador y un veterinario. Incluso estarán presentes junto a Sasha y Kangoo durante todo el viaje tres responsables del Ecoparque.

Los chimpancés viajarán despiertos y se les dará alimento y agua en los momentos que sea posible.

¿DÓNDE ESTÁ UBICADO EL MONKEY WORLD APE RESCUE CENTRE?

Monkey World Ape Rescue, ubicado en Longthorns, Warehamen, Reino Unido, funciona desde 1987 y asistió a 28 gobiernos de todo el mundo con la incautación de animales en el contexto de la Convención CITES. También ayuda en casos de crueldad o abandono animal.

El personal recuperó más de 75 chimpancés y tiene a cargo más de 75 razas (Pan troglodytes). La institución cuenta con más de 200 animales de más de 20 especies de primates.

¿CÓMO SERÁ EL PROCESO DE ADAPTACIÓN?

El proceso de integración de los monos será progresiuvo y estarán aislados en distintos grupos. Cada uno de ellos estará en un ambiente distinto con varios dormitorios y contarán con una gran flexibilidad al momento de introducir a los nuevos integrantes a sus grupos.

«En el Santuario, los chimpancés podrán compartir un mismo espacio con otros individuos de su especie, luego de su correspondiente período de adaptación. Esto representa una mejora sustancial en el bienestar animal debido a los comportamientos gregarios de la especie» añadió Iglesias.

Descubren que los chimpancés pueden sincronizar sus pasos, una habilidad atribuida hasta ahora solo a los humanos

Un grupo de investigadores de instituciones científicas de Escocia y Austria reveló que los chimpancés, al igual que los humanos, tienen la capacidad de sincronizar de manera inconsciente sus pasos cuando caminan junto con otros miembros de su misma especie, informó este jueves la Universidad de Saint Andrews (Escocia).

Según los autores del estudio, publicado en la revista Current Biology, una acción conjunta es definida como una forma de interacción social en la que dos o más individuos coordinan sus movimientos en el espacio y tiempo para producir un cambio en su entorno. «Los humanos planifican y coordinan deliberadamente acciones con otros en juegos deportivos, bailes grupales, colectivos musicales o acciones militares. Pero también es parte de nuestra vida diaria, como llevar objetos juntos o vestir a un niño», señala la investigadora Manon Schweinfurth.

Asimismo, recalca que «se ha sugerido que las acciones conjuntas son cruciales para nuestro éxito como especie, porque se puede lograr mucho más juntos que solos». No obstante, Schweinfurth afirma que también existe una coordinación involuntaria de movimientos entre individuos basada en la vinculación de la percepción y la acción, como en el caso de «seguir el mismo ritmo con alguien que camina a nuestro lado».

A pesar de que las investigaciones sobre la acción conjunta entre humanos está aumentando, se conoce muy poco sobre este tipo de interacciones en otros animales. En el caso de los chimpancés estas investigaciones son relevantes porque estos primates son considerados unos de nuestros parientes vivos más cercanos, además de que son un adecuado modelo del último ancestro común entre nosotros y otros grandes simios africanos.

Conocer las similitudes entre humanos y chimpancés

Schweinfurth indica que, a diferencia de la raza humana, los chimpancés no parecen «mostrar la misma preferencia por acciones conjuntas bastante complejas», aunque precisa que existen algunas evidencias de que realizan actividades cooperativas simples para lograr un objetivo común, como tirar juntos de una cuerda para liberar comida. Sin embargo, los especialistas desconocían si los chimpancés pueden coordinar espontáneamente sus movimientos cuando caminaban con otros de sus congéneres.

Para investigarlo se decidió registrar el comportamiento motriz individual de un grupo de chimpancés machos y hembras de distintas edades en un entorno seminatural y bajo diferentes condiciones. El experimento tuvo lugar en 2019 en el santuario Chimfunshi, en el noroeste de Zambia.

Los resultados obtenidos demostraron que los chimpancés caminaban más rápido estando juntos que cuando estaban solos, lo que indica que este primate puede sincronizar temporalmente sus movimientos corporales con otros integrantes de su mismo grupo. Además, sugirieron que este mecanismo de sincronización que compartimos con los chimpancés podría ser un rasgo ancestral común, por lo que su posterior análisis nos ayudaría a comprender nuestros orígenes evolutivos.

«Este estudio proporciona evidencia de que esta forma simple de coordinación es compartida entre los humanos y su pariente vivo más cercano», subraya Schweinfurth, añadiendo que «la diferencia en formas más complejas de coordinación entre humanos y chimpancés probablemente se deba a mecanismos subyacentes más sofisticados». «Se necesitan estudios futuros para identificarlos», concluye.