La ausencia de actividad física incrementa la prevalencia de diabetes

La Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) indicó que “la ausencia de actividad física incrementa la prevalencia de diabetes”. El 54,9% de los argentinos reconoció que no realiza ejercicios o que lo hace esporádicamente, según datos del Ministerio de Salud.

“Las mujeres tienen mayores tasas de actividad física baja comparadas con los varones: un 58,5% versus un 50,8%” expresó el Dr. Silvio Schraier, miembro de la SAD.

De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) los varones practican actividad física por gusto (55,3%) y en segundo lugar por razones de salud (29,4%), mientras que las mujeres lo hacen, esencialmente, para cuidar su salud (45,8%) y luego por diversión (30,3%).

El fútbol y caminar son las actividades físicas más mencionadas por los hombres, mientras que las caminatas y hacer gimnasia son las prácticas preferidas por ellas. El Dr Schraier dijo que “estos datos son esenciales, ya que los ejercicios realizados en forma regular reducen la incidencia de diabetes, y, una vez declarada, mejoran su evolución”.

Y agregó: “Teniendo en cuenta que la práctica de actividad física previene el desarrollo de diabetes, al disminuir entre otras cosas la resistencia a la insulina, los datos que aporta la ENFR permiten observar una correlación entre diabetes e inactividad física, evidenciando que a mayor incremento de ocio corporal, mayor crecimiento de la prevalencia de diabetes”.

A nivel provincial, el relevamiento determinó que Chaco es la que presenta mayores tasas de actividad física baja (70,3%), mientras que Jujuy muestra los niveles más bajos (31,5%).

La importancia de los ejercicios preventivos

La Segunda Encuesta Nacional de Factores de Riesgo para Enfermedades No Transmisibles del año 2011 determinó que la diabetes constituye el tercer factor de riesgo en importancia como causa de muerte a nivel global y el octavo en relación con la pérdida de años de vida ajustados por discapacidad.

Se estimaba que en el mundo el número total de personas que padecen diabetes se elevará de 171 millones de personas en el 2000, a 366 millones en el año 2030. Dada, entre otras cosas, la epidemia de obesidad, en el año 2011, se alcanzaron los 366 millones.

Entre las complicaciones producidas por la diabetes se encuentran las alteraciones microvasculares, como la retinopatía y la nefropatía.

“La retinopatía diabética causa el 7% de los casos de ceguera en nuestra región -especificó Schraier- de acuerdo a la clasificación de la Organización Mundial de la Salud, y en nuestro país la diabetes constituye la principal causa de diálisis”.

Sin embargo, “la principal causa de mortalidad en los pacientes diabéticos se relaciona con la afección aterosclerótica de los grandes vasos, como los de corazón y cerebro”, aclaró el especialista.

De acuerdo a estudios internacionales, podría atribuirse a la diabetes el 12,9% de los infartos de miocardio ocurridos en América Latina.

Los hombres con diabetes tienen entre 2 y 4 veces más infartos que los que no la tienen.

Esto es aún peor en las mujeres, que lo tienen entre 3 y 5 veces, perdiendo, inclusive, la protección que le dan los estrógenos en la etapa fértil de su vida.

“En pacientes con intolerancia a la glucosa, las medidas dietéticas y la actividad física demostraron que pueden mejorar los parámetros metabólicos y reducir la incidencia de diabetes”, sostuvó Schraier.

Estas medidas, cuando son implementadas de manera intensiva, pueden ser tan o más efectivas que el tratamiento farmacológico.

Estímulos

Incentivar la actividad física tiene grandes beneficios, tanto si son a nivel individual como colectivas.

Entre las actividades de estímulo para realizar ejercicios se destacan los programas específicos a nivel escolar o de lugares de trabajo; los cambios en el entorno para mejorar la ejercitación del cuerpo; la organización comunitaria, que por ejemplo, organiza grupos de caminatas, y las estrategias comunicacionales que incentiven el ejercicio.

Recomendaciones

La Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud de la Organización Mundial y de la Panamericana de la Salud recomienda, para la población adulta, realizar como mínimo, 30 minutos de actividad física regular de intensidad moderada la mayor cantidad de días de la semana. El nivel recomendado para niños y adolescentes es de 60 minutos diarios.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)