Ceiba Speciosa: La Ciudad de Buenos Aires cuenta con más de 3400 palos borrachos.

Compartí :-) .

Árbol de hoja caduca, de entre 10 a 20 m de altura, aunque no es excepcional que alcance más de 25 m. El tronco, ensanchado en su tercio inferior, le sirve para almacenar agua en tiempos de sequía. Está protegido por gruesos aguijones cónicos. En árboles jóvenes, el tronco es verde debido a su alto contenido en clorofila, capaz de realizar la fotosíntesis cuando faltan las hojas; con el tiempo se forman vetas rugosas y agrietadas de color castaño grisáceo.









Sobre la calle Aráoz al 2327 había uno de los Palo Borracho más grande de la Argentina, era la entrada de una de las casas de un ex ministro de Perón. Hoy hay un edificio.

Las ramas tienden a ser horizontales y también están cubiertas de aguijones. Hojas compuestas con cinco a siete folíolos normalmente cerrados. Flores de cinco pétalos con el centro blanco cremoso y rosa en la zona distal, miden 10-15 cm de diámetro y su forma recuerda al hibiscus. Su néctar es muy atractivo para los colibríes así como para las mariposas monarca que la polinizan.

Florece de enero a mayo en el hemisferio sur. El fruto es una vaina ovoide de textura leñosa de 20 cm de largo, con semillas parecidas a garbanzos negros, rodeados de una masa de fibra algodonosa, floja, parecida al algodón o la seda. ​

La Ceiba Speciosa, popularmente conocida como el árbol “palo borracho”, que se encuentran distribuidos en los parques de la Ciudad. Los árboles contribuyen a mejorar la calidad del aire y a reducir la contaminación. La Ciudad cuenta con diversas especies y una de ellas es el Palo Borracho, un árbol muy noble pero que al mismo tiempo no es considerado apto para la plantación en vereda.

Se trata de una especie del género Ceiba nativa de la selva tropical y subtropical de Sudamérica. Existen dos tipos: el chaqueño de flores rosadas que es el más utilizado, y el jujeño de flores blancas que es el más “panzón” que le sirve para almacenar agua en tiempos de sequía.

Son de hoja caduca y suelen medir entre 10 y 20 metros de altura. Una de sus características es que tienen una floración muy prolongada – comienza en el verano y finaliza en otoño- y además, son árboles muy rústicos que requieren poco mantenimiento.

Se los puede encontrar en varias plazas y parques porteños, por ejemplo, Parque Indoamericano, Parque las Heras, Parque Avellaneda, Plaza Sicilia y San Martín, entre otros.

Su hábitat original es en el norte y este del Perú, el este de Bolivia, el noreste de Argentina, Paraguay y sur de Brasil. Es resistente a sequía y al frío moderado. Crece rápido cuando no le falta agua.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: ¿En que podemos ayudarte?