choripan1

Chorizo argentino ¿Cómo se hace?

El chorizo argentino es un embutido delicioso.

Aquí te explico cómo se hace:

El chorizo argentino es una salchicha típica de Argentina, que se elabora con carne de cerdo, tocino, pimentón, ajo, sal y pimienta. Se suele embutir en tripa de cerdo y se cocina a la parrilla, preferentemente sobre ascuas de madera.

El chorizo argentino es un alimento muy popular en Argentina, y se suele servir como parte del asado, una parrillada tradicional argentina. También se puede servir como aperitivo, acompañado de pan o papas fritas.

El chorizo argentino tiene un sabor intenso y especiado, con un toque de ahumado. La carne de cerdo es la principal ingrediente, y suele estar acompañada de tocino, que le aporta grasa y sabor. El pimentón es el ingrediente que le da su característico color rojo, y el ajo y la pimienta le aportan un sabor picante.

El chorizo argentino se puede encontrar en cualquier carnicería o supermercado de Argentina.

También se puede comprar online, en tiendas especializadas en productos argentinos.

Ingredientes :

Carne de cerdo picada (preferiblemente panceta y paleta) o carne de vacuno en proporciones de 70-30.
Tripas naturales (para embutir).

Sal.
Ají molido.
Pimentón dulce.
Ajo picado.
Orégano.
Comino.
Vinagre.

Procedimiento:

Preparación de la mezcla: Mezcla la carne picada con sal, ají molido, pimentón dulce, ajo picado, orégano, comino y un poco de vinagre. Deja reposar esta mezcla en la nevera durante al menos 24 horas para que los sabores se mezclen bien.

Embutido: Lava bien las tripas naturales y déjalas en remojo en agua con un poco de vinagre para limpiarlas. Luego, enjuágalas varias veces. Una vez limpias, coloca la mezcla de carne en una máquina de embutir y rellena las tripas con cuidado, procurando no dejar aire dentro.

Formación de chorizos: Haz nudos en los extremos de los chorizos para cerrarlos. Puedes hacer chorizos más largos y luego cortarlos a la medida deseada.

Cocción: Los chorizos argentinos se cocinan a la parrilla o a la plancha a fuego medio hasta que estén dorados por fuera y bien cocidos por dentro. El tiempo de cocción puede variar, pero generalmente tarda unos 15-20 minutos, dependiendo del grosor de los chorizos.

Almacenamiento:

Para conservar los chorizos, es mejor guardarlos en el refrigerador. Puedes envolverlos en papel film o colocarlos en recipientes herméticos. También se pueden congelar, así durarán más tiempo.

Formas de comerlos:

A la parrilla o a la plancha: Como se mencionó anteriormente, cocínalos hasta que estén dorados por fuera y bien cocidos por dentro. Se suelen servir con pan o como parte de un asado argentino.

En guisos o estofados: Los chorizos se pueden cortar en rodajas y añadir a guisos, estofados o incluso paellas para darles sabor.

En sándwiches: Corta los chorizos cocidos y sírvelos en sándwiches con chimichurri u otras salsas y acompañamientos.

La palabra «chorizo»

La palabra «chorizo» tiene su origen en el caló, una lengua gitana que se habla en España y Portugal. En el caló, la palabra «chorar» significa «robar» o «ladrón». Por similitud fonológica, «chorar» pasó a «chorí» y de ahí surgió «chorizo».

En el siglo XV, los españoles introdujeron el chorizo en América, donde se adaptó a las diferentes culturas y tradiciones culinarias. En México, por ejemplo, el chorizo se elabora con carne de cerdo, tocino, chiles y especias. En Argentina, el chorizo se elabora con carne de cerdo, tocino, pimentón y especias.

En la actualidad, el chorizo es un alimento popular en todo el mundo. Se puede encontrar en diferentes formas y sabores, y se puede cocinar de diversas maneras.

