Suculentas: Tips para su cultivo

Suculentas

Existe una variedad muy grande de especies de plantas suculentas. Eso es porque el término se refiere a plantas que logran retener agua y no solo en sus hojas. Como estas plantas provienen de ambientes muy áridos, el «superpoder» del almacenamiento es lo que hace posible su supervivencia.

Suculentas
Suculentas, para alegrar la vida

Hay miles de especies de suculentas, clasificadas en varias familias. La mayoría de estas plantas pertenecen a las aizoáceas, a las cactáceas, a las crasuláceas y a las euforbiáceas, con más de mil especies cada una.

Las suculentas no están genéticamente relacionadas entre sí, sino que han desarrollado independientemente rasgos similares en un proceso de evolución convergente.

Suculentas en macetas para decorar tu casa.

3 Tips para el cuidados de las suculentas

Poca agua
Mucha luz
Drenaje

La adaptación de las suculentas les permite colonizar entornos áridos o en los que la captación de agua es limitada, aquellos que reciben poca competencia por parte de otras especies vegetales y en los que los herbívoros son escasos. Para posibilitar la captación de la escasa humedad presente en el ambiente, muchas suculentas son pubescentes, es decir, presentan una superficie cubierta de pelillos que retienen el rocío matutino.

Otras técnicas empleadas para maximizar la retención de la humedad son la reducción de la superficie en comparación con el volumen de la planta, con lo cual se limita el número de ramificaciones y la longitud de estas, así como el desarrollo de recubrimientos pruinosos en la superficie de hojas y tallos.

Ubicación
Sol directo, especial el de la mañana, en verano Sol filtrado

Riego
Capaz vez que el sustrato se seque por completo

Reproducción
Tanto por hoja y semillas si esta fue polinizada.

¿Qué significa que te regalen una suculenta?

Según la filosofía Feng Shui, las suculentas son consideradas como guardianes protectores, purifican el ambiente y favorecen la armonía, por lo que su significado es perfecto para incluirlas en una boda.

¿Cómo saber si es cactus o suculenta?

Diferencia entre cactus y suculentas

Las suculentas son cualquier planta que almacena agua en sus tallos, raíces y hojas.
Son plantas carnosas que almacenan agua.
Los cactus son una familia definida, a diferencia de las suculentas que incluye sobre 60 familias de plantas.

Las plantas suculentas, estas especies que almacenan en sus hojas y tallos grandes cantidades de agua, y que por tanto dan la sensación de ser plantas en 3D o acolchadas bondades para la vista, son muy populares. Sobre todo los cactus pero también las de hojas gruesas son cada vez más comunes.
Son excelentes porque por sus mismas propiedades de almacenamiento de agua son muy duraderas y requieren poco cuidado, dándote además de una estética muy especial. Puedes cultivarlas en sitios donde les de mucho sol y no habrá problema, o bien en interiores.

La palabra suculentas proviene del latín suculentus, ‘jugoso’ o crasas son aquellas en las que algún órgano está especializado en el almacenamiento de agua en cantidades mayores que las plantas sin esta adaptación. Estos órganos de reserva tienen una alta proporción de tejido parenquimático. Su adaptación les permite mantener reservas de agua durante períodos prolongados, y sobreviven a los largos períodos de sequía en climas áridos.

¿Cuán seguido y con cuánta agua debo regar mis suculentas?

Si tus suculentas están en exterior riegalas entre 4 o 7 días días humedeciendo hasta el tope. Puedes notar que a tus suculentas les hace falta agua cuando sus tallos parecen débiles. Recuerda que sus tallos deben estar regordetes, al igual que sus hojas. Si tus suculentas están en el interior riegalas cada 10 o 15 días en una maceta que tenga agujeros para drenar. En realidad cada suculenta necesita agua dependiendo su ambiente.

Si por ejemplo en el aire de una zona geográfica hay más humedad que en otra, entonces necesitará mucho menos agua. Revisa tus suculentas cada dos días y tú mismo ve decidiendo el agua que necesitan conforme las veas; la clave está en que una suculenta sana siempre se verá pachoncita tanto sus hojas como tallos serán tus indicadores.

¿Dónde hacer un Jardín de Suculentas?

No importa cuán grande o chico pueda ser un espacio, en todo rinconcito con luz suficiente podemos armar nuestro jardín, incluso en los balcones de 2×2 metros. ¿Cómo lograrlo? Aplicando creatividad y analizando el espacio para sacarle su máximo potencial.

En los lugares reducidos, lo más recomendable es recurrir a lo que tiende en ir hacia la altura. Entonces, se pueden armar jardines verticales que no necesariamente tienen que ser como se los conocen, sobre todo porque necesitan un riego especial. Una opción fácil de tener es colocar una escalinata en la que se apoyan las plantas que nos gustan para que aporten verde al rincón. Se las puede acomodar de modo tal que sean decorativas, prácticas y que no ocupen tanto lugar. Incluso, las kokedamas (las que no tienen maceta) se lucen su todo su esplendor. También las macetas intervenidas son ideales, pues pueden mostrar todo su color sin ser tapadas y están fácilmente a la vista.

Para que lo anterior sea posible es necesario tener una pared que resguarde las plantas y evaluar en qué piso está el balcón, pues cuánto más alto más viento hay y puede ser inconveniente tener macetas muy arriba.

En cuanto a las especies que podemos tener en espacios reducidos, el número se limitará a las pequeñas para no sentirnos invadidos luego cuando queramos usar el balcón, pues quizá nos quede lugar para poner un sillón chico en el que relajarnos o leer un libro al atardecer. Entonces, las plantas ideales para tener son los pequeños arbustos, las suculentas y las aromáticas. Estas últimas son súper funcional para los amantes de la cocina, además les gusta crecer en espacios acotados como pequeñas macetas. Como detalle divertido, se les puede poner un cartel identificador con diseño.

No se recomienda mucho utilizar herbáceas, pues tienen una pérdida importante de agua y hará que estemos muy pendientes de ellas. Sí se pueden cultivar en los balcones arbustos de escala pequeña como los Buxus. A estos se los puede controlar con poda y se les da forma porque rebrotan y son muy resistentes a los lugares chicos y los vientes. Otra opción son los arbustitos que se llaman Nana y Abelia Nana, también las Nandinas con formas de esfera. Siempre buscando las especies que sean compactas.

Para terminar de armar el ambiente, colocar un farol, fanal o detalle que quede bien en el exterior y le aporte color.

Árboles Prohibidos de la Ciudad de Buenos Aires

Nispero

El Moral, Árbol de Moras

Naranjo Amargo