news rojo1 1

Fleteros rechazó el protocolo anti-piquetes de Patricia Bullrich

El titular del Sindicato Único de Fleteros (Siunfletra), Mario Pereyra, rechazó hoy el protocolo anti-piquetes anunciado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; aseguró que el gremio “no necesita cortar rutas sino solo parar los camiones para garantizar protestas” y criticó “el ajustazo económico porque se llevará puesto a los transportistas”.

Pereyra no descartó que el gremio resuelva medidas de fuerza si no se acuerda “un urgente aumento de tarifas” y dijo que “la enclenque rentabilidad sectorial terrestre se esfumó esta semana luego de la megadevaluación del ministro de Economía Luis Caputo, que llevó el dólar oficial de 400 a 800 pesos y produjo el aumento de precios de bienes”.

Ante falta de definiciones de algunas cámaras empresarias para negociar las tarifas del transporte de cereales, precisó que “el ajustazo del Gobierno se llevará puesto a varios transportistas y, en poco tiempo, choferes, mecánicos, gomeros, torneros, kiosqueros y almaceneros sufrirán las consecuencias de estas políticas”.

El gremio integra la CGT, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra).

“La situación es caótica, alarmante y desesperante. De no haber aumento urgente de las tarifas habrá manifestaciones, porque no hay manera de poner en marcha un vehículo sin pérdida”, señaló Pereyra, quien rechazó el protocolo anti-piquetes y sostuvo que “el gremio no necesita cortar rutas sino parar camiones, porque el transporte de alimentos, combustible, dinero y encomiendas es con vehículos de cargas”, dijo.

El gremio representa a los dueños de vehículos que prestan servicios de fletes en las ramas cereal, oleaginosas, correo, puerto, láctea, cargas generales, expresos y mudanzas, y de forma reciente firmó un acuerdo de mejora salarial para el personal del Correo Argentino del 22,3% retroactivo a septiembre y octubre, pero a “las pocas horas se anunció un nuevo aumento de combustibles, lo que obliga a una renegociación”.

Pereyra alertó sobre “la urgente necesidad de readecuar las tarifas en todas las ramas para evitar la quiebra de cientos de transportistas”, pues con la cosecha fina en ejecución en la provincia de Buenos Aires “es preciso negociar tarifas”.

“En la rama cereal no hay negociaciones por un nuevo cuadro tarifario. Ante la ausencia de viajes por la sequía se trabaja a una tarifa de hambre, ya que se ubica por debajo del 40% de la que debieran cobrar los dueños de los camiones”, señaló.

Dijo que el aumento de combustibles, aceite y cubiertas impacta de lleno en el bolsillo de los transportistas y denunció que las cámaras patronales “no se ponen los pantalones largos para negociar las tarifas, por lo que hoy los acopiadores son los grandes vencedores de estas políticas y pueden solo ellos pagar el valor de los viajes”.

Alertó que si no se remedia urgente esta realidad “las consecuencias serán la precarización laboral, vehículos circulando en pésimas condiciones y caída del empleo”

«El Nuevo MAS convoca de manera unitaria junto a organizaciones del movimiento de desocupados independientes, a sindicatos y agrupaciones de trabajadores, a centros de estudiantes y a organismos de DDHH a una gran movilización contra el plan de guerra antiobrero del nuevo gobierno» dijo Castañeira en sus redes sociales.

«Exigimos que se respeten los derechos democráticos a la protesta y rechazamos por anticipado cualquier represión y/o persecución, lo cual sería manifiestamente inconstitucional, a quienes vamos a ejercer el derecho a la movilización» continuó Castañeira. «Exigimos también a la CGT que, ante cualquier hecho represivo que ocurriese en la movilización del miércoles 20 en reivindicación de la gesta histórica del Argentinazo, tiene que convocar a un paro general».

Luego de la conferencia de prensa de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, los dirigentes del Frente de Izquierda salieron a responder sus amenazas de represión y ratificaron la convocatoria para este miércoles 20 de diciembre. La concentración está convocada a las 16.30 h en forma simultánea desde el Obelisco y desde el Congreso. Desde esos puntos se dirigirán hacia Plaza de Mayo. Será la primera protesta masiva contra el nuevo gobierno que acaba de lanzar un ajuste brutal.