electricidad

¿Cuáles son los artefactos que más electricidad consumen?

¿Cuáles son los artefactos que más electricidad consumen?

Ante los aumentos tarifarios, Edenor y Edesur brindaron recomendaciones para que el bolsillo no se vea tan afectado. Por ejemplo, un caloventor consume cuatro veces más que un panel eléctrico. El radiador es otro de los artefactos que menos consumen.

Entre los artefactos eléctricos, el caloventor es el que más consume.. Por el contrario, el panel gasta la cuarta parte que un caloventor.


Las distribuidoras de energía eléctrica recomendaron diferentes opciones para calefaccionarse ante la llegada de la ola polar al país, que reduzcan el impacto del consumo en la factura de los hogares.

Al respecto, Edesur informó en un comunicado, que ante la llegada del frío, existen varias opciones para calefaccionarse con electricidad, aunque algunas gastan mucho más que otras. Por eso, a la hora de comprar un artefacto para calefaccionarse, es necesario evaluar no solo el costo sino también cuánto consume.

El caloventor, que se adapta a casi todos los ambientes y bolsillos, es el que más gasta: hasta tres veces más que un panel eléctrico de bajo consumo.

¿Cuáles son los artefactos que más electricidad consumen?

1 Un caloventor de 2000 W de potencia consume 2 KW por hora.

2 La estufa de cuarzo (2 velas) consume 1,20 kWh.

3 El aire acondicionado consume 1,01 kWh, siempre y cuando el equipo se coloque en los 20° modo calor. Por cada grado que se suba el termostato, la demanda de energía puede incrementarse entre 7 y 9%.

4 El radiador eléctrico estándar gasta 0,96 kWh.

5 Un panel consume 0,60 kWh y para su instalación no es necesario realizar ningún tipo de obra compleja, además de ser un método de calefacción sustentable.

Otros consejos para ahorrar

Edesur también recomienda aislar correctamente los ambientes para que el calor no se pierda y chequear ventanas y puertas para minimizar al máximo las filtraciones de aire frío.

Se sugiere durante el día abrir persianas y cortinas para aprovechar la luz y el calor natural que brinda el sol y durante la noche, cerrarlas y bajar las persianas para proteger las superficies vidriadas del frío.

Por su parte, Edenor lanzó un simulador de consumo (simulador.edenor.com) que permitirá a los clientes ahorrar en sus facturas y controlar el tiempo de encendido de cada artefacto. Asimismo, cada cliente podrá ir adquiriendo hábitos para consumir de una manera más eficiente”, destacaron desde la distribuidora eléctrica.

De este modo, una vez realizada la simulación, cada cliente puede comprender en qué escalón tarifario se encuentra en función a su consumo y conocer cuánto tendría que ahorrar para disminuir un escalón tarifario anterior y, de esta manera, pagar menos.

A su vez, informaron que los cargadores de celular consumen una pequeña cantidad de energía cuando no se utilizan y continúan enchufados, por lo tanto, recomendaron desenchufarlos una vez utilizados.

Por otra parte, indicaron que el modo de espera “Stand by” que tienen los distintos artefactos eléctricos para reactivar sus funciones de forma más rápida, representa un consumo significativo de energía por la cantidad de aparatos que cuentan con esta función y su tiempo enchufados. Se calcula que aproximadamente el 15% del consumo de un hogar se produce por aparatos electrónicos conectados en modo stand by.

El consumo de electricidad nos invita a reflexionar sobre este recurso fundamental, que además nos plantea uno de los más grandes desafíos de nuestro tiempo: según estimaciones de la ONU, la energía es el factor que contribuye principalmente al cambio climático y representa alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Así, en un mundo donde el 13% de la población aún no tiene acceso a servicios modernos de electricidad, el tan necesario acceso universal debe ser repensado en el marco de una inevitable transición hacia una matriz energética más limpia, para nosotros y para las futuras generaciones.

Si pensamos esa transición a nivel global, las energías renovables – lideradas por la solar – cuadruplicaron su capacidad en la última década, pasando de 414 GW a 1.650 GW en el período 2010-2019. Son datos del informe «Tendencias Globales de Inversión en Energía Renovable 2019», publicado por ONU Medioambiente junto a la Escuela de Frankfurt y Bloomberg New Energy Finance. Allí se destaca, además, que en 2018 las energías renovables generaron el 12,9% de la electricidad mundial, evitando 2.000 millones de toneladas de emisiones de CO2 y recibiendo tres veces más apoyo financiero que los combustibles fósiles.

En nuestro país, durante los últimos cuatro años, el sector de las renovables tuvo un impulso sostenido que se tradujo en diferentes compromisos, tales como la firma del Protocolo de París, la Ley 27.191, de producción de energía en gran escala basada en fuentes renovables y la Ley 27424, de Generación Distribuida. A pesar de ello, debemos decir que nuestra matriz continúa siendo altamente dependiente del petróleo y gas: solo el 8% de la electricidad es generada a través de fuentes renovables en Argentina.