Ley de Alquileres en el Congreso Nacional

Ley de Alquileres en el Congreso

El oficialismo consiguió este miércoles en la Cámara de Diputados imponer su dictamen sobre las modificaciones a la ley de alquileres, frente a la oposición que logró unirse con un dictamen propio. La incógnita ahora se trasladará al recinto, donde se juega voto a voto.

Las comisiones de Legislación General y Presupuesto -que conducen los diputados del Frente de Todos, Cecilia Moreau y Carlos Heller, continuaron con el debate, iniciado hace semanas, que finalizó con la firma de un dictamen de mayoría, que consiguió 40 voluntades, frente a las 39 del despacho de minoría.

Las principales diferencias entre el oficialismo y los bloques opositores es que mientras el proyecto del Frente de Todos mantiene los principales ejes de la ley votada en 2020, es decir los tres años de contrato y la actualización anual con un índice entre inflación y aumento salarial; Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, Frente de la Concordia y Provincias Unidas proponen volver a los dos años y ajustes semestrales acordados entre las partes.

El Frente de Todos comparte el diagnóstico de que la ley 27.551 del 2020 no dio las respuestas esperadas, pero pese a haber amagado en un primer momento con volver a los tres años de plazo de los contratos y el ajuste semestral de los valores, finalmente ponderaron los reclamos de los inquilinos para no tocar esos aspectos de la norma.

La conclusión a la que llegaron es que ningún marco normativo puede ser efectivo en un contexto de escalada inflacionaria que genera incertidumbre en los propietarios (al punto de retirar sus inmuebles del mercado) y pérdida de referencia de los valores de mercado.

También fija que el aumento que determina la fórmula de actualización de los precios (que combina la variación salarial con la inflación medida por el IPC) será el tope máximo permitido, al tiempo que incluye un capítulo referido a incentivos fiscales para locadores.

A su vez, se estipula la posibilidad de exceptuar del pago del impuesto a los Bienes Personales a esos inmuebles destinados a la locación para vivienda familiar, a menos que superen los 30 millones de pesos. Asimismo propone que aquellos propietarios de inmuebles usados que sean afectados al alquiler para vivienda durante 12 años puedan inscribirlos en el régimen de incentivos para la construcción, que habilita beneficios fiscales.

El resultado en el recinto -la sesión podría tener lugar el próximo 30 de junio- es incierto por estas horas, ya que la oposición unificada puede imponer su posición como sucedió durante en debate de la Boleta Única de papel.

El Frente de Todos tiene 117 votos -ya que el presidente de la Cámara, Sergio Massa, aporta para el quórum pero no vota- con lo cual necesita 12 sufragios más para imponer su postura.

En tanto, Juntos por el Cambio tiene 116 votos pero acordó el dictamen con el Interbloque Federal (IF) y Juntos por Río Negro, y con eso ya tiene garantizado al menos 126 votos, aunque si suma solo a la derecha ya consigue 130.

Con Juntos por el Cambio en franca ventaja en el debate de Alquileres en Diputados, el oficialismo confía en que si la iniciativa de la oposición unificada obtiene la media sanción, no pasará el filtro del Senado donde el Frente de Todos controla una frágil mayoría.

El debate sin solución para los más pobres

El presidente del bloque del Frente de Todos, Germán Martínez, afirmó que el dictamen de mayoría es producto de haber «escuchado a un montón de actores que no nos resultan inocuas» en alusión a los 150 oradores que expusieron en las reuniones informativas donde la mayoría de las organizaciones de inquilinos reclamaron mantener la ley votada a instancias de Cambiemos.

Agregó que «por ese motivo para nosotros los caminos van por los incentivos y no poder reducir los derechos de los inquilinos».

Por su parte, su compañero de bancada, el salteño Lucas Godoy rechazó la propuesta de la oposición «bajo el argumento de que esta ley, propuesta e impulsada por Juntos por el Cambio, fomentó el aumento de los precios presentan otro dictamen donde la actualización de los precios del alquiler estará sujeta a los índices del Indec».

«Me llama la atención que los opositores buscan echar por tierra y hayan decidido soslayar los derechos de los inquilinos que a lo largo de las audiencias no han planteado retornar a un plazo de dos años y que no tengan ninguna regulación», agregó.

Además, destacó que «es incomprensible y no está comprobado que el aumento de los precios sea un producto de la ley».

