Bagel de algarroba.

La harina de algarroba se obtiene a partir de la molienda del fruto del árbol de algarrobo, una vaina de 10 centímetros de longitud, fibrosa, dulce y fuente importante de proteínas y carbohidratos. El fruto del algarrobo se encuentra entre los alimentos más antiguos consumidos por las comunidades americanas, siendo parte fundamental de su dieta, junto al maíz y la papa. Siguiendo la tendencia que marca la gastronomía internacional.



Un bagel suele tener un agujero en el centro.

Un bagel es un pan elaborado tradicionalmente de harina de trigo, en este caso lo haceos con harina de algarroba y que suele tener un agujero en el centro. Antes de ser horneado se cocina en agua brevemente, dando como resultado un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente. El bagel se originó en Polonia.

Pequeños y platos y a la diversidad de sabores, para  conocer nuevas opciones con guiños criollos y de otras latitudes.

Bagel de algarroba

Cantidad de porciones: 10
Tiempo de preparación: 1 hora y media
Nivel de complejidad: alto

Ingredientes

Levadura, 20 gramos
Azúcar, 10 gramos
Leche entera, 2 ½ taza
Harina de algarroba, 63 gramos
Harina integral, 63 gramos
Harina 0000, 750 gramos
Huevo, 1
Sal fina, 15 gramos
Manteca, 1000 gramos

Procedimiento

En un recipiente disolver la levadura con un chorrito de leche tibia e incorporar el azúcar y una cucharada de harina. Mezclar, tapar el recipiente y dejar levar 15 minutos

Hacer una corona con las harinas, y sobre ella distribuir la sal. En el centro colocar la levadura activada, la leche tibia, la manteca e integrar todos los ingredientes.

Amasar hasta lograr una masa suave y lisa, pero pegajosa.

Dejar levar una hora, cortar y formar bollos de 130 gramos.

Hervir los bollos en agua con sal durante 5 minutos y secarlos con un paño.

Colocar los bollos en una placa, pintarlos con huevo batido y hornearlos 30 minutos a 170º