Clases de manejo

Consejos para elegir una autoescuela y aprender a manejar.

Publicado por

Para muchos, aprender a manejar puede ser una experiencia traumática y desagradable si no cuentan con personal calificado que los guíe en este proceso, por suerte, en Buenos Aires existen escuelas capacitadas y autorizadas para la instrucción y clases de manejo. Vamos a mencionar la mejor forma de elegir una academia de conducir.

Los accidentes vehiculares ocurren cuando menos se esperan, por eso, estar preparados es lo ideal. En este sentido, son cada vez más las escuelas que brindan sus servicios a los conductores novatos o aprendices para que puedan tener un mejor desenvolvimiento en las vías públicas.

Y es que aprender manejar es más que conducir en las calles, las escuelas de manejo se convierten en una alternativa para reducir los riesgos de accidentes y colisiones en las carreteras.

¿Cómo elegir la autoescuela de manejo indicada?

Dado que la tasa de accidentes y muertes por conductores irresponsables y fallas en los vehículos crece cada día más, es de vital importancia considerar la elección de una autoescuela de manejo.

En Buenos Aires existen gran cantidad de Autoescuelas, cada una con características diferentes; sin embargo, al elegir una escuela de manejo es importante tener en cuenta aspectos como:

  • La ubicación: zonas y sucursales de manejo en caba.
  • Si posee una clase gratis de manejo para conocer al instructor y tener una primer impresión.
  • El horario de clases
  • Cuáles son los paquetes de clases.
  • La certificación: si el curso teórico es avalado por el gobierno de la ciudad de buenos aires.
  • El contenido teórico y material de estudio facilitado: digital y folletería.
  • Si se puede rendir el exámen con los mismos coches que utilizaste para aprender
  • Si cuentan con autos con doble comando para la práctica.
  • La posibilidad de aprender con caja de cambios automática.

Todos estos factores sumados a la capacidad del instructor para enseñar el oficio de conducir, son determinantes en el proceso de aprendizaje. Lo ideal es optar por espacios que resulten cómodos y escuelas de manejo que brinden alternativas a los estudiantes a la hora de aprender.

Aprender a manejar en el movimiento de la ciudad de Buenos Aires

Aprender algo nuevo puede llegar a ser complicado y en el caso de la conducción de un auto, implica más que tomar y aprobar un examen. De modo que un conductor debidamente preparado para manejarse sobre las calles y avenidas debe tener plena seguridad en sí mismo y en sus capacidades para poder tener un buen desempeño. Así como también, asumir el desafío que conducir en zonas tan abarrotadas de coches implica.

Además, no se debe olvidar la responsabilidad que corresponde conducir por calles, rutas y avenidas. Por lo tanto, lo mejor es contar con una educación vial completa que pueda capacitar al estudiante para ser un conductor hábil y sobre todo, responsable ante las políticas y deberes para con los demás ciudadanos que transitan en las calles.

En este sentido, es prudente capacitarse en una autoescuela de manejo que sea competente y que se adapte a las necesidades de cada estudiante, donde no sólo le enseñen a maniobrar el coche, sino que además, pueda aprender sobre las señales de tránsito y las normativas al conducir.  

Recomendaciones al momento de encarar el aprendizaje de manejo

Al momento de enfrentarse al reto de aprender a conducir, es importante tener algunas recomendaciones en cuenta que permitan facilitar el aprendizaje y hacer que la experiencia sea más placentera.

  • Conocer el vehículo: es de suma importancia debido a que las fallas en los vehículos suelen ser frecuentes y aprender a conducir implica tener conocimientos sobre el vehículo y su funcionamiento. De manera que es necesario tener claro aspectos básicos como el nivel de aceite, el líquido de los frenos, los limpiaparabrisas, la dirección refrigerante, la ubicación de la batería, etc.
  • Observa el entorno: a la hora de conducir es importante estar atento a todas las señales de tránsito así como de lo que está sucediendo en el entorno, puesto que nunca se sabe cuándo puede haber un bache o un peatón descuidado.
  • Conocer las señales de tránsito: esto permite ser responsable a la hora de conducir por las vías públicas y estar al tanto de alguna falla en el camino.
  • Tener una buena actitud ante el aprendizaje: la motivación de aprender es un punto importante. Una buena actitud puede ayudar a solventar situaciones y hacer que el proceso sea mucho más simple.

