Lasaña de pollo y hongos.

Compartí :-) .

A tono con el resto del universo culinario, el origen de la Lasagna no está exento de polémica. Los entendidos señalan a la Roma imperial como su cuna, arguyendo que al notable Cicerón le encantaba el Legum, algún tipo de masa larga. Más cerca de nuestro tiempo los italianos, cultores apasionados de la pasta, se adjudican su creación, mientras los Ingleses, por otro lado, reclaman el mérito para sí mismos, argumentando que la Loseyn que tanto disfrutaba Ricardo II allá por el siglo XII, y que consistía en capas de pasta y queso, es la noble y ancestral inspiración de la Lasaña moderna.



Lo cierto es que esta magnífica comida, tal como lo conocemos, no sería la misma sin el tomate, un aporte americano a una receta que se ha enriquecido a través del tiempo y las geografías. En Dulces confidencias la lasaña tiene un plus, es la receta de la abuela.

Lasaña de pollo y hongos

Cantidad de porciones: 4

Tiempo de preparación: 1 y1/2 horas

Complejidad: alta

Ingredientes

Para la masa

Harina 0000, 500 gramos

Huevos, 5

Aceite de oliva, 75 cc

Sal, 10 gramos

Agua c/n

Para el relleno

Supremas de pollo, 4

Hongos París, 500 gramos

Cebollas grades, 3

Morrón rojo, 1

Morrón verde, 1

Chardonnay, 200 cc

Mozzarella, 200 gramos

Tomillo a gusto

Albahaca a gusto

Crema de leche, 100 cc

Para la Salsa Blanca

Manteca, 150 gramos

Harina, 150 gramos

Caldo de pollo, 500 cc

Leche, 500 cc

Sal y nuez moscada a gusto

Procedimiento

En un bol coloque la harina, los huevos y el aceite. Mezcle y amase hasta obtener una masa lisa y homogénea. Deje reposar tapada con un film en la heladera por 30 minutos.

Espolvoree la masa con harina.

Pase la masa por una máquina para pastas o utilice un palote y estire hasta obtener una lámina fina.

Corte la masa en rectángulos de modo que cada capa de masa de la lasaña esté compuesta por tres rectángulos, según el tamaño de su fuente.

En una olla con abundante agua salada coloque la pasta de a un rectángulo por vez. Cocine durante tres minutos.

Retire con una espumadera y reserve.

La pasta es conveniente cocinarla justo antes de armar la lasaña o reservarla con paradores intermedios para que no se pegue.

En una sartén caliente echar un corrito de aceite de oliva y cocinar los hongos no más de 3 minutos, para que no pierdan toda el agua, retirar. En la misma sartén sellar el pollo con un chorrito más de aceite de oliva, previamente cortado en tiras no muy finas, cuidando que no se cocine del todo para que no se endurezca. Salpimentar.

Por otra parte, cortar las cebollas y los morrones en Juliana y en una cacerola rehogar en aceite de oliva con tomillo y albahaca; agregar el vino y dejar reducir el alcohol, añadir la crema, salpimentar y reservar.

Mezclar los hongos, el pollo y los vegetales formando así el relleno.

En una cacerolita, preferentemente de cobre o acero, a fuego lento, derretir la manteca y agregar el harina y la leche alternativamente de a poco revolviendo con cuchara de madera para que no se formen grumos. Por último, añadir el caldo y hervir hasta que tome una consistencia ligera, sin dejar de revolver. Agregar sal y nuez moscada a gusto. Reservar.

En fuente para horno (que también pueda llevar a la mesa) ponga salsa blanca, encima cubra con las láminas de pasta.

Distribuya un poco del relleno y la mozzarella cortada en tiritas lo más finas posible.

Encima salsa blanca, nuevamente masa, relleno, mozzarella y un poco más de salsa.

Termine con masa, salsa blanca y abundante queso rallado.

Cocine en horno a 180° hasta que gratine.

Deje reposar unos minutos antes de servir

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: En que podemos ayudarte?