arrte

Pinta Sant Jordi en el Casal de Catalunya.

Publicado por

Con gran convocatoria de público, se realizó el viernes 15 de noviembre la inauguración de la exposición colectiva Pinta Sant Jordi en el Casal de Catalunya de Buenos Aires. Esta imperdible muestra se puede visitar los días hábiles, de 15 a 20, en Chacabuco 863, en el barrio porteño de San Telmo, con entrada libre y gratuita.

Una veintena de artistas plásticos contemporáneos argentinos y residentes en nuestro país se reunieron e inspiraron en San Jorge, patrono de Catalunya, y con distintas técnicas, que van desde el dibujo y el grabado hasta la acuarela, el óleo y el collage, y utilizando diferentes soportes y formatos, hicieron honor al santo.

La leyenda cuenta que un dragón atemorizaba la pequeña localidad de Montblanc, situada en el sur de Catalunya. Para evitar sus feroces ataques, cada día se le ofrendaba una joven doncella, que se elegía mediante un sorteo. Hasta que, un día, el peso del sacrificio recayó sobre la princesa, quien fue entregada a la bestia. Cuando estaba a punto de ser devorada, apareció Sant Jordi, un valiente caballero que luchó contra el dragón y lo venció, clavándole su espada en el corazón, y rescatando así a la bella princesa. Acto seguido, de la sangre que fluyó del corazón del dragón nació una rosa roja.

La muestra Pinta Sant Jordi tendrá un cierre de oro en el marco del Gallery Day del Distrito de las Artes el viernes 29 de noviembre a partir de las 18 horas, en la Sala Tàpies del primer piso del imponente edificio del Casal.
Cabe destacar que la celebración de Sant Jordi es una de las más originales de Catalunya y tiene lugar durante la primavera europea, el 23 de abril. Se trata de una fiesta popular que aúna cultura y romanticismo, combinando la celebración del día del libro y del día de los enamorados. La costumbre marca que las parejas se intercambien regalos: los hombres reciben un libro y las mujeres una rosa. Sin embargo, cada vez está más extendido que tanto hombres como mujeres se regalen ambas cosas. Barcelona se convierte durante ese día en una enorme librería y florería al aire libre. Las calles se llenan de gente que busca su obsequio para la persona amada, para la familia o para los amigos. Toda la ciudad se llena de puestos con las últimas novedades editoriales, autores consagrados firmando ejemplares y, por supuesto, aroma a rosas.