¿Sos agradecido…. o permanecés depresivo?

Compartí :-) .

Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas viven con depresión, un incremento de más del 18% entre 2005 y 2015. ¿A que se debe que tantas personas estén sumidas en el dolor y apatía que causa un trastorno depresivo?

La depresión es un trastorno anímico que puede deberse a diversas causas, entre ellas genéticas o de carácter orgánica. Sin embargo existen los factores psicológicos que se refieren a como interpretamos la realidad y con que recursos contamos para lidiar con las dificultades que se nos aparecen. Acorde a mi experiencia clínica , uno de los factores que predisponen a experimentar la depresión es la falta de agradecimiento con tu propia vida.

Si observas detenidamente, el simple hecho de estar vivos es motivo mas que suficiente para agradecer. La biblia explica que la primera acción que una persona precisa llevar a cabo ni bien se despierta es agradecer a Dios por estar nuevamente vivos. La explicación que nos brinda la Cabala, rama mística de la biblia, es que al dormir, un fragmento de nuestra alma asciende al cielo y podría quedarse allí arriba y nosotros nunca volver a despertarnos. Por ello lo primero es agradecer por el retorno de ese fragmento.

Mas allá que creas o no en Dios, agradecer apenas te despiertas a la existencia, el Tao, el universo o Dios, es la manera más potente de comenzar el día con una energía fresca y conectada. Agradecer apenas nos despertamos corta de cuajo el estrés onírico que podemos arrastrar y nos permite comenzar el día con el pié derecho.

Cuando he recibido pacientes con problemas depresivos he notado que tienen dificultades para conectarse con la gratitud y por ende, agradecer por lo que tienen en sus vidas. Todos tenemos cosas por las cuales agradecer. Si te cuesta hacerlo, es probable que tengas tendencia a experimentar frustración, insatisfacción y por consiguiente depresión.

Dos simples sugerencias para experimentar el poder de la gratitud en nuestra vida:
Apenas te despertás, con voz apenas audible, probá experimentar agradeciendo por estar vivo. Una simple frase que diga a dios o la vida con sentimiento, “Te agradezco por estar vivo nuevamente”.

La otra sugerencia es decirnos la bella frase de Bert Hellinger… “Gracias Mamá. Gracias Papá. He recibido tanto de ustedes y es suficiente. El resto lo haré yo mismo”.

Te deseo una semana de conexión con la gratitud.

Pablo Nachtigall
Psicólogo clínico, Capacitador y escritor.
Tel.: 154 946 9491

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999