Monoxido

Monóxido de carbono un enemigo invisible.

El 21 de junio fue instaurado como el «Día de la concientización y prevención contra el monóxido de carbono», teniendo en cuenta que en esa fecha inicia el invierno y con ello los mayores riesgos por intoxicación y muertes causadas por el monóxido de carbono.  La falla puede suceder en cualquier circunstancia, debemos concientizarnos sobre este enemigo invisible que está presente en muchos lugares.

Monóxido de carbono: Gas incoloro e inodoro emanado por la combustión incompleta de cualquier combustible fósil. Ej: tubos de escape, estufas a gas.

Durante invierno la posibilidad de intoxicación por monóxido es mayor porque las casas están más cerradas, pero igual es una intoxicación que también ocurre en épocas de verano.

El monóxido si no mata deja secuelas de por vida.

Si hay prevención se pueden salvar vidas. Deseo que las jornadas de difusión puedan servir para concientizar.

La médica toxicóloga del Hospital Fernández y del establecimiento Toximed, Dra. Victoria Di Nardo, y el jefe del área de operaciones y especialista en capacitación de Metrogas, Damián Maese, expusieron sobre qué es y los riesgos que implica ingerir monóxido de carbono, las causas de los accidentes, estadísticas a nivel nacional y recomendaciones para prevenir accidentes, entre otros temas.

Enemigo invisible

El monóxido de carbono (CO) no tiene olor, no es visible y no se siente, por lo que se lo conoce como “el asesino invisible”. Es un gas muy venenoso producto de la combustión incompleta originada por el mal estado de las instalaciones, insuficiente ventilación o artefactos en lugares inadecuados.

Una vez inhalado, el CO llega a los pulmones para luego incorporarse a la hemoglobina del glóbulo rojo presente en la circulación sanguínea, desplazando al oxígeno y generando carboxihemoglobina. El primer lugar afectado es el cerebro, por eso los síntomas iniciales son mareos, náuseas y vómitos, y en segundo lugar el corazón, incrementando el riesgo de que se produzcan arritmias cardíacas, infarto de miocardio e incluso el fallecimiento.

Según un relevamiento realizado por Ente Regulador de Gas (EnerGas), los accidentes por intoxicaciones por CO son producidos en un 87% por calefones, 8% por calefactores y 5% por cocinas. Se estima que más de 1.600 personas se intoxicaron en el país por inhalación de CO durante el 2015 y que al menos 200 mueren cada año por esta causa.

La mayoría de las intoxicaciones son consecuencia del mal estado de las instalaciones en las viviendas, pero también son frecuentes los casos por exposición a gases de escape del auto y menos común por inhalación de humo durante un incendio.

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono se recomienda retirar a los afectados del ambiente contaminado hasta un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco, además de llamar a la ambulancia de inmediato, abrir puertas y ventanas y apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.

✔1 – No utilices cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.

✔ 2 – Apagá estufas por la noche y cuando no sean realmente necesarias.

✔3 – Nunca uses hornallas de cocina y/o el horno como forma de calefacción.

✔4 – Hacé revisar todos los años -por un gasista matriculado- las estufas, estufas catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de calefones, termotanques y calefactores de tiro balanceado.

✔5 – Verificá que no estén obstruidos los conductos o rejillas de ventilación. Un simple espacio por donde circule y se renueve el aire es fundamental y puede salvar una vida.

 ✔6 – No uses braseros o estufas a kerosén para calefaccionarse. Si no puedes evitar usarlas, apagalas y retiralas del ambiente antes de acostarse. Es preferible abrigarse con más ropa.

Además recordá que los síntomas comunes de intoxicación son dolor de cabeza, náuseas y vómitos, mareos, debilidad, cansancio y/o pérdida de conocimiento. En altas concentraciones el monóxido de carbono puede generar la muerte en minutos.

Ante estos primeros síntomas, abrí puertas y ventanas, mantené los ambientes bien ventilados y retira a las personas que se encuentren en el lugar contaminado.

En todos los casos, debe concurrir al hospital más próximo al domicilio o comunicarse con emergencias de tu localidad. Si se actúa a tiempo ante cualquier síntoma  se pueden salvar vidas y evitar complicaciones y secuelas que pueden aparecer varias semanas después.

Cabe destacar que en este momento las personas pasan más tiempo en las casas y se debe ser más estrictos a la hora de calefaccionarnos. Además no se debe dejar de tener en cuenta que los ambientes ventilados son necesarios  para evitar la propagación del Covid 19.

