Derrumbe en el boliche Beara. Justicia a medida de los imputados

Derrumbe en el boliche Beara: condenaron a los dueños a tres años de prisión

La misma pena se le dio al maestro mayor de obras que habilitó el local. El comisario, los funcionarios de la Policía Federal y los exfuncionarios del gobierno de la Ciudad fueron absueltos por el hecho que terminó con la vida de dos jóvenes.

Este miércoles, el Tribunal Oral número siete condenó a tres años de prisión en suspenso a los dueños de Beara. Agustín Dobrila, Juan Carlos María Yun e Iván Fliess administraban el boliche porteño del barrio de Palermo donde se derrumbó un entrepiso causando la muerte de dos jóvenes e hiriendo a medio centenar de personas.

El maestro mayor de obras Gustavo Amaru, quién habilitó el local, fue condenado a la misma pena. En contrapartida, absolvieron al comisario, los oficiales de la Policía Federal y los ex funcionarios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que fueron acusados por el derrumbe.

Esta mañana, el tribunal escuchó las últimas palabras de cuatro integrantes de la Policía Federal, el comisario Rodolfo Cabezas y los oficiales Gustavo Flaminio, Luis Acosta y Julio González. Todos proclamaron su inocencia y pidieron al tribunal, integrado por los jueces Gabriel Vega, Gustavo Alterini y Alejandro Nocetti, «que se haga justicia».

El fiscal del Juicio, Oscar Ciruzzi, pidió condenas de hasta cuatro años y medio de prisión para 12 de los 17 imputados, en tanto decidió no formular acusación contra los otros cinco. El pedido de penas más grave fue para los empresarios Juan Carlos María Yun, Agustín Dobrila e Iván Fliess, pero también formuló acusación contra ex funcionarios, entre ellos el ex director General de Habilitaciones y Permisos Martín Farrell, quien estuvo a punto de ser juez de la Ciudad pero su pliego fue rechazado por el siniestro de Beara. La causa fue instruida en primera instancia por el fiscal Andrés Madrea, quien elevó las actuaciones a juicio en 2016 pero sólo en febrero pasado se inició el debate.

El derrumbe de un entrepiso en el boliche Beara provocó la muerte de Ariana Beatriz Lizarraga, de 21 años, y de Paula Leticia Provedo, de 20.

Ariana Beatriz Lizarraga, de 21 años de edad, y Paula Leticia Provedo, de 20, murieron como consecuencia del derrumbe de un entrepiso en el local, que en los hechos funcionaba como una suerte de Cromañón en escala. El lugar estaba habilitado para fiestas privadas pero la investigación determinó que había shows en vivo, baile y se cobraba entrada a los concurrentes.