Hipódromo Argentino de Palermo

Por una cabeza. Alfredo Le Pera unido al de Carlos Gardel.

Por una cabeza. Alfredo Le Pera unido al de Carlos Gardel.

Periodista, autor y crítico teatral, traductor y guionista cinematográfico, poeta. Socio artístico y comercial de Carlos Gardel. Al margen de los encuentros frugales en Buenos Aires, Gardel y Le Pera fueron cimentando poco a poco proyectos conjuntos en Europa.

Se trata de uno de los tangos clásicos de Carlos Gardel. Su letra hace referencia a las carreras de caballos y al fanatismo que se crea en torno a estas competencias y sus apuestas, y también un paralelismo con las relaciones con la mujer y la vida. La expresión «por una cabeza» es una expresión usada en la jerga hípica rioplatense, donde de los caballos que ganan las carreras de modo muy ajustado se dice que ganan por una cabeza (o por varias), usada como medida de referencia.

Por una cabeza

Por una cabeza
de un noble potrillo
que justo en la raya
afloja al llegar,
y que al regresar
parece decir:
No olvidés, hermano,
vos sabés, no hay que jugar.
Por una cabeza,
metejón de un día
de aquella coqueta
y risueña mujer,
que al jurar sonriendo
el amor que está mintiendo,
quema en una hoguera
todo mi querer.

Por una cabeza,
todas las locuras.
Su boca que besa,
borra la tristeza,
calma la amargura.
Por una cabeza,
si ella me olvida
qué importa perderme
mil veces la vida,
para qué vivir.

Cuántos desengaños,
por una cabeza.
Yo juré mil veces,
no vuelvo a insistir.
Pero si un mirar
me hiere al pasar,
su boca de fuego
otra vez quiero besar.
Basta de carreras,
se acabó la timba.
¡Un final reñido
yo no vuelvo a ver!
Pero si algún pingo
llega a ser fija el domingo,
yo me juego entero.
¡Qué le voy a hacer..!

Música: Carlos Gardel
Letra: Alfredo Le Pera

Alfredo Le Pera Sorrentino (São Paulo, Brasil, junio de 1900 (existen controversias sobre el día) – Medellín, Colombia, 24 de junio de 1935) fue un letrista, escritor y periodista argentino autor de la letra de los más conocidos tangos cantados por Carlos Gardel. Respecto a su nombre real y fecha de nacimiento, existe también la versión de su hermano, el Dr. José Le Pera, quien afirmó que se llamaba Alfredo Alfonso de Paula Le Pera y que había nacido el 6 de junio. Dicha información no concuerda con el acta de nacimiento, ​ en la que consta «Alfredo» como único nombre, nacido el 7 de junio a las 22:30.

Alfredo Le Pera Sorrentino









 Cuando Carlos Gardel

Cuando Carlos Gardel hubo de viajar a Francia contratado por la filmográfica Paramount sita en Joinville, se vio necesitado de reunir un núcleo de colaboradores, con la desventaja de que ya no se encontraban en París el experimentado Manuel Romero ni los artistas argentinos agrupados en la compañía de revistas del porteño Teatro Sarmiento. Gardel acudió a su amigo Edmundo Guibourg, quien le sugirió el nombre del letrista Alfredo Le Pera.

Alfredo Le Pera

El nombre de Alfredo Le Pera está tan unido al de Carlos Gardel que invariablemente selo menciona en todos los trabajos especializados sobre el cantor. Sin embargo suelen aparecer diferencias en cuanto a la fecha de su nacimiento, citándose el 4 o el 6 de junio del año 1900 o 1904, según los distintos autores, y hasta se suele mencionar una inscripción posterior en el Registro Civil de Buenos Aires.

Por lo tanto, es importante aclarar que la llegada al mundo del brillante poeta se produjo el 7 de junio de 1900 y que fue inscripto al día siguiente, según consta en la certificación de su nacimiento expedida el 9 de marzo de 1994 por el Registro Civil de San Pablo y que dice:

República Federativa del Brasil
Estado de San Pablo
ARCHIVO DEL REGISTRO CIVIL – 7mo. Subdistrito – Consulado
Calle Maceió 77
Bel. Aldegar Fiori
Escribano.

CERTIFICADO DE NACIMIENTO

Certifico que a fojas 92v° del libro A 26, bajo el número de orden 635, fue labrada el acta de nacimiento de ALFREDO, nacido el siete de junio de mil novecientos (07/06/1.900) a las 10 horas y 30 minutos (de la noche) en esta capital, de sexo masculino, hijo de Alfonso Le Pera (italiano) y de Doña María Sorrentino. Son abuelos paternos Domenico Le Pera y Doña Giuseppa Aversente y abuelos maternos Luigi Sorrentino y Doña Sabata Mureno. Fue declarante el padre.
Inscripción labrada el 8 de junio de 1900”.

Al pie, leemos “Consulado – San Pablo, 09 de marzo de 1994”, firma y sello del oficial Antonio Pelegrini.

De la Partida, escrita de puño y letra, y con fragmentos dificultosamente legibles, traducimos:

“A los ocho días del mes de junio de mil novecientos, en esta ciudad de San Pablo (…) comparece Alfonso Le Pera (…) que teniendo el nombre de Alfredo, hijo legítimo del declarante y de (…) María Sorrentino, italianos, casados en Buenos Aires hace trece años. Siendo los abuelos paternos del recién nacido Doménico Le Pera y Doña Giuseppa Aversente y (los abuelos) maternos Luiggi Sorrentino (fallecido) y Doña Sabata.