Los 10 consejos básicos para evitar la intoxicación

1. Está prohibido el uso de cualquier artefacto que no sea de tiro balanceado en dormitorios y baños.
2. Nunca dormir con estufas prendidas, salvo las que son de tiro balanceado.
3. Verificar que no estén obstruidos los conductores o rejillas de ventilación.
4. Mantener siempre algún ambiente ventilado. Dejar al menos 10 centímetros abierta una ventana.
5. Revisar una vez por año por un gasista matriculado todo tipo de estufas, catalíticas, pantallas infrarrojas y salidas al exterior de aparatos calefactores.
6. Usar solo artefactos con salida al exterior
7. Evitar el uso de braseros o estufas a querosén. Si no pueden hacerlo, apagarlo antes de dormir.
8. Nunca usar hornallas y/o el horno para calefaccionar. Es preferible abrigarse con más ropa.
9. Al encender el automóvil verificar que el garaje esté ventilado.
10. Cuando se usan grupos electrógenos, deben colocarse al aire libre y no dentro del domicilio.

Síntomas comunes de intoxicación

– Dolor de cabeza
– Náuseas y vómitos
– Mareos
– Debilidad, cansancio y/o pérdida del conocimiento

Ante los primeros síntomas

– Retirar a las personas que se encuentren en el lugar contaminado
– Abrir puertas y ventanas para mantener el ambiente ventilado

En todos los casos, concurrir al hospital más cercano al domicilio o comunicarse con el SAME (107). El tratamiento adecuado evita complicaciones y secuelas que pueden aparecer varias semanas después.

Servicios de Toxicología que atienden las 24 horas

• Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez: Tel. 4962-6666/2247
• Hospital de Niños Pedro Elizalde: Tel. 4300-2115
• Hospital Gral. de Agudos Juan A. Fernández: Tel. 4801-7767 y 4808-2655

La peligrosidad de la intoxicación por monóxido de carbono se debe a que es un gas inodoro, incoloro, insípido y no irritante, que se produce por la mala combustión del gas natural, la leña, el carbón o la nafta.

Monóxido de carbono es un gas que tiene una característica particular: no se huele, no se siente, y que se produce cuando hay un mal funcionamiento de los aparatos ya sea de gas o de automóviles con problemas en el caño de escape, o cuando se utilizan productos como el carbón dentro de un domicilio para calefaccionar.

La gente no se da cuenta de que se está intoxicando sino a partir de los síntomas que empiezan a aparecer: dolor de cabeza, náuseas, palpitaciones, vómitos y mareos. Y ese cuadro va progresando si la persona no sale del lugar.

Ante la presencia de estos síntomas hay que abrir puertas, ventanas y mantener los ambientes bien ventilados, retirando a las personas que se encuentren en el lugar contaminado, y concurrir inmediatamente a un médico informándole de la posibilidad de una posible intoxicación.

Los principales consejos para evitar estas intoxicaciones son revisar por lo menos una vez al año todos los artefactos de gas que tengamos; mantener aireado el ambiente, dejando por lo menos 10 centímetros abierta una ventana; no utilizar estufas que no sean de tiro balanceado en ambientes en los cuales vamos a dormir; no utilizar carbón para calefaccionar y si lo utilizamos dentro de la casa airearla y retirarlo cuando nos vamos a dormir y si vamos a encender un automóvil dentro de un garaje siempre es fundamental que el garaje también esté ventilado, porque nos podemos contaminar en esa situación.

Cuando se usan grupos electrógenos y no se usan con las medidas de seguridad, como por ejemplo que se coloquen al aire libre y no dentro del domicilio, ahí también podemos tener una intoxicación. Pero durante la época invernal aumentan la cantidad de casos considerablemente.

Consejos de prevención de Bomberos de la Ciudad para evitar intoxicación con monóxido de carbono

Ante las bajas temperaturas de esta época del año y la utilización de diferentes métodos de calefacción, Bomberos de la Ciudad detalla una serie de consejos de prevención para evitar sufrir una intoxicación por inhalación de monóxido de carbono.


Además de las medidas de prevención, desde Bomberos de la Ciudad advierten que ante cualquier emergencia o dudas sobre el tema comunicarse al 911.

Como primera medida, la Oficina de Investigación de Incendio y Explosiones de Bomberos de la Ciudad aconseja que un gasista matriculado verifique el correcto funcionamiento de los artefactos de gas (calefones, termotanques, cocinas y estufas), el estado de su instalación y de las rejillas de renovación de aire, y corroborar que todas las salidas de los conductos de los artefactos estén sin obstrucciones.

