Motociclistas representan el 46% de muertos en siniestros viales

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) lanzó este viernes en Córdoba la iniciativa «Casco siempre» para mejorar la seguridad vial de los motociclistas, que representan el 46 por ciento de los fallecidos en siniestros viales en todo el país, según afirmó el organismo.

Se trata de una iniciativa que apunta a mejorar la seguridad vial de los motociclistas en las 10 ciudades argentinas que concentraron las cifras más elevadas de mortalidad de motociclistas durante 2021.

«Casco siempre» es una política pública de la ANSV enfocada a mejorar la situación vial de usuarios de motos, quienes representan el 46% de personas fallecidas en incidentes de tránsito a nivel país, señaló un comunicado oficial.

Para esto, el organismo del Ministerio de Transporte implementará acciones concretas para reducir la tasa de siniestralidad de motociclistas y fomentar e incrementar el uso de elementos de seguridad como el casco y equipamiento reflectivo.

La primera ciudad en que se pondrá en marcha es en Córdoba y próximamente se replicará en Formosa, La Rioja, Rosario, Corrientes, La Plata, Resistencia, Salta, San Miguel de Tucumán y Santiago del Estero.

«Hoy comenzamos en Córdoba esta política pública que busca salvar muchas vidas. La moto está tomando cada vez más protagonismo como medio transporte y de trabajo, por eso es esencial que desde el Estado brindemos a los municipios las herramientas y los recursos necesarios para fortalecer el proceso de emisión de licencias, para formar, concientizar y capacitar sobre una conducción segura, y también para profesionalizar a los cuerpos de control y fiscalización locales, entre otras líneas de acción», detalló el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

La ANSV trabajará junto a las jurisdicciones que integran esta iniciativa en tres ejes de acción, en las que aportará, entre otras cosas, elementos de seguridad para controles, material para cursos y exámenes para obtener la licencia de conducir, cascos homologados de calidad y chalecos, capacitaciones a personal local y contenidos para campañas de difusión.

Los ejes en los que se trabajará son la formación de los conductores durante el proceso del otorgamiento de la licencia de conducir a través de, principalmente, la creación de un curso presencial específico que incluye técnicas de conducción segura, exámenes teóricos diferenciados de los de otras clases de conductores y exámenes prácticos en una pista aprobada por la ANSV, capacitación a los evaluadores de los Centros Emisores de Licencias y la propuesta de incorporar un curso con examen práctico para quienes renueven su licencia por primera vez.

Para los trabajadores motociclistas de reparto se propone crear un registro municipal, se implementarán capacitaciones prácticas sobre conducción segura, entrega de cascos y chalecos de alta visibilidad y creación de programas de seguridad vial en grandes empresas y organismos públicos.

En cuanto a la educación, se buscará involucrar al sistema educativo local en el proyecto con la capacitación a docentes de todos los niveles y realizar encuentros lúdicos para alumnos de nivel inicial y primario. También se buscará dar difusión a través de los medios de comunicación locales.