La canción «Por una cabeza» se ha utilizado en varias ocasiones en cine y televisión. Entre otras:

Cine
Scent of a Woman, a cuyo compás baila el ciego coronel retirado Frank Slade (Al Pacino) con la joven Donna en una escena.
La lista de Schindler
Delicatessen
Mentiras verdaderas, al principio y al final.
Todos los hombres del rey
Frida, en la que se oye al mismo Gardel cantándola en la radio.
Bad Santa
Planet 51
Los falsificadores, en versión de Hugo Díaz
Easy Virtue
Desnudo

Televisión
En el episodio 12 de Dream High 2, serie de Corea del Sur.
Scent of a Woman; varios episodios, serie de Corea del Sur.
Best Love, episodio 7, serie de Corea del Sur.
CSI: Nueva York, episodio 76, quinto capítulo de la cuarta temporada, «Down the Rabbit Hole».
Sweet Spy, episodio 9 de esta serie.
Nip/Tuck, episodio 37.
La Casa de Papel, episodio 1 de la Segunda Parte.
I’m Sorry, I Love You, al comienzo y al final de los créditos de esta serie.
Aşk-ı Memnu, novela turca, conocida como «Amor prohibido». Año 2008. Bihter y Behlul bailan esta canción en la fiesta de aniversario de Bihter y Adnan.

Gardel murió junto con Alfredo Le Pera en un accidente en avión en el año 1935. Debido a que ambos autores fallecieron en esa fecha, y pasados 72 años del suceso, según el artículo 5* de la ley 11.723 de Argentina (sustituido por el art. 1* de la ley 24.870):

Art. 5º – La propiedad intelectual corresponde a los autores durante su vida y a sus herederos o derecho habientes, durante setenta años más. En los casos de colaboración debidamente autenticada, este término comenzará a correr desde la muerte del último coautor; El 1 de enero de 2006, por esta razón «Por una cabeza», su música y su letra, y las obras conjuntas de ambos autores pasaron a dominio público.

Gardel y la tragedia del 24 de junio

Con los años fue incursionando en el tango y volviéndose el máximo exponente en el género. Para 1923 solicitó la nacionalidad argentina y comenzó a viajar por el mundo, llevando a la música rioplatense a lugares impensados. A fines de la década del 20 era toda una celebridad en Europa e incluso probó suerte en el cine.

Escándalo  

Charles Romuald Gardes nació el 11 de diciembre de 1890, en la ciudad francesa de Toulouse. Los datos sobre sus primeros años son confusos ya que hay otra teoría que afirma que nació en Uruguay, lo cierto es que desde -por lo menos- 1893 se instaló en Buenos Aires junto a su madre, Marie Berthe Gardes.

Gardel: la tragedia de Medellín y el manejo siniestro con su velorio

El detrás de escena del último adiós del cantante, usado como una jugada política del gobierno de facto en medio de denuncias por corrupción.

Como todo joven de clase media baja, su primer hogar fue un conventillo del barrio de San Nicolás, cercano a la calle Corrientes que comenzaba a perfilarse como el lugar preferido para los artistas. Gardel comenzó a cantar semiprofesionalmente en el café de los Traverso, aunque ya en la primera década del 1900 realizaba presentaciones en cafés y tertuliaras en la zona del Abasto.

Mientras su carrera no conocía techo, un gobierno de facto derrocó al entonces presidente Hipólito Yrigoyen en septiembre de 1930. Gardel, como muchos ciudadanos en aquella época, mostró su apoyo al golpe grabando el tango «¡Viva la patria!». Lo que no sabría es que cinco años después, el mismo grupo de militares utilizarían su imagen para tapar un escándalo de corrupción en el Senado.

Gardel murió el 24 de junio de 1935 en Medellín, Colombia, sobre la pista del aeropuerto Olaya Herrera. El avión en el que viajaba El Zorzal se desvió al momento del despegue y embistió a otro que esperaba su turno para despegar, además de él murieron 16 personas. La principal hipótesis fue una falla mecánica.

Para ese momento la noticia pasaba por la denuncia del senador Lisandro de Latorre, quien impulsó una comisión investigadora que revelaría la trama secreta de corrupción que incluía a los frigoríficos Amour, Anglo y Swift y a los ministros de Hacienda, Federico Pinedo, y Luis Duhau, de Agricultura. La misma demostró que no pagaban impuestos, no era inspeccionados e incluso se había ocultado documentación incriminatoria.


Agustín P. Justo, entonces presidente de facto, decidió llamar a Natalio Botana -dueño del diario más leído por ese entonces: Crítica- quien le sugirió utilizar la figura de Gardel para desviar la atención y repatriar sus restos. Pero la tarea no sería nada sencilla porque Colombia prohibía exhumar un cadáver que no llevara hasta cuatro años muerto, por lo que se debió iniciar conversaciones con el presidente, Alfonso López.

Doña Berta, madre del Morocho del Abasto, había dado el visto bueno para que sus restos descansen en Buenos Aires y no en Montevideo, iniciándose los trámites del traslado. Botana, por otro lado, publicó un sinfín de especiales en su diario que hizo olvidar el escándalo en el Senado y la denuncia de de Latorre y que terminó con la muerte de su mano derecho, Enzo Bordabehere el 23 de julio de ese año.

El ataúd partió en diciembre de Medellín, primero fue llevado a Panamá y luego a Nueva York donde fue velado durante enero de 1936. Luego pasó por Río de Janeiro y Montevideo donde se le rindieron homenajes, llegando finalmente a Buenos Aires el 5 de febrero.

El hombre que «canta cada día mejor» fue velado en el Luna Park y una multitud acompañó su cuerpo por Avenida Corrientes, aquella que lo maravilló de chico, hasta el Cementerio de la Chacarita donde permanece en la actualidad.

LINKS INTERESANTES DEL BARRIO PORTEÑO DE PALERMO









LINKS INTERESANTES DEL BARRIO DE PALERMO. COMUNA 14