A continuación se presentan algunas de las variantes del chorizo en todo el mundo:

España: El chorizo español es el más conocido y tradicional. Se elabora con carne de cerdo, tocino, pimentón y especias. Se puede encontrar en dos tipos principales: chorizo fresco, que se cocina a la plancha o a la parrilla, y chorizo curado, que se puede consumir crudo o cocinado.
Portugal: El chorizo portugués es similar al chorizo español, pero suele ser más picante. Se elabora con carne de cerdo, tocino, pimentón y especias.
México: El chorizo mexicano se elabora con carne de cerdo, tocino, chiles y especias. Es un chorizo muy picante, y se suele usar en tacos, burritos y otras comidas mexicanas.
Argentina: El chorizo argentino se elabora con carne de cerdo, tocino, pimentón y especias. Es un chorizo de sabor intenso y especiado, con un toque de ahumado. Se suele cocinar a la parrilla.
Italia: El chorizo italiano se elabora con carne de cerdo, tocino, especias y vino. Es un chorizo muy suave y jugoso, y se suele servir como aperitivo.
Francia: El chorizo francés se elabora con carne de cerdo, tocino, especias y vino. Es un chorizo similar al chorizo italiano, pero suele ser más picante.
Alemania: El chorizo alemán se elabora con carne de cerdo, tocino, especias y cerveza. Es un chorizo muy sabroso y especiado, y se suele servir como aperitivo o como parte de una comida.

El chorizo es un alimento versátil y delicioso que se puede disfrutar de diversas maneras.

El chorizo es un alimento muy popular en España, y no es raro que aparezca en las películas españolas. A continuación se presentan algunos ejemplos de películas en las que el chorizo tiene un lugar destacado:

El verdugo (1963), de Luis García Berlanga. Esta película, considerada una de las mejores del cine español, cuenta la historia de un verdugo que se ve obligado a ejecutar a un hombre inocente. En una escena de la película, el verdugo prepara un chorizo para comer, mientras reflexiona sobre su trabajo.
La vaquilla (1985), de Luis García Berlanga. Esta película, ambientada en la Guerra Civil española, cuenta la historia de dos jóvenes que se enfrentan a los peligros de la guerra. En una escena de la película, los dos jóvenes se refugian en una casa y se alimentan de chorizo y vino.
La comunidad (2000), de Álex de la Iglesia. Esta película de comedia cuenta la historia de un grupo de vecinos que se ven obligados a trabajar juntos para resolver un crimen. En una escena de la película, los vecinos organizan una fiesta y sirven chorizo como aperitivo.

En el cine internacional, el chorizo también aparece en algunas películas, aunque con menos frecuencia. A continuación se presentan algunos ejemplos:

El bueno, el feo y el malo (1966), de Sergio Leone. Esta película de western spaghetti cuenta la historia de tres hombres que buscan un tesoro enterrado. En una escena de la película, los tres hombres comen chorizo y frijoles en un campamento.
Kill Bill: Vol. 2 (2004), de Quentin Tarantino. Esta película de acción cuenta la historia de una mujer que busca venganza por la muerte de su hija. En una escena de la película, la protagonista come chorizo en un restaurante mexicano.
Chef (2014), de Jon Favreau. Esta película de comedia cuenta la historia de un chef que abre su propio restaurante. En una escena de la película, el protagonista prepara un chorizo con chiles para su restaurante.
En general, el chorizo es un alimento que se asocia con la cultura española, y no es raro que aparezca en las películas españolas. En el cine internacional, el chorizo también aparece en algunas películas, aunque con menos frecuencia.

En Argentina

Algunas películas argentinas que podrían mostrar el chorizo como parte de su escenario gastronómico son:

«El Secreto de sus Ojos» (2009): Esta película, ganadora del premio Óscar a la mejor película de habla no inglesa, ofrece escenas de la vida cotidiana argentina donde es común ver parrilladas y comidas tradicionales, como el chorizo, durante encuentros sociales.

«Nueve Reinas» (2000): Aunque no se centra en la comida, tiene escenas que muestran la vida urbana argentina, donde es posible encontrar puestos callejeros vendiendo chorizos u otros alimentos típicos.

«Familia Rodante» (2004): Esta comedia argentina muestra a una familia en un viaje por Argentina, donde se pueden ver elementos de la cultura culinaria del país, incluyendo probablemente el chorizo.

«Esperando la Carroza» (1985): Una comedia clásica argentina que retrata situaciones cotidianas de familias argentinas. Aunque la comida no es el foco principal, es probable que se muestren aspectos de la vida diaria, incluyendo la comida tradicional.

¡Disfruta de estos deliciosos chorizos argentinos!