LaSoberania

La Soberanía en el Jardín Botánico de Buenos Aires.

Publicado por

La Soberanía.

Significado de Soberanía:




La soberanía es la autoridad más elevada o suprema donde reside el poder político y público de un pueblo, una nación o un Estado, sobre su territorio y sus habitantes. Por tanto, la soberanía es la independencia de cualquier Estado para crear sus leyes y controlar sus recursos sin la coerción de otros Estados.

La Soberanía del escultor Domingo Páez Torres en el Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires.

botanico%2B2227Dentro del ámbito de la política, la soberanía está asociada al hecho de ejercer la autoridad en un cierto territorio. Esta autoridad recae en el pueblo, aunque la gente no realiza un ejercicio directo de la misma sino que delega dicho poder en sus representantes.

Mapa ubicación del Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires.




 
 






LA SOBERANÍA
de Domingo Páez Torres  (1920)

Características: Estatua de fibrocemento patinado imitación Bronce. Dijo el autor «… Por si a alguien no le queda claro cuál es el verdadero significado de la palabra «Soberanía» y a quién pertenece… Ella es mujer e indígena. Nuestra «Matria», nuestra «Madre Tierra»».  Es una escultura en fibrocemento patinado, imitando el bronce, del escultor argentino Domingo Páez Torres, nacido en San Luis en 1920.

Representa un desnudo femenino, que tiene en su mano derecha un arco y su mano izquierda apoyada sobre la frente mirando hacia la distancia.

 JESUS DOMINGO PAEZ TORRES

Este escultor puntano nació en San Isidro, Departamento San Martín, en la Provincia de San Luis, el 13 de mayo de 1920. Comenzó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Mendoza con el escultor Cardona.

Sus obras, – en muchos de los casos se trata de personajes de nuestra historia -, se encuentran diseminadas en distintos establecimientos públicos o plazas en la Provincia de San Luis, interior del país y en la Capital Federal, lugar de su residencia desde hace muchos años. En Buenos Aires hay obras de Páez Tor es en el Museo Sarmiento de la Boca, en la Casa de Gobierno, en el Jardín Botánico, etc. En San Luis en cambio en el Policlínico Regional, en los Tribunales, en la Universidad de San Luis, y en diversos lugares a lo largo del territorio provincial.

En el mes de abril del año 1941, en Boletín del Centro Puntano de la Capital Federal, se refirió al artista cuando éste contaba 20 años de edad. Expresó la revista en esa ocasión: “…es un joven escultor de vocación bien definida. Espíritu culto y animoso, vive para su arte, al que no le escatima sacrificios de ningún género, definiendo así, una trayectoria que lo lleva seguro y optimista al logro de sus nobles aspiraciones…” Más adelante el articulista, al aludir al éxito de su obra añadía que “sus trabajos escultóricos ya han merecido el aplauso unánime del periodismo, personas cultas de su pueblo, esta Capital y del Poder Ejecutivo que preside actualmente S. E. el Gobernador Sr. Toribio Mendoza, de San Luis, quien con justo estímulo, le concedió becas en los años 1939 y 1940 para que se perfeccione y curse estudios en la Academia Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano de esta Capital”.

A continuación la nota intentaba aproximarse al aspecto estilístico de la obra escultórica de Páez Tor es: “Modela sus esculturas con dominio pleno de la buena forma, imprimiendo a sus trabajos el sello de su exquisito espíritu estético. No quiere ni admite para el arte los convencionalismos caprichosos, se solidariza con el clasicismo de los grandes maestros que hicieron de la forma escultórica un poema estético subyugante y puro. Admira a Rodin por el contenido anímico y psicológico que imprimió a sus obras”. (…) “Sus primeros estudios – finalizaba la revista – los realizó como alumno libre de la Academia Provincial de Bellas Artes de Mendoza, debiendo costearse con su propio trabajo, que realizaba en plena cordillera a los 17 años, su estada en la academia citada; por eso decimos que no escatima sacrificios en obsequio de su arte”.

1960

Desde aquellos años, varias veces expuso en forma individual o colectiva y de igual manera lo hizo en San Luis. En algunas oportunidades conjuntamente con su padre, Jesús Páez Sosa, pintor aficionado especializado en asuntos o personajes de nuestra historia. Así, en “La Nación” del 28 de agosto de 1960, leemos en la sección “Bellas Artes”: “Muestra en San Luis.

Con motivo de la Semana de San Luis, al Dirección de Cultura de esa provincia auspicia la exposición del pintor Jesús Páez Sosa y del escultor J. Domingo Páez, que se realiza en la capital puntana hasta el 30 del actual”.