Además, se recomienda que no se utilice la cocina para calefaccionar y tampoco los braseros, que están prohibidos.

En las instalaciones de gas, que no se elijan caños corrugados para salida de los artefactos y controlar que los cerramientos no impidan la salida de los gases de los artefactos.

Si se desata un incendio y la persona se encuentra dentro del inmueble afectado, es importante que vaya en posición de cuclillas hacia una ventana para poder pedir ayuda.

En el caso de que el edificio esté en riesgo de derrumbe, se aconseja colocarse debajo de los marcos de las puertas.

Si la persona afectada no logra moverse, lo importante es que haga algún tipo de ruido para que los efectivos puedan localizarla y asistirla.

Si el operativo requiere una evacuación de las instalaciones, se debe caminar lo más agachado posible para tener contacto con el oxígeno que se deposita en el suelo.

 ¿Cómo prevenir accidentes domésticos? 

 

·        Ubicación: Se recomienda colocar calefactores y estufas en espacios amplios que cuenten, además, con buena circulación de aire. Se sugiere evitar lugares como el baño y/o habitaciones pequeñas. En caso de contar con un artefacto en espacios de estas características, recuerde que deben ser de tiro balanceado. 

·        Elegir artefactos de calidad: Revise que el equipo sea original y que cuente con la correspondiente homologación por parte del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).  

·        Verificar el color de la llama: Todo equipo encendido a gas debe mostrar una llama constante de color azul. Si esta se ve de color amarillo y en movimiento, debe llamar a su gasista para que chequee el funcionamiento del artefacto, ya que esto puede significar que hay una pérdida de monóxido de carbono. 

·        Ventilación: La cocina o todo aquel espacio calefaccionado debe contar con una correcta ventilación, para mantener el recambio de aire. Para ello, se aconseja cuidar la obstrucción de los conductos y rejillas y, a su vez, siempre contar con alguna pequeña ventana o persiana semi-abierta.  

·        Destinar cada artefacto a su uso predeterminado: No utilice las estufas o calefactores para acercar su tender y secar la ropa, ya que esta suele ser la principal causa de incendios en hogares. A su vez, tampoco es recomendable prender el horno para calentar el hogar cuando no se está cocinando, ya que el olvido de esta acción puede ser sumamente perjudicial.  

·        Tener especial cuidado con las estufas eléctricas o a kerosene: Se sugiere que, al apagarlas, se enfríen sacándolas afuera (balcón, patio, etc.). El riesgo de accidentes se mantiene mientras el equipo se encuentre caliente y cerca de objetos sensibles al mismo.  

·        Consumo: No sobrecargue los sistemas eléctricos con equipos de calefacción. La mayoría de los incendios de origen eléctrico lo fueron por sobreconsumo o aparatos en mal estado. 

·        Contar con un sistema de detector de humo/monóxido de carbono: Resulta clave contar con un sistema de monitoreo dónde cuente con detector de humo y/o monóxido de carbono. De esta forma, al presentarse una situación de pérdida, el sistema avisará a la brevedad y permitirá tomar acción al respecto para evitar accidentes.  

  

Recordar que siempre es importante contratar un gasista matriculado, cuya experiencia y conocimiento en la materia certifique una instalación o reparación segura. Por último, en el caso que se presenten signos de intoxicación con monóxido de carbono, es necesario abrir puertas y ventanas para ventilar, retirarse del lugar contaminado para respirar aire fresco e ir o llevar a la víctima rápidamente al Hospital o al Centro asistencial más próximo. 

CARTA DE LECTORES

Si Usted quiere comentar ésta nota envíenos un mail lectores@palermonline.com.ar
(Por favor, identifique está nota con el titulo en el encabezado del Mail que nos envía. Gracias)

SUSCRIPCION A PALERMONLINE NOTICIAS

Suscripción a Palermonline Noticias en Google News

1 – Sí Usted quiere Suscribirse a Palermonline Noticias y a Nuestro canal en Google News
Haga Click Aquí y marque la estrella.

2 –  Palermo On Line en Twitter.

3 –  Palermo On line en Instagram.

4 –  Palermo On line en Facebook

Monoxido en Google
Monoxido en Yahoo
Monoxido en Bing

Casa Bagley del Zoo.
El Tambito de Palermo, la primera milonga Argentina
Aljibe Colonial
Esculturas del Barrio de Recoleta
Palacio de los Patos
La familia Errazuriz Alvear
Tango en Palermo
Tango y Conceptos
Tango y Esclavitud
Tango Cambalache
Tango Tag