Los mejores barrios para tomar el curso de manejo

Dadas la gran cantidad de coches que circulan en la ciudad de Buenos Aires, es prudente que para aprender a manejar, las clases se tomen en barrios donde no exista demasiado tránsito y de este modo, el estudiante pueda tener más confianza con el vehículo.

Sin embargo, encontrar un barrio poco transitado puede ser complicado en ciertas ocasiones. Tomando en cuenta la distribución de las calles en Buenos Aires, es posible circular por los barrios de Belgrano o Barrio norte, los cuales poseen un acceso a la Av lugones y Avenida Gral Paz, que a su vez permiten al conductor aprender a desenvolverse en la conducción en altas velocidades y en sitios muy concurridos.

Por su parte, en las Avenidas Cabildo o Del Libertador, así como el Barrio Chino en el bajo Belgrano se pueden encontrar gran cantidad de autos y mucho tráfico, por lo que el estudiante puede aprender a conducir y lidiar con autos de diversos tamaños en las vías públicas.

Es importante que el estudiante pueda tener experiencias como estas, puesto que serán frecuentes al momento de conducir por las calles y avenidas. Igualmente, situaciones similares podrán encontrarse en el shopping Alto Palermo.

Integrar al estudiante con las clases en espacios controlados, es una buena herramienta para lograr avances en su proceso de aprendizaje e ir aumentando la dificultad de acuerdo a sus conocimientos.

En el caso de la Autoescuela de manejo Autoescuelacity, esta cuenta con sucursales en barrios como Belgrano, Palermo, Botánico y Recoleta para que los estudiantes puedan elegir la que mejor se adapte a sus necesidades y tengan un mejor acceso a las clases.

Curso Teórico de Manejo Obligatorio en Ciudad de Buenos Aires

Al aprender a manejar además de las clases prácticas, es obligatorio asistir al curso teórico, puesto que este permite poder conocer toda la reglamentación, la ley 24449 de tránsito, distintas circunstancias frecuentes donde los aprendices pueden aprender alternativas de respuestas.

En el trayecto aprenderán maniobras seguras y defensivas en caso que las requieran para situaciones concretas. El objetivo es hacer que los estudiantes puedan conocer a fondo las implicaciones de conducir por vías públicas y los posibles riesgos.

Además, este curso cuenta con un certificado y está dictado por un profesor autorizado por el gobierno de la ciudad, el cual podrá capacitar a los estudiantes en una charla de 5 horas aproximadamente.

En Autoescuelacity el curso puede tomarse en la sucursal de nuestra sucursal de Recoleta (Pte. Uriburu 1672, caba), los días sábados 8hs y una vez a la semana a las 19hs. Sin embargo, el curso se puede hacer cualquiera de sus sucursales sin necesidad de ir a Parque Roca para tomarlo.

¿Cuál es la mejor época del año para tomar el curso de manejo?

Por lo general con la llegada del verano existe una baja en la cantidad de tránsito circulante en las calles de la ciudad, por lo que es una alternativa que las personas con poca experiencia pueden tomar; sin embargo, tomar clases el resto del año puede capacitarlo en el manejo de situaciones con el habitual tráfico, lo que requiere mayor atención de parte del estudiante, pero a su vez, asegura una mayor experiencia a la hora de conducir por las calles.

Es importante destacar que, los estudiantes se sienten más preparados cuando toman cursos y clases de manejo en temporadas en las que el tráfico es elevado, ya que los expone ante una realidad con la cual tendrán que enfrentarse en las vías públicas por su cuenta.

En cualquier caso, esta es una decisión muy personal y depende tanto de las necesidades del estudiante como de su disponibilidad de tiempo para tomar las clases de manejo en una Autoescuela de manejo.