De on premise a cloud: ocho razones para migrar

Compartí :-) .

Damián Szulman, socio de Seidor en Argentina, www.seidor.com

Los motivos que pueden llevar a una empresa a mudar sus sistemas on premise (es decir, instalados físicamente en servidores ubicados dentro de la compañía) a la nube son numerosos. A continuación, destacamos algunos de los más importantes:

1. Crecimiento (o decrecimiento) ilimitado. Se dispone de la capacidad de procesamiento exacta que se necesita para cada momento del negocio. Si las cosas marchan viento en popa, la incorporación de capacidad computacional tiene un costo bajo y controlado. Si los negocios sufren algún tropiezo, se “desactiva” aquello que ya no se use.

2. Costos controlados. Se paga exactamente por lo que se usa.

3. Capacidad de actualización. El proveedor en la nube se ocupa de que la empresa siempre tenga disponible la última versión actualizada de su solución.

4. Adiós al mantenimiento. La empresa no debe lidiar con equipos que se vuelven obsoletos ni utilizar la mayor parte del presupuesto asignado sólo en mantenimiento, en lugar de adquirir las últimas novedades.

5. Mayores niveles de seguridad. Contrariamente a lo que se cree, por la barrera cultural aún instalada de que tener los datos “cerca” es más seguro, el esquema de la nube es mucho más confiable que el on premise. Sin ir más lejos: cuando los servidores están dentro de la empresa hay que invertir específicamente en sistemas de seguridad informática caros, complejos de administrar y que caen fácilmente en la obsolescencia. En cambio, en el universo cloud, todas esas responsabilidades recaen en el proveedor, que además está especializado en el tema.

6. Ausencia de costos ocultos. Muchas veces, cuando se adquiere un servidor se analiza solo el precio de compra del equipo y se compara ese valor con lo que cuesta el hosting durante un año para alojar las soluciones en la nube. Sin embargo, este cálculo tiene un error: a diferencia del esquema cloud, el servidor físico implica costos ocultos que van desde el espacio físico y el seguro hasta la necesidad de UPS u otros mecanismos de gestión de la tensión eléctrica y las herramientas de seguridad informática.

7. Acceso ubicuo. ¿En un bar? Se puede acceder de manera segura a las redes corporativas. Lo mismo desde un aeropuerto, la propia casa o un taxi. Tal como se chequea el correo electrónico o un documento en Drive, se puede operar con el sistema de la empresa sin necesidad de estar en un lugar físico específico ni de establecer costosos accesos remotos.

8. Adiós al backup. Una verdadera pesadilla para muchas pymes, en especial, siempre reacias a dedicar tiempo y esfuerzo a toda actividad que no forme parte del core corporativo.

Los beneficios están al alcance de la mano. Que se vean nubes en el horizonte, hoy por hoy, es lo mejor que le puede pasar a su empresa.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999