Fuente Diana Cazadora

Fuente Diana Cazadora del ex Zoológico de Buenos Aires.

Fuente Diana Cazadora.

Fuente Diana Cazadora del ex Zoológico de Buenos Aires

Aunque algunos patrones romanos ordenaron réplicas en mármol de la específicamente anatolia «Diana» de Éfeso, donde se erigía el Templo de Artemisa, la diosa solía ser representada por los romanos en su atuendo griego. Si iba acompañada por un ciervo, como en la Diana de Versalles, se debía a que era la patrona de la caza. El ciervo también puede suponer una referencia solapada al mito de Acteón.

Diana era adorada en un festival celebrado el 11 de agosto, cuando el rey Servio Tulio, esclavo de nacimiento, le dedicó un altar en el monte Aventino a mediados del siglo VI a. C. El estar en este lugar, y por tanto fuera del pomerium, significa que el culto de Diana siguió siendo esencialmente «extranjero», como el de Baco y nunca fue oficialmente «transferida» a Roma como lo fuera Juno tras el saqueo de Veyes.

Parece que su culto procedía de Aricia, donde permaneció su sacerdote, el Rex Nemorensis. Allí mantuvieron en común las tribus latinas el simple templo abierto, que Roma aspiró a fusionar en una sola.

Diana

Diana de los bosques fue pronto completamente helenizada, «un proceso que culminó con la aparición de Diana junto a Apolo en el primer lectisternium de Roma». Diana fue considerada con gran reverencia por los ciudadanos de clase inferior y los esclavos, pudiendo éstos recibir asilo en sus templos.

Fuente Diana Cazadora
Fuente Diana Cazadora

Diana fue originalmente una diosa de la caza, relacionada con los animales y las tierras salvajes. Más tarde pasó a ser una diosa de la luna, suplantando a Luna y siendo también un emblema de la castidad. Los robledos le estaban especialmente consagrados. Era alabada en la poesía por su fuerza, gracia atlética, belleza y habilidades en la caza.

En la práctica formaba una trinidad con otras dos deidades romanas: Egeria, la ninfa acuática, su sirvienta y ayudante comadrona, y Virbio, el dios de los bosques. Etimológicamente, el nombre Diana significa «del día» (Lat. dies= día)  o «divina» (Lat. diva= divina),  siendo pues su paralelo griego en este sentido (aunque no en el culto) Dione en Dódona.

Fuente Diana Cazadora
Fuente Diana Cazadora

Obra que fue donada por la Familia Anchorena al Zoologico

Obra que fue donada por la Familia Anchorena. Para ello, desde enero de 2012, se realizan tareas de restauración que tienen como finalidad recuperar la imagen original del edificio. «La restauración implica la recuperación del revestimiento original de símil piedra y la reposición de faltantes que estén afectando la integridad estética o funcional de la obra», afirma la arquitecta Cristina Fernández, del área de Restauración del ex Zoo de Buenos Aires. Además se efectúan tareas de limpieza, consolidación y remoción de intervenciones anteriores inapropiadas.

Fuente Diana Cazadora
Fuente Diana Cazadora

La restauración es un camino arduo y lento! se trata de estudiar los materiales con los que fueron hechos los monumentos, intentar conseguirlos o simularlos, buscar profesionales que conozcan esas técnicas antiguas (recuerden que el zoo fue fundado en 1888!!!!). Muchas veces los sitios patrimoniales tienen restricciones en cuanto a las modificaciones o cambios de materiales (dado que son Patrimonio Histórico), entonces no se trata de remendar, renovar, pintar, sino de RESTAURAR!!!!

Acerca de la «Fuente de Diana Cazadora»

Esta fuente es un templete de inspiración neoclásica, cuya fachada principal está ornamentada con pilastras en sus laterales y una cabeza de león en relieve, por cuyas fauces brota el agua que recibe un estanque ornamental con guirnaldas. Flaquean y acompañan esta construcción dos bustos y dos bancos realizados en material cementíceo.

En el remate del edificio se ve un grupo escultórico representando a Diana Cazadora, también realizado en material cementíceo. La diosa Artemisa o Diana, hermana de Apolo, es la diosa de la virginidad, amante de los bosques y de la caza.

22 Links de referencia de Ecoparque BA Turismo en Buenos Aires

1 – El Arco de Tito, el acceso al Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires.
2 – Ruinas bizantinas en la isla del Lago Darwin del Ex Zoológico.
3 – Historia del Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.
4 – La condorera: La jaula de los cóndores de Plaza de Mayo al Ex Zoológico de Palermo.
5 – La Casita Bagley tiene un valor urbanístico especial en Ecoparque, ex Zoo.
6 – Teatro Sarmiento. Av. Sarmiento 2715. Dentro del ex Jardín Zoológico.
7 – Templo hindú de cebúes en el Ex Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.
8 – La Casa de los Osos del ex Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires.
9 – Pabellón de la música de 1904. Ex Zoológico de Palermo. Hoy Ecoparque.
10 – El reptilario del ex zoológico de la ciudad de Buenos Aires.
11 – Los Portones de Palermo fueron diseñados por el reconocido arquitecto Jules Dormal.
12 – La obra de Lola Mora «El Eco» ubicada en el Ex Zoológico. La primera escultura en sufrir violencia de género en 1906 en Argentina.
13 – Zoo | Ecoparque: “El Estanque”, antiguo hogar de grandes reptiles.
14 – Historia del ex 1er Zoológico de Buenos Aires.
15 – Hallazgos arqueológicos en el Lago Darwin del Jardín Zoológico: una cámara subterránea.
16 – El oso blanco y el Zoo.
17 – La orangutana Sandra llegó en buen estado al zoológico de Kansas.
18 – El Templo de Vesta en Ecoparque de Buenos Aires.
19 – Una Jirafa “bebé” nacida en el zoo se presenta en sociedad
20 – La Ciudad liberó un cóndor y derivó a los tres leones que vivían en el Ecoparque
21 – Murió Shaki, la jirafa del Ecoparque de Palermo.
22 – Ex Directores del Zoológico Municipal