Un verdadero hombre, ¿Descalifica a las mujeres?

Publicado por

Si sos mujer y estás leyendo esto, realmente me siento contento, ya que podrás chequear lo que estés leyendo observando a los hombres con los que interactúes, sean amigos, padre, hermanos, pareja o familiares. Inclusive colegas y personas de tu trabajo.

Y sos hombre, simplemente podés preguntarte si te resuenan estas simples preguntas en relación a lo que significa para vos ser hombre… ¿Te permtís conectarte con tu tristeza y dolor….expresarlo y llorar? ¿Te permitís compartir tus miedos, aquellos aspectos en relación a tu vulnerabilidad? Frente a una mujer, sea tu pareja, amigas o familiares, ¿Podés compartir tus sentimientos tanto de enojo, dolor como alegría?. ¿Tendés a sentirte intimidado frente a tu pareja…o ex? ¿Te cuesta hablar de temas como dinero y sexo y establecer tu punto de vista de manera firme y directa? ¿Has podido construir vínculos con las mujeres que sean adultos, equilibrados y placenteros?

Acorde mi experiencia terapéutica acompañando cientos de pacientes hombres, aproximadamente un 85% de ellos contestarían negativamente frente a estas preguntas. Y si formulase estas mismas preguntas a las mujeres en relación a los hombres, un porcentaje similar contestaría que no. La dificultad de establecer vínculos equilibrados y maduros con el sexo opuesto constituyen uno de los desafío más grandes que tenemos las personas, sea el genero que fuese. Parecería que en algún punto hemos sido programados con siglos de desconfianza frente al otro sexo, como si estos fuesen enemigos intimos con los que debemos convivir, en vez de aprender de ellos para evolucionar.

Por ello, uno de los puntos esenciales para responder cuan HOMBRE nos sentimos y realmente nos comportamos como tal, es poder establecer una verdadera relación de confianza, equilibrio e intimidad con alguien del sexo opuesto. Y aclaro que no importa si sos hetero, homo, o bi, ya que no pasa por la orientación sexual, sino por disponerte a profundizar un vinculo adulto y conciente con otra persona. Muchos hombres tienen dificultad para tener un vinculo adulto con sus propias madres. Pueden de hecho ser buenos nenes de mamá, sea que hacen lo que sea para complacerlas a fin de no generarles reproches por parte de ellas (y son madres judías, ni te cuento…jajajaja). O bien pueden discutir y pelearse con ellas, pero nunca logran una relación con limites claros. Luego pueden emparejarse con alguien, y buscan una pareja con características similares a mamá o bien lo opuesto a ella, pero en el fondo persiste ese conflicto no resuelto con ellas, que acota significativamente su masculinidad. Si tenés sentimientos de dolor y bronca, alguna clase de reproche hacia mamá, en algún punto eso incide en tu capacidad de entregarte a una relación amorosa y profunda con el sexo opuesto.

Eso lo sé bien, no solo como psicólogo sino por experiencia personal. Durante muchos años tuve esa clase de conflicto maternal. Era un nene bueno que persistía en pelearse con su mama y la criticaba desde un lugar de arrogancia e ignorancia. Claro que eso limitaba mi masculinidad de una manera muy marcada, y no me permitía lograr un vinculo de pareja profundo. Yo desconfiaba de las mujeres, les temía y me generaban bronca. A medida que fui trabajando heridas infantiles, y sobretodo, haciéndome cargo de construir una masculinidad adulta, en la cual comenzaba a hacerme responsable de mis actos, fracasos y éxitos con en relación al amor y el trabajo, comencé a cambiar mi destino. Como explica bellamente Bert Hellinger, creador de las constelaciones familiares, dando las GRACIAS profundas a mamá sin peros, por darme la vida. Eso equivale tomar a mamá sin ninguna clase de reproches. Desde esa actitud, comencé a sentirme un HOMBRE, y pude generar un vinculo de pareja que sea parejo con mi actual pareja (que manera de repetir la palabra pareja… ¿cierto?). También optimicé notablemente mi capacidad de generar dienro de manera equilibrada. Bert Hellinger explica claramente, al decir que aquel que toma a su madre (sea hombre o mujer) de manera humilde y agradecida, brillará en donde sea que esté. Realmente es así. Y no me refiero a brillar en apariencia ante los demás, sino en conectarte con un espacio amoroso que atrae a los demás de manera no verbal.

Por ello, quiero invitarte al GRUPO DE CRECIMIENTO Y POTENCIA MASCULINA, donde trabajaremos entre otras cosas, con estos temas.Sobre como colocarnos en una postura adulta como hombres, para dirigirnos hacia lo que nos da placer, bienestar y vitalidad. Como tomar a mamá y papá de manera humilde y agradecida para sentir la vitalidad y confianza necesaria para brillar. Un espacio para compartir lo que sentimos, potenciar nuestra capacidad de sentir más vitalidad y fortaleza para colocarla al servicio de un amor adulto y equilibrado con nuestras parejas, ex, familiares, madres, amigas y hermanas.

Te invito a que formes parte de esta movida. Y de nuevo si sos una mujer conciente quien está leyendo esto, podés pensar en aquellos hombres que puedan sacar provecho de esta clase de propuesta (asi sea un jefe o colega que te aguantas por sus actitudes machistas y misógina).

Te deseo una semana en contacto con una masculinidad y feminidad profunda.
Abrazos

Pablo Nachtigall- Psicólogo y consultor empresas
Tel.: 154 946 9491