Buenos Aires Analízame

Buenos Aires Analízame

Analízame Buenos Aires, está científicamente comprobado, es la ciudad del mundo, que mayor cantidad de psicólogos tiene por habitante.

Buenos Aires es la gran capital cosmopolita de Argentina. Su centro es la Plaza de Mayo, rodeada de imponentes edificios del siglo XIX, incluida la Casa Rosada, el icónico palacio presidencial que tiene varios balcones.

Buenos Aires Analízame

En sus universidades se anotan todos los años innumerables estudiantes para estudiar Psicología. Y lo mejor: cada año hay más consultas y pacientes. Los porteños somos líderes mundiales en algo. Sin duda. Y es en la cantidad de psicólogos que habitan en nuestra ciudad.

Sigmund Freud, cuyos libros fueron quemados por orden de Hitler en 1933, fue uno de los hombres más notables del siglo XX por su descubrimiento del psicoanálisis y por cambiar el concepto de que los niños eran inocentes en cuanto al sexo, entre otros estudios científicos.

Existen decenas de miles de ellos. Y centenares de miles de sus habitantes acuden a sus consultorios por algún problema, algún dilema o alguna circunstancia de vida. Y en una ciudad llena de freudianos, lacanianos o gestálticos, quién puede dudar que el barrio de Palermo es una especie de Manhattan de la psicología. En una ciudad eminentemente psicológica, Palermo es, sin dudas, la capital de capitales.

Si hasta tiene su epicentro en la famosa placita de Villa Freud, en Charcas y Salguero. Psicólogos caros, baratos, recién recibidos, eminencias, jóvenes, no tanto, psicólogos, y más psicólogos. Analistas y psiquiatras pueblan nuestro barrio y cotidianamente miles de pacientes pasan por él. Si no existieran consultorios en Palermo seguramente, el costo de la propiedad se reduciría a la mitad. Palermo es una suerte de ghetto de la psicología enclavado en nuestra ciudad.

Conflictos de Edipo, de Electra, problemas de pareja y demás yerbas existenciales seguramente habrán hecho retumbar más de una pared de nuestro barrio. Muchas pueden ser las causas de este fenómeno. Quién lo sabe. Una de ellas seguramente tiene que ver con el alto grado de educación que tiene nuestra ciudad, también la de mayor lectura del mundo y la de mayor consumo diario por habitante de papel diario. Y todos sabemos que a mayor conciencia, mayor conflicto. Si no se piensa demasiado, probablemente no haya porque padecer ningún trauma. Lástima que pensamos demasiado pero mal a la hora de algunas “elecciones”, pero bueno, esa es harina de otro costal. La otra causa indudable seguramente es nuestro inevitable destino de subidas y bajadas de todo tipo.

Más de una decena de ceros perdió, por ejemplo, nuestra moneda en los últimos treinta años. Planes Austral, Primavera, Pesos Ley, corralito y corralón, claro que deben haber hecho mella en nuestra gloriosa clase media. Claro que esta clase media ahora se ha convertido en “clase soquete”, pero siempre hay un peso para gastar en el diván. Fábricas que cerraron, empresas familiares quebradas, pérdidas de todo tipo son una buena fábrica de lanzar personas al consultorio en una ciudad con tanta “cultura”.

Una combinación letal, para que dudarlo. Conciencia y adversidad son como pólvora e ignición. Si la única fábrica que no cerró es la de fabricar pacientes. Y en esta suerte de esquizofrenia absoluta, probablemente el “justicialismo menemista” debe haber colaborado bastante, quién lo duda. Fue como una cereza al maraschino en esta verdadera torta de locura. Hay una palabra en el idioma inglés que es “resilience”. No tiene traducción directa al idioma español. Pero se la podría entender como la capacidad de sobreponerse a la adversidad. Y hay muchas empresas del extranjero que acuden a los profesionales argentinos justamente por tener esta característica.

¿Quién no pasó de empresario a remisero y de remisero a empresario al menos dos veces en este “ispa” en los últimos veinte años? Previo paso por Villa Freud , claro.