Premios en las Bienales de San Luis

Al llevarse a cabo por iniciativa de Mario Cécil Quiroga Luco en 1970 la Primera Bienal de Artes Plásticas de San Luis, Páez Tor es envió desde Buenos Aires la obra “La Fe” – un cemento patinado – logrando con él el segundo premio en esa especialidad. De esta escultura el crítico de arte del diario “Clarín”, Eduardo Baliari – quien desde San Luis fue especialmente invitado – comentó: “Domingo Páez Torres, obtuvo el segundo premio con ‘La Fe’, única obra presentada. Es una figura que a pesar de estar vestida, la actitud de un pie avanzando hace que haya aprovechado el recurso para insinuar la forma bajo la tela que se adhiere por el esfuerzo a las carnes. Trascienden de su figura, casi de tamaño natural, una resonancia espiritual innegable”. El diario “Los Andes” explicó a su vez de esa misma obra que:

“Distinta es la concepción plástica de Domingo Páez Torres, cuyo único envío, ‘La Fe’, obtuvo el segundo premio. De actitud estática, esta alta figura de mujer se eleva envuelta en una túnica de formas aplanadas, hasta una cabeza un tanto pequeña, con cierto gesto místico y contemplativo, que observa su mano extendida con una cruz, la que tal vez pudo economizarse sin desventaja del tema”.

En la Segunda Bienal de San Luis, en 1972, Jesús Domingo Páez Torres obtiene el Primer Premio en Escultura con el fibrocemento que tituló “Ensueño”. Una vez más el crítico Baliari desde “Clarín”, se ocupó generosamente de la muestra, y en el caso de Páez Torres consideró que su obra “aparece con su prestancia merecedora de la distinción. Es una figura de pie, cuyas formas surgen insinuadas debajo de una vestimenta que aprieta esas formas otorgándola una curiosa sugerencia”.

En esa circunstancia de llevarse acabo en 1976, la Cuarta Bienal Puntana, las autoridades de Cultura decidieron invitar especialmente a concurrir a ella a los ganadores de los primeros premios en cada especialidad, de las tres bienales anteriores. Jesús Domingo Páez Torres presentó en esta ocasión “Maternidad”, escultura realizada en cemento, fibra y amianto.

Escultor prolífico

Monumentos, estatuas, bustos, fuentes, relieves y medallones de este escultor se hallan diseminados, como decíamos al principio, en diferentes puntos del territorio nacional.

En la Capital Federal – donde largos años se desempeñó como restaurador de esculturas de la Municipalidad, llegando en 1953 a ocupar el cargo de Jefe de la Sección Monumentos y Obras de Arte – se encuentra un busto de “Cornelio Saavedra” (en el Regimiento I de Patricios); un “Monumento a la madre” (Parque Chacabuco); “Maternidad” (entre cal e Osorio y Garmendia); “Santos Discépolo” (plazoleta del mismo nombre); “Al Padre” (plazoleta Adolfo Arana); “El Cóndor” (Escuela Jorge Newbery); “General Manuel Belgrano” (medal ón en la Academia Belgraniana); “La Ciencia” (Museo de Arte de la Boca); “Maternidad” (Instituto Cor eccional de Mujeres); “La Soberanía”, “Perito Moreno”, “Cristóbal N. Hiken” y “Sorprendida” (ubicados en el Jardín Botánico). Un monumento a “Juan de Garay” engalana la plaza de su nombre en la ciudad de Santa Fe; un monumento “A la madre” en Tucumán; busto al “Gral. San Martín” en San Martín de los Andes; “Indio Tehuelche” en Neuquén; busto al “Gral. Pablo Richieri” en Ciudadela; “Los Hipocampos” en Campo de Mayo; relieve “Confraternidad criol a” en El Palomar, y muchos otros.

“Aquí mismo en la capital puntana – ha escrito en 1986 Hugo Arnaldo Fourcade – esculturas suyas exornan espacios privilegiados de nuestra convivencia. En hall del Superior Tribunal de Justicia se ubicó, definitivamente, su ‘Juan B. Llerena’; para los jardines del Policlínico Regional se ha recuperado la grácil figura de ‘La Ciencia’; en el monolito recordatorio de la fundación de la ciudad persiste su ‘Escudo de San Luis’, tanto como se conserva en la Galería Permanente de Pintores y Escultores Puntanos de la Escuela Normal ‘Juan Pascual Pringles’ la recia cabeza de ‘El Dirigente’ y está en la Dirección de Cultura la réplica de su obra ‘Sorprendida’, como se erigió el ‘Busto de San Martín’ en la localidad del Departamento homónimo sanluiseño…”.




 
 






botanico%2B222Lista de obras de arte del Jardín Bótanico. El jardín Botánico alberga una interesante colección de esculturas, de variados materiales y estilos, cuyos motivos evocan a la naturaleza, la historia o la música. Encuentre el recorrido en el plano principal y disfrute de su belleza.

1 – José de San Martín
2 – Ondina del Plata
3 – Los Primeros Fríos
4 – La loba Romana
5 – Canto de la Cosechadora
6 – Esquines
7 – Carlos Thays
8 – L’Aquaiolo
9 – Venus
10 – El Mensaje de Mercurio
11 – Fuente Decorativa
12 – Columna Meteorológica
13 – Bañista
14 – Sagunto
15 – Amazona
16 – La Flora
17 – La Soberanía
18 – 19 – 20 – La 6° Sinfonía de Beethoven
21 – El Despertar de la Naturaleza
22 – Flor Indígena
23 – Pureza
24 – Flora Argentina
25 – Francisco «Perito» Moreno
26 – Saturnalia
27 – Plegaria de la India Tehuelche
28 – La Primavera

MAPA DE ESCULTURAS DEL BOTANICO