Pasaje Rusell de Buenos Aires.

Pasaje Rusell de Buenos Aires

Los pasajes de Palermo tienen ese misterio de Buenos Aires que nunca nadie entiende, por eso ese misterio, generalmente se devela cuando se explica. Fueron diseñados en grandes terrenos, que luego fueron loteados y vendidos a obreros de Buenos Aires antiguo, recordemos que Palermo se lo llamó el barrio de los obrero, fue un barrio muy pobre, donde vivían generalmente los obreros  que construyeron el primer canal del Maldonado, una zona inundable, hoy no podemos imaginar, pero las inundaciones levantaban más de dos metros el agua, una zona muy mala para vivir y muy barata para comprar, al que los ricos porteños le huían, donde era necesario hacer pasar entre calle y calle  estos misteriosos pasajes para no hundírse en el mismo barro.

De este barrio Pobre salieron Jorge Luis Borges, y Carriego, para dar una dimensión de lo que fueron estos barrios humildes, antes de la llegada de 1945.

Hoy recordamos a Oliverio Russell (Oliver), que le da el nombre a este pasaje quien  fue un marino de origen escocés que tuvo una fundamental intervención en el ataque inglés a Buenos Aires en 1806 y una destacada participación en la Campaña Naval de 1814 de la armada de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Nacido en Escocia, se radicó en Buenos Aires alrededor del año 1790, donde fue habilitado como práctico del Río de la Plata, oficio que desempeñó en los mercantes fluviales por varios años. Ya asentado utilizó sus recursos para aprovechar la firma en Londres del tratado preliminar de paz entre España e Inglaterra del 1 de octubre de 1801 fletando un buque propio. Así, partió de la Ciudad del Cabo al mando del bergantín Catharina rumbo a Buenos Aires, arribando el 6 de marzo de 1802. No obstante, en el puerto de Buenos Aires el buque y su carga fueron embargados y subastados. Ante el reclamo en el que fue acompañado por su gobierno, Russell quedó en la ciudad a la espera de la resolución de la causa, continuando mientras tanto con su oficio como práctico real.

El enigma del Pasaje Rusell del Barrio Porteño de Palermo. #PasajeRusell

En 1885 el Arq Buschiazzo proyectaba «Villa Palermo» un barrio de casas  destinadas para obreros y pobres, esa zona abarcaba tan solo cuatro calles Gurruchaga, Cabrera, Costa Rica y Thames. El Pasaje Russell de #BuenosAires, se encuentra en el radio de las calles nombradas que en la actualidad es conocido por «Palermo Viejo».

El Pasaje Russel conserva el encanto de su estrechez del tango Porteño.

El Pasaje Russel se extiende tan solo dos cuadras: hacia la derecha hasta la calle Thames y hacia la izquierda hasta la calle Gurruchaga. Las dos cuadras están pavimentadas y medio rotas. Allí hay casas de estilo colonial,  pintorescas, las cuales la mayoría han sido restauradas.

Sobre sus paredes podes encontra; murales coloridos y muchas frases escritas. Es un paseo donde uno puede pasarse un largo tiempo observando paredes intervenidas por artistas salidos del sistema del arte argentino.

Para llegar hay que ir hacia la calle Russel entre Thames y Gurruchaga, está a  3 cuadras de la Plazoleta Julio Cortázar, más conocida como Plaza Serrano, y ubicada en Palermo Soho.

Pasaje Rusell de Buenos Aires
Pasaje Rusell de Buenos Aires

Este barrio está lleno de restos galerías de arte, hoteles, tiendas de diseño, venta de cosas chinas, bares y restaurantes caros, discotecas, pancherias.

El nombre del pasaje honra a Oliverio Russell, teniente coronel de marina de origen escocés que al mando de la corbeta Belfast participara en el sitio de Montevideo.

Borges el vecino Jorge Luis se atreve a la historia y propone que el incomprobado lugar de la fundación de Buenos Aires fue Palermo, algo que no fue así. Se plantea entonces otorgarle al barrio una épica que muchos no comprendieron nunca. Y remata su poema con sus famosos versos: “A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires: / La juzgo tan eterna como el agua y el aire”.

UN PASAJE DE CUENTO

Ingresamos al pintoresco pasaje Russel –ya muy cerca de Plaza Serrano– para ver la casa que fue eje de la trama del cuento Juan Muraña. Se cree que sirvió de inspiración porque era la única a la que se podía entrar por el frente y salir por detrás: en el cuento el asesino huye así hacia el sur. Por otra parte, Florentina Muraña va con el facón de su marido cuchillero muerto, cuyo fantasma habita en el arma: en muchas composiciones de Borges el arma tiene vida propia. En una parte del relato el personaje Trapani dice: “Por el tiempo del Centenario, vivíamos en el pasaje Russell, en una casa larga y angosta. La puerta del fondo, que siempre estaba cerrada con llave, daba a San Salvador. En la pieza del altillo vivía mi tía, ya entrada en años y algo rara”.

Ahora bien, antes de terminar esta nota, los queremos invitar desde la redacción a que sumen su opinión y quieran compartir. Todo será bienvenido. En Palermonline Noticias, podés participar de las notas escribiendo mediante la Carta de Lectores; los aportes son agradecidos y nos muestran otras visiones desde otros puntos de vista.

CARTA DE LECTORES

Si Usted quiere comentar ésta nota envíenos un mail
lectores@palermonline.com.ar
(Por favor, identifique está nota con el titulo
en el encabezado del Mail que nos envía. Gracias)

SUSCRIPCION A PALERMONLINE NOTICIAS

Suscripción a Palermonline Noticias en Google News

1 – Sí Usted quiere Suscribirse a Palermonline Noticias
y a Nuestro canal en Google News
Haga Click Aquí
y marque la estrella.

Barrio de Palermo en Internet | Palermonline

2 –  Palermo On Line en Twitter.
3 –  Palermo On line en Instagram.
4 –  Palermo On line en Facebook
Buscar Pasaje Rusell en Internet
Pasaje Rusell en Google
Pasaje Rusell en Yahoo
Pasaje Rusell en Bing
Pasaje Rusell en Wikipedia

 

Pasaje Rusell en Twitter

 

Pasaje Rusell en Instagram

 

Pasaje Rusell en Palermonline


El Mensaje de Mercurio
Fuente Decorativa
Columna Meteorológica
Bañista