Pacientes ocultos: Los Cuidadores Familiares. Acompañando al cuidador

Considerados “pacientes ocultos”, los cuidadores familiares son un grupo socio-sanitario de riesgo

En el marco de sus programas de prevención y cuidado de la salud, Fundación INEBA ha organizado el programa interdisciplinario «Acompañando al cuidador» cuyo objetivo es la prevención psicosocial de los cuidadores familiares de personas con deterioro cognitivo. El mismo se desarrollará a través de una serie de charlas y talleres, gratuitos y abiertos a la comunidad, de orientación grupal destinadas a cuidadores familiares de personas con deterioro cognitivo causado por la Enfermedad de Alzheimer.

Estudios epidemiológicos llevados a cabo en las últimas décadas del siglo XX, en la sociedad occidental, muestran un desplazamiento de los altos índices de prevalencia de las enfermedades infecciosas por nuevos índices de prevalencia de enfermedades no infecciosas, causadas fundamentalmente por el comportamiento humano y por procesos neurodegenerativos. Las enfermedades causadas por procesos neurodegenerativos incrementan su prevalencia en forma sostenida, modificando el nivel de demanda de cuidadores y las políticas sanitarias.

El cuidado de estos enfermos, es asumido generalmente, por un familiar, amigo o vecino, quien dedica la mayor cantidad de tiempo al cuidado y es percibido como el único responsable. El cuidar a una persona mayor con discapacidades es un proceso estresante que aumenta el riesgo, en su cuidador, de padecer problemas físicos y mentales. Estos trastornos, son agrupados y descriptos como “Síndrome del Cuidador”. Dicho síndrome reúne problemas físicos (astenia, cefaleas, alteraciones del sueño, lumbalgias, afecciones de la piel, alteraciones gastrointestinales) y psíquicos (sentimientos de cansancio, tristeza, ansiedad/depresión, irritabilidad y culpabilidad). Debido a esto, la literatura científica, califica a los cuidadores familiares de “segundas víctimas” o “pacientes ocultos” de la enfermedad. Se consideran un grupo socio-sanitario de riesgo.

Al respecto, la OMS señala que la evaluación de una enfermedad no infecciosa debe incluir el análisis de los “factores de protección”. Sostienen que, aún en distintas culturas, existen diversos factores psicológicos, sociales y conductuales que protegen la salud. Dicha protección facilita la resistencia a enfermedades, reduce o retrasa discapacidades, y promueve la pronta recuperación de los enfermos.[1]

Las charlas se realizarán los segundos martes de cada mes a las 18hs en el Auditorio de la Fundación INEBA (Guardia Vieja 4467).
> Informes: 4867-7715 / jornadas@fundacionineba.org