¿Cómo son los robos pirañas?

Robos piraña

Definición. Los “robos pirañas” son arrebatos en plena calle que manejan la sorpresa, como el factor más importante para que la víctima no sepa cómo reaccionar. Además, la cantidad de atacantes pone en clara desventaja a quien le van a robar. Por lo general, son gente de a pie y el miedo los paraliza.

¿Qué se llevan? Objetos personales como billeteras, celulares, relojes, carteras, ropa, zapatillas y todo lo que una persona lleve encima. En algunos casos, las víctimas quedan casi desnudas.

Modalidad. Después de la neutralización de la víctima, la patota comienza a golpear y despojar de todas sus pertenencias a la persona que termina tirada en la calle y muchas veces, herida. En Buenos Aires, hay cientos de videos de las cámaras de seguridad que han registrado el momento exacto del ataque.









Los atacantes. Según el testimonio de las víctimas, por lo general se trata de personas jóvenes, aunque han hecho referencias a jóvenes de 14 y 15 años hasta adultos de 30. En algunos casos hicieron referencias a grupos de hasta 20 personas. Las autoridades creen que lejos de estar organizados, son delincuentes oportunistas.

Desaparecen. Al tratarse de “bandas” o grupos de personas, la persecución resulta muy compleja. El robo en sí dura muy poco tiempo, apenas unos minutos y luego, cada uno de los atacantes, sale corriendo en distintas direcciones. La policía, sólo puede elegir a cuál de todos perseguir

Recomendaciones. Los especialistas siempre aseguran que sin víctimas, no hay oportunistas. O, por lo menos, podemos minimizar las posibilidades de terminar siendo una víctima más.

Las personas solas y mirando el celular o escuchando música, son los preferidos. Al estar desconectados de la realidad, son un blanco fácil de sorprender. Es muy difícil que puedan reaccionar. Si el celular no es absolutamente necesario, no utilizarlo en la calle.

El horario. Aunque los robos comienzan a darse a cualquier hora del día, por lo general, la madrugada o la salida de bailes y boliches, parece ser el más repetido. En estos casos, evitar volver solos. Cuanto más transitadas sean las calles, mejor.  Lo mismo se aplica para las personas que tienen que esperar en una parada de transporte.

Una recomendación más compleja. Conocer en detalle nuestro recorrido. Qué casas están deshabitadas, qué calles son más desoladas, a cuánto me queda la parada de colectivos, dónde puedo pedir ayuda, vive alguien conocido en el barrio, hay policías. Es una manera de saber reaccionar frente a un hecho delictivo.

Aunque la inseguridad es un tema mucho más complejo para resolver, cada uno de manera individual puede tratar de evitar terminar siendo víctima de los “robos pirañas”.

Descripción pirañas: Se denomina habitualmente pirañas a varias especies de peces de voraces hábitos carnívoros que viven en los ríos de aguas templado-cálidas y cálidas de Sudamérica. La denominación incluye algunos géneros dentro de la subfamilia Serrasalminae, la cual también contiene géneros de peces herbívoros y omnívoros típicos.

Robos pirañas

La grave problemática derivada de los llamados «robos piraña», es decir desapoderamientos violentos en los que intervienen entre cuatro y 10 personas; de modo tal que la víctima desarmada, no tiene ningún tipo de defensa. La modalidad de los robos piraña se empezó a conocer en nuestro país en el año 2005, copiada del robo típico en las calles de Río de Janeiro y de San Pablo, Brasil.

Los robos con la modalidad «piraña»

Las bandas de ladrones pirañas gozan de una altísima impunidad, toda vez que en la mayoría de los casos ninguno de los ladrones es apresado y las víctimas prefieren seguir con destino a su trabajo o su lugar de estudios, lamentando el robo del teléfono celular, joyas o la billetera.

En general hay dos tipos de bandas bien diferenciadas. Los chicos jóvenes, de entre 18 y 25 y las bandas de gitanos, conformadas por dos mujeres y varios hombres muy corpulentos.

 Ejemplos de Pirañas en Palermo

Las otras semanas anteriores  en las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos en Palermo. Este hecho, que al parecer se ha vuelto reiterativo en una de las zonas más custodiadas de la ciudad de Buenos Aires, fue protagonizado por al menos tres delincuentes que interceptaron a dos adolescentes para robarles en patota a plena luz del día.

Este robo, que ocurrió a las 15:30 horas del pasado martes, quedó registrado por una cámara de seguridad del edificio ubicado en la esquina de Demaría y John Fitzgerald Kennedy. En las imágenes captadas se puede ver cuando un grupo de menores, entre los que había un niño, fueron abrazados para disimular la situación mientras los despojaban de sus pertenencias.

El Pelado López sufrió un asalto a mano armada con su esposa mientras esperaba la comida: «Estoy con otros reflejos»

En esta misma zona, hace un mes, un grupo de delincuentes robaron un garaje. El robo se llevó a cabo entre siete jóvenes que forzaron la puerta en un edificio situado también a pocos metros de la embajada estadounidense. En el hecho habían robado una bicicleta de alta gama, un bolso y un chango para hacer las compras.

Ante esto, los vecinos se mantienen en alerta extrema y ven el hecho con sorpresa porque esta es una de las zonas más seguras de la ciudad, debido a la cercanía con la legación diplomática.

Una de las vecinas expresó: “Vimos el video el otro día. En un momento pensé que era uno de mis hijos, por eso me asusté. El hecho pasó a las tres y media, en pleno día y suponemos o pensamos que son los mismos que robaron a la vuelta hace unas semanas, que levantaron los portones”.