The best hamburger in town

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Honrando la cocina, el fast food puede convertirse en cool and good food. Con materia prima y valoración de la calidad, todo puede pasar.

Según cuentan desarrollaron una receta exclusiva a partir de 3 blends de carne vacuna y un gran pan casero. Afirman que decidieron no copiar la hamburguesa, sino reinventarla con ese mix proveniente de los mejores campos del país.
En The Burger Company no se quedan con chiquitas. Los sagaces hacedores del emprendimiento afirman que tienen “la mujer hamburguesa de la ciudad” y le declaran abiertamente la guerra a la pizza. En un negocio repleto de irreverencia y humor cómplice, intentan generar un cambio. Sus medallones, realizados con una delicada combinación de carnes y una fina selección de condimentos, dan como resultado una hamburguesa que se destaca por su sabor, mientras que la puesta moderna, pero algo retro invita a vivir una experiencia distinta.

Balance de equilibrios

Uno de los puntos que hacen bien es navegar exitosamente sobre el límite entra las tradiciones y la vanguardia. La carne sabe a eso, con la riqueza que se gustaba en casa, cuando asaba la abuela el bife con ensalada. Pero, a su vez, la hamburguesa se viste con combinaciones arriesgadas. La construcción ha sido multifocal. Por ejemplo, uniéndose a las tendencias, han reunido las voces de influencers como Burger Kid, Burger Love o Burger Facts, tomado sus consejos y fusionado con materias primas de alto nivel para crear sus recetas.
El ensamblaje de cadenas de valor, contribuye visiblemente al resultado que el cmensal saborea en su paladar. Su bacon ahumado es de Cabaña Las Dinas y posee un sabor muy superior a otros del mercado. Las papas de excelente calidad son de Lutosa, importadas de Belga y de corte “Crinkle”. Todos sus platos pueden acompañarse con la Mayonesa Heinz, un producto de primera categoría que no se consigue fácilmente en el mercado argentino. El broche de oro lo dan las paletas heladas de Tufic Helados, con 3 combinaciones: Americana, Oreo o Chocotorta.
La apuesta al sabor es clara y no queda en el discurso. Quince variedades de hamburguesas lo prueban. Se destacan la Kid Co. (dos medallones de 160 gramos de carne, manteca soft, alioli trufado y doble Cheddar), Lover Co. (dos jugosos medallones de 160 gramos de carne, doble cheddar, cebollita morada y salsa Baconnaise), Master Co. (dos medallones de 160 gramos carne, doble cheddar, salsa Master elaborada a partir de una combinación secreta de ingredientes, crispy onion (hilos de cebolla enharinados y fritos) y rodajas de pepino) y opciones vegetarianas, Sin Taac o con medallón de salmón, ideales para acompañar con una pinta de cerveza tirada Patagonia con Happy Hour todos los jueves de 18 a 22hs.
Las guarniciones no quedan relegadas. Para acompañar las hamburguesas se puede optar por papas fritas solas, con cheddar, con cheddar y panceta o con huevo o batatas fritas. Además cuenta con aros de cebolla, Crispy Nuggets con salsa barbacoa o Honey Mustard y Mozzarella Stick, bastoncitos de muzarella.

Exceso de Hamburguesa

Para completar su carta, el anuncio más reciente, es el de su primera línea de hot dogs. Tres variedades de pensadas y elaboradas desde cero por Las Dinas Chacinados, que creó una salchicha de sabor ahumado, que se asemeja a las alemanas pero con una textura suave, más parecida a las de origen argentino. Por otro lado, Franco Kalifon fue el encargado de crear el pan de textura suave y aireada que se funde a la perfección con el sabor de la salchicha. Pueden encontrarse en tres versiones: Classic, Deluxe con cheddar y bacon o Kid -realizado con colaboración con el youtuber e instagramer BurgrKid- con cheddar, cebolla crispy y sweet chili de pampa gourmet.
La experiencia es grata, el publico muy joven, pero la degustación es apta para todas las edades. Un sitio
donde la carne sabe a parrilla de barrio y el local tiene todo el espíritu palermitano.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999