fugazzeta343 1

Fugazza y Fugazzetta Rellena. Dos estilos de pizza argentinos

Dos estilos de pizza argentinos son reconocidos entre los 30 más populares del mundo

Comerse una porciones de pizza, con una buena muzzarella y salsa de tomate, unas porciones de faina, acompañadas por una birra es un placer inmenso. Hay tantas variedades de pizza que uno no sabe cual elegir, con anchoas, napolitana, jamón y morrones, la fugazzetta con queso, en fin, son innumerables. Pero, como decíamos antes, la pizza ya no es italiana, es patrimonio de la humanidad.

En un ranking internacional elaborado por la prestigiosa publicación Taste Atlas, dos estilos de pizza originarios de Argentina han sido seleccionados entre los 30 más populares del mundo. La tradicional fugazza argentina ha sido posicionada en el puesto 22° y la fugazzetta rellena en el 26° lugar.

El ranking está encabezado por tres pizzas originarias de Nápoles, Italia: la Napolitana, la Margarita y el Calzone Pizza. En el cuarto puesto se encuentra la pizza de Pepperoni de Estados Unidos y en el quinto lugar la Marinara, también de Nápoles.

La pizza fugazza, reconocida por su base de masa gruesa y esponjosa cubierta con abundante cebolla, es una de las variantes más conocidas en Argentina y refleja la influencia italiana en la gastronomía del país. La fugazzetta, creada por el inmigrante italiano Agustín Banchero, es una evolución de la fugazza y se destaca por ser rellena, con queso y sabores intensos. Ambas pizzas son ofrecidas en pizzerías tradicionales de barrio a lo largo de Argentina.

Además de las pizzas argentinas, solo dos pizzas latinoamericanas más han sido incluidas en el ranking: la Pizza Cubana y el Lomo Saltado Pizza de Perú.

Receta clásica de Fugazza Argentina

Ingredientes:

500g de harina 000

300 ml de agua tibia

1 cucharada de sal

1 sobre de levadura seca (10g) o 25g de levadura fresca

2 cucharadas de aceite de oliva

3 cebollas grandes

Aceite de oliva

Orégano

Sal y pimienta a gusto

Preparación:

En un recipiente grande, disolver la levadura en el agua tibia. Agregar el aceite de oliva y la sal. Incorporar la harina gradualmente mientras se mezcla, hasta formar una masa suave y homogénea. Amasar durante unos 10 minutos sobre una superficie enharinada hasta que la masa esté elástica y no se pegue a las manos. Formar un bollo, colocarlo en un recipiente aceitado, cubrir con film transparente y dejar levar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora o hasta que duplique su tamaño.

Mientras la masa leva, cortar las cebollas en rodajas finas. En una sartén grande, calentar abundante aceite de oliva a fuego medio. Agregar las cebollas y cocinarlas lentamente, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén doradas y caramelizadas. Sazonar con sal y pimienta a gusto.

Precalentar el horno a 220°C. Estirar la masa sobre una superficie enharinada hasta obtener un círculo del tamaño deseado. Colocar la masa en una bandeja para horno previamente aceitada. Cubrir la masa con las cebollas caramelizadas, distribuyéndolas uniformemente. Espolvorear con orégano a gusto.

Hornear la fugazza durante 15-20 minutos, o hasta que la masa esté dorada y las cebollas estén ligeramente crujientes.

Retirar del horno y dejar reposar unos minutos antes de cortar y servir.

Disfrutar caliente!

Se puede agregar queso mozzarella rallado sobre las cebollas antes de hornear para obtener una fugazza con queso.

Para una versión más ligera, se puede utilizar aceite en spray para cocinar las cebollas.

Se puede experimentar con diferentes hierbas y especias para personalizar el sabor de la fugazza.

Receta de Fugazzetta Rellena

Ingredientes:

Misma receta que la fugazza clásica (ver arriba)

300g de queso mozzarella rallado

200g de queso provolone rallado

100g de jamón cocido en fetas

3 cebollas grandes

Aceite de oliva

Orégano

Sal y pimienta a gusto

Preparación:

Preparar la masa según la receta de la fugazza clásica y dejarla levar.

Mientras la masa leva, cortar las cebollas en rodajas finas y caramelizarlas en una sartén con aceite de oliva, sal y pimienta, como en la receta de la fugazza clásica.

Dividir la masa leudada en dos partes iguales. Estirar una parte sobre una superficie enharinada hasta obtener un círculo del tamaño deseado. Colocar la masa en una bandeja para horno previamente aceitada.

Esparcir la mitad del queso mozzarella y provolone rallado sobre la masa. Cubrir con las fetas de jamón cocido. Espolvorear con el resto del queso rallado.

Estirar la otra parte de la masa en un círculo del mismo tamaño. Cubrir el relleno con esta masa, sellando los bordes con los dedos o un tenedor para evitar que el queso se escape durante la cocción.

Cubrir la superficie de la fugazza con las cebollas caramelizadas y espolvorear con orégano a gusto.

Hornear en horno precalentado a 220°C durante 20-25 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el queso derretido y burbujeante.

Retirar del horno, dejar reposar unos minutos y cortar en porciones. ¡A disfrutar!

Se puede variar el relleno con otros ingredientes como panceta, longaniza, morrones asados, aceitunas, etc.

Para una versión más intensa, se puede agregar queso azul o roquefort al relleno.

Se puede pincelar la superficie de la fugazza con aceite de oliva antes de hornear para obtener una corteza más crujiente.

¡Disfruta de esta deliciosa fugazzeta rellena, una variante irresistible de la clásica fugazza argentina!