En la película Cocodrilo Dundee hay una escena muy divertida cuando el protagonista pregunta qué es la psicología y se lo explican. El responde: “En mi pueblo cuando uno tiene un problema, va y se lo cuenta al cantinero, este se lo cuenta a todo el mundo, y así el problema desaparece”. Bueno, Buenos Aires es muy grande para que se entere todo el mundo.

Freud

«Comencé mi carrera tratando de aliviar a los enfermos neuróticos. Así descubrí datos muy importantes del inconsciente».

«La gente no creía en mis ideas. Al final triunfé pero la lucha no ha terminado», dice Freud en una grabación de 1938, cuando tenía 81 años de edad y sufría de un cáncer en la mandíbula.

Freud situó el concepto de la sexualidad en una época en la que todo el mundo pensaba que los niños eran inocentes, y también generaba polémica en la sociedad vienesa con su teoría de que las mujeres se sentían inferiores porque carecían de pene.

A los doce años leía a Shakespeare en inglés, hablaba seis idiomas, estudiaba obsesivamente y cenaba en su habitación para ahorrar tiempo, porque creía que tenía asignada «una tarea con la vida.

«Un hombre como yo no puede vivir sin un caballo de batalla. Una pasión que lo consuma. Un talento. Yo he encontrado mi talento, y es el servicio. Mi talento es la psicología», señaló en una oportunidad.

En 1933, Hitler ya había quemado sus libros en Alemania, antes de que sus estudios revolucionaran el concepto de la sexualidad al descubrir zonas reprimidas de la mente.

Nacido en 1856 en Freiberg, antigua Moravia, conocida hoy bajo el nombre de República Checa, Freud se trasladó a los tres años a Viena con toda su familia, donde luego se recibió de doctor especializado en psiquiatría.

Era hijo de un comerciante de lanas, que tenía 41 años y dos hijos de otro matrimonio cuando nació el futuro padre del psicoanálisis, y su madre era 20 años más joven que su progenitor, circunstancia familiar que sus biógrafos señalan que despertó la curiosidad e inteligencia del futuro padre del sicoanálisis.

Freud, quien se rodeó de artistas de la importancia del músico Gustav Mahler y del pintor Gustav Klimt, adoptó en 1896 el término psicoanálisis para referirse al estudio de la mente, como opuesto a lo físico, causado por un desorden psíquico.

Uno de los principales temas de sus estudios fue la cantidad de actitividad que reune la mente sin tener conciencia de ella, lo que derivó en su propuesta ahora famosa del modelo del Ego, SuperEgo.

En 1895, publicó sus «Estudios sobre la histeria», en la describe sus teorías sobre la asociación libre de ideas, catarsis, hipnosis, transferencia, la fuerza inconsciente de la líbido o energía sexual, reunidos a través del psicoanálisis y de la interpretación de los sueños.

Freud estaba completamente consciente de la importancia de los sueños y la descripción de ellos como el «real camino» para entender el inconsciente. Por eso, en 1899. publicó su trabajo más famoso: «La interpretación de los sueños».

También denominó «narcisismo» al proceso por el cual la libido (deseo, impulso) se dirige hacia uno mismo, basándose en el mito griego del personaje de Narciso que se enamoró de sí mismo.

Al respecto, decía que el ser humano fue lastimado en su amor propio en tres circunstancias: cuando Copérnico descubrió que la tierra no era el centro del universo, cuando Darwin demostró que el hombre junto a la naturaleza era producto de la evolución, y cuando él mismo desentrañó la complejidad del psiquismo.

PROYECTO DE LEY QUE SOLO ES UN SUEÑO. Artículo 1 .- Impónese el nombre de «Sigmund Freud» a la calle Medrano al 1900 entre las Calles Charcas y Lucio V. Mansilla

Apasionado con sus estudios del sicoanálisis, Freud generó una gran polémica al considerar a la homosexualidad como una enfermedad, por lo que en aquellos años numerosos homosexuales fueron internados en institutos de salud mental, y también causó malestar entre las mujeres por su concepto de la «envidia del pene».

En su libro «Análisis de lo profano», Freud señala que «la vida sexual del niño es, naturalmente, distinta a la del adulto», y sostiene además que «del sexo de la niña se sabe menos que la del niño», basándose en observaciones inmediatas y directas de su vida como psicoanalista.

«Sin embargo, hemos descubierto que la niña lamenta grandemente la falta de un miembro sexual equivalente al masculino; se considera disminuida por esta carencia, y experimenta una ´envidia del pene´ que da origen a toda esta serie de reacciones femeninas características», afirma en su obra.

Buenos Aires Analízame

En Argentina, especialmente en Buenos Aires, la obra de Freud tuvo una gran repercusión, ya que se cree que es la capital donde más se practica el psicoanálisis y donde más gente psicoanalizada existe en promedio por habitante.

El 15 de diciembre de 1942 se crea la Asociación Psicoanalítica Argentina, cuya «Acta Inaugural» fue suscripta por la austríaca Marie Langer (quien se exilió en Uruguay y luego en Buenos Aires luego de participar como médica en las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil Española, 1936-1939), Angel Garma, Celes Cárcamo, Arnaldo Rascovsky, Enrique Pichón Riviere y Enrique Ferrari Hardoy.

Buenos Aires Analízame

Setenta años después de la muerte de Sigmund Freud , Viena se pregunta si su obra, el psicoanálisis, extendido prácticamente en todo el mundo, compite hoy con las religiones en la búsqueda de la verdad del ser humano.

«En el exilio, en Inglaterra. El célebre Freud murió esta mañana», tituló en primera página el diario del partido comunista francés «Ce Soir» la noticia del fallecimiento del «padre del psicoanálisis» el 25 de septiembre de 1939. El titular incluía un error, pues el genial psiquiatra austríaco había perecido dos días antes, el 23 de septiembre, a los 83 años de edad, tras décadas de padecimiento por un cáncer de mandíbula.

Buenos Aires Analízame

La página del citado rotativo, así como el anuncio, correctamente datado, de «Imago», la revista internacional de psicoanálisis, se muestran en el Museo Freud de Viena, abierto al público desde 1971 en los aposentos del apartamento de la calle Berggasse número 19, que fue consultorio del famoso médico y vivienda de su familia. Extremadamente criticado y combatido en su época, y especialmente en la Viena imperial, la obra del autor de «La interpretación de los sueños» revolucionó el pensamiento científico e influyó de forma decisiva en el desarrollo de la cultura occidental, sin dejar nunca de despertar controversias. Ese es el tema de la conferencia titulada «Psicoanálisis como religión laica» de Felix de Mendelssohn, con la que, junto a un simposio bajo el lema «El poder de los monoteísmos – psicoanálisis y religiones», Viena rinde homenaje a Freud, más de 71 años después de que, ya octogenario, se viera obligado a huir a Londres de la persecución nazi.

Buenos Aires Analízame

El horror y los estragos del régimen de Adolf Hitler son aún palpables en el Museo, pues los nacionalsocialistas, con su quema de libros y la persecución de los judíos, intentaron destruir y ahogar el incipiente pero fuerte movimiento psicoanalítico que desde esta ciudad se extendió rápidamente por otros países. Así, pocos son los muebles originales que pueden verse en la Berggasse 19, y completa está sólo la sala de espera del consultorio, por lo que el público necesita de las fotografías y documentos para reconstruir con la imaginación el ambiente con el famoso diván y el resto de la vivienda y lugar de trabajo de Freud.

Buenos Aires Analízame

Eso sí, numerosos documentos revelan no sólo el rico trabajo del autor de «La interpretación de los sueños», sino de los muchos que le siguieron. Junto a diversos aspectos biográficos de los protagonistas de la historia del psicoanálisis, las obras aparecen ordenadas en apartados que reflejan el amplio desarrollo de la nueva disciplina sobre la vida psíquica del ser humano y sus problemas, iniciada hace más de 115 años con un caso de histeria.

Ni la persecución nazi ni las de otros regímenes totalitarios como algunas dictaduras en Latinoamérica han impedido que el psicoanálisis esté hoy firmemente establecido en casi todo el mundo, incluso en culturas tan diferentes a la europea como la China.

Buenos Aires Analízame
QUE ES SER MACHIRULO  | MACHIRULO
QUE ES SER RAPPER  | Rapper
QUE ES SER DRAG  | Drag