Buenos Aires Celebra Kosher

Compartí :-) .

Se presenta una nueva edición del festival dedicado a homenajear la diversidad cultural de la ciudad de Buenos Aires. En esta ocasión, la gran protagonista será la cultura judía.

Va a haber más de 50 puestos con exquisita y variada oferta gastronómica que nos permitirán viajar hacia nuestros antepasados:

– Kipes.
– Knishes.
– Comidas tradicionales.
– Bandas en vivo.
– Espectáculos artísticos.

El programa Buenos Aires Celebra comenzó en 2009 con el objetivo de mostrar la cultura, historia e identidad de las colectividades, conceptos sobre los que todavía se sostiene. En esta ocasión, la gran homenajeada será la colectividad judía. Desde la mañana, bandas en vivo, artistas, y ofertas gatronómicas serán algunas de las múltiples propuestas artísticas. Más de 50 stands con una amplia variedad de comidas típicas y tradicionales judías, entre los que se destacan swarma, kipes, knishes, junto a librerías, indumentaria y artículos de decoración mostrarán un nutrido paisaje de la identidad judía, en esta celebración para toda la familia.

Domingo 11 de Junio de 2017 | De 12 a 18 hs. | Plaza Seeber (Av. del Libertador y Sarmiento)
Entrada libre y gratuita.

Un alimento Kosher es, básicamente porque una empresa ha certificado que este producto cumple con el control de calidad que imponen las normas judías. Kosher es una palabra que deriva del hebreo Kashrut que significa “puro”.

Por lo tanto, si aplicamos la palabra Kosher al ámbito de la comida y la alimentación nos referimos a alimentos puros, aptos en cuanto a seguridad alimentaria y calidad, para ser consumidos por judíos.

Son las leyes judías las que establecen cómo deben ser los alimentos, cuales están permitidos y cuales no. Cómo se deben tratar otros alimentos, cómo se deben sacrificar, etc.

De esta forma tenemos desde animales o aves kosher, productos lácteos y derivados, huevos, frutas, verduras, cereales, vino, aceite, condimentos, etc.

Características de los alimentos kosher
En cuanto a la carne, las normas que estables qué se puede consumir y qué no lo dejan muy claro. La Torá indica que solo se pueden comer animales de ganadería y caza que tengan pezuñas y sean rumiantes. Las dos características a la vez, por ejemplo los cerdos tienen pezuñas pero no rumian, por lo tanto no se pueden consumir.

Además, el hecho de que tengan pezuñas y rumien no les otorga directamente el placet de poder ser consumidos. Deben ser sacrificados por un “Schochet”, un matarife ritual. No se debe causar dolor a los animales esto es, primero se deja incosciente de forma inmediata al animal y después se le mata de forma, también, inmediata.

Después del sacrificio se deben eliminar grasas, piel y venas. Se extrae la sangre sumergiendo al animal en un baño de agua a temperatura ambiente durante 30 minutos y la carne es salada durante 1 hora.

Matarife
Los derivados de estos animales, por ejemplo la leche y los derivados lácteos, como yogures, etc. Se pueden consumir, eso sí, siempre que se hayan elaborado con condimentos o aditivos kosher.

Además, hay una prohibición, que indica que no se pueden cocinar productos cárnicos con leche. Aunque sean kosher de forma separada. Incluso, no se pueden consumir a la vez de forma separada y hay que dejar un espacio de tiempo de algunas horas para poder hacerlo.

Las únicas aves que se pueden comer son el ganso, el pavo, el pollo y pavo. Por lo que no se pueden comer las aves de caza mayor o menor. Solo las domésticadas desde hace siglos. El proceso para sacrificar y limpiar al animal sería similar. Los huevos de estas aves se pueden comer, pero siempre que no tengan nada de sangre por lo que se inspeccionan uno a uno.

El pescado que se puede comer es el que tiene aletas y escamas. El resto no, es decir moluscos, mariscos, y demás están prohibidos.

Las frutas, verduras, hortalizas y cereales se pueden comer, todas sin excepción ya que todo lo que crece del suelo es kosher. Eso sí, hay que tener cuidado, porque si lleva insectos no se pueden, hay que limpiarlos bien y examinados a conciencia. Y por supuesto no tienen que haber sido tratados con insecticidas o ser transgénicos. Otras frutas que no se pueden comer son las de árboles de menos de 3 años.

Certificado Kosher
Un vino para ser kosher debe haber sido tratado solo con bacterías o enzimas kosher. No se puede clarificar el vino con sangre, ni gelatinas ni caseína. Además las cuvas de fermentación, botellas –que deben ser nuevas-, etc., debe ser lavado a conciencia y bajo supervisión. Eso sin contar que toda la plantación de los viñedos debe ser bajo normas kosher.

Hoy en día, para certificar que un alimento es kosher o no lo es, existen empresas certificadoras que dan el sello de calidad Kosher. Estas empresas certifican que todo el proceso se realiza bajo las leyes judías.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999