Palermo Soho.

Compartí :-) .

Palermo Soho, el que fuera el Palermo de Borges. Palermo es uno de los barrios más antiguos y tradicionales de Buenos Aires. Confieso que es mi preferido.

Con el paso del tiempo, Palermo se fue dividiendo en distritos. Uno de ellos, Palermo Soho, tiene como centro la encantadora Placita Cortázar, en Jorge Luis Borges y Honduras, fue el que se transformó en un barrio de tendencias.

Habitado por antiguas casas de inquilinatos, pasajes bonitos y estrechos, Palermo Soho se fue renovando. Hoy en día, las más encantadoras boutiques, galerías de arte y casas de decoración se han instalado en Palermo Soho, o Palermo Viejo, como me gusta también llamarlo.

Este Palermo Viejo, pero de vanguardia, se caracteriza por sus calles empedradas, por sus veredas estrechas, por las cortadas y por los árboles enormes cuyas ramas cubren la calle y la llenan de frescura. Es un verdadero placer pasear por sus calles hasta en verano. Este Palermo fue el hogar del célebre escritor, Jorge Luis Borges. La casa donde vivió hasta el año 1914 era famosa.

La mayoría de las casas se han convertido en restaurantes, cafés, ateliers y boutiques. No dejo Palermo sin hacer mis compras en Velas de la Ballena en calle Soler o tomar el té en Nucha, en calle Armenia. Poco a poco, las marcas locales también se fueron instalando en las viviendas recicladas. Palermo Soho tiene el espíritu de Le Marais de París, pero a la manera porteña.

El barrio bohemio se fue instalando alrededor de la Placita Cortázar, y crece hacia la Plaza Palermo Viejo, en la esquina de Armenia y Costa Rica. Amo ver en esta plaza los paseadores de perros, un invento bien porteño. Surgieron pequeñas cafeterías con terrazas como Bar Abierto frente a la plaza, librerías ambulantes y un mercado del diseño y el vintage. Los discos y libros que no encuentro en otro lado, los ubico en Miles, en calle Honduras. Es un barrio muy entretenido. La zona está poblada de galerías de arte y tiendas de antigüedades. Mi restaurante favorito se encuentra a sólo 300 metros de ese lugar.

En los primeros tiempos, el barrio de Palermo Soho se mantuvo bastante tranquilo. Lejos de eso, hoy lo habitan una colección de restaurantes temáticos, tiendas, boutiques, cafés y teatros.

El distrito crece y se mueve. El diseño vanguardista argentino encontró su lugar entre las calles Costa Rica, Godoy Cruz, Malabia y Gorriti. Muchos turistas lo eligen para instalarse en sus hoteles boutique, hostels y B & B. y también tiene una oferta interesante de apartamentos para alquilar.

Uno de los paseos que más disfruto es el de los pasajes de Palermo Soho. Son encantadores. Muchos de ellos tienen murales muy bonitos. Los más populares son los pasajes Russel, Santa Rosa, Darwin y Soria. Se dice que son los vestigios de un barrio obrero.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: En que podemos ayudarte?