Desde Juntos por el Cambio, el diputado de Evolución Radical Alejandro Cacace señaló que «estamos expresando una visión del mercado de alquileres en este dictamen, y es que la intervención del Estado no debe darse a través de la regulación de los precios sino a través de los incentivos para incrementar la oferta porque es un derecho humano el acceso de la vivienda».

También indicó que «la regulación planteada hace dos años no tuvo resultado, pero es por eso que un conjunto de bloques proponemos que las partes puedan fijar ese ajuste con intervalos que van entre 3 y 12 meses».

En tanto, el legislador de Juntos por Rio Negro, Agustín Domingo, insistió que el dictamen opositor busca «incentivar la oferta de inmuebles para alquiler, volver al plazo de dos años y el ajuste en el precio entre inquilino y propietario».

Por último, la legisladora del Interbloque Federal, Graciela Camaño, destacó que «desde una ley no vamos a resolver el problema que tenemos en materia habitacional pero debemos ver de qué forma generamos oferta inmobiliaria» y dijo que es indispensable «tener una política económica que resuelva el problema de la inflación».

Opiniones de las redes sociales

La mera existencia de una Ley de Alquileres revisada promete ser otro fracaso. En 4 años no se habrá dado solución a algo que se solucionaría sin ley de alquileres.

Cuando se dictó la enésima mala ley de alquileres¿ustedes recuerdan que hubiese un reclamo masivo de inquilinos por precios y demás condiciones del contrato? No los había y el mercado funcionaba bien. Ahora la gran solución es»modificar la ley» Es un tema cultural en el Congreso.

Nueva ley de alquileres: El inquilino deberá concurrir a pagar el alquiler en paños menores y arrastrando la piedra de la vergüenza mientras recibe azotes por parte del propietario La sangre derramada deberá ser limpiada con la lengua por el inquilino

Cada inquilino tiene por ley el derecho a prender fuego una inmobiliaria Esa seria mi ley de alquileres

(1/5) Comunicado Federación Inquilinos Nacional La ley de las inmobiliarias Juntos por el Cambio y Camaño unificaron dictamen para modificar la ley de alquileres. Juntos x el Cambio y Camaño unificaron dictamen con 39 firmas y el FdT ratificó su dictamen con 40 firmas.

(2/5) JxC y Camaño plantearon: – Volver al plazo de contrato de alquiler de 2 años – Actualizaciones trimestrales – Precio y actualización decide el mercado inmobiliario – Propietarios podrán exigir a los inquilinos pago por adelantado de alquileres.

(3/5) Desde la Federación de Inquilinos Nacional queremos insistir con esto: la campaña en contra de la ley de alquileres fue para imponer la ley de las inmobiliarias. Cuando decían que estaban preocupados por los inquilinos, pero se juntaban a escribir los proyectos

(4/5) con las inmobiliarias, era para esto. Mientras tanto, y a pesar de la irresponsabilidad de varios sectores de la política que se han cansado de deslegitimar la ley de alquileres, la ley sigue vigente y debe cumplirse. Gervasio Muñoz, pte de la Federación de Inquilinos.

(5/5) Nacional manifestó: «vamos a defender la ley de alquileres hasta el final. Lo que aquí se debate es si el acceso a la vivienda lo decide el mercado o el Estado, si es un derecho o un negocio.»

Sin control

Alquileres: inmobiliarias exigen el pago de reservas antes de ver los departamentos

Es por la falta de propiedades y la fuerte demanda, para asegurarse la firma del contrato. El Colegio de Corredores Inmobiliarios porteño (Cucicba) les advirtió a sus matriculados que frenen esa práctica. La oferta en Buenos Aires hoy es 40% menor que hace seis meses

Alquilar un departamento se convirtió en una verdadera odisea. Es que la demanda supera ampliamente la oferta que hay en el mercado. En este contexto, cada vez más inmobiliarias piden el pago de una reserva, aún cuando el inquilino no conoce el inmueble, para garantizar el contrato. Desde el Colegio Inmobiliario porteño, aseguraron que es un problema que está en alza y ya advirtieron a los matriculados para frenar su uso.

«Sabemos que hay empresarios inmobiliarios que no están siendo prolijos. Por eso, pedimos que se cumplan los pasos correctos a la hora de hacer contratos», remarca Marta Liotto, presidenta del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba).