Quesos, los maridajes regionales.

Quesos, los maridajes regionales.

A la hora de armonizar vinos y comida, es bueno seguir las tradiciones; los maridajes regionales nunca fallan. Los romanos acompañaban el queso con tomillo, pimienta, piñones y frutos secos.

Quesos que nunca fallan

En la Antigua Grecia se comía con miel, aceite de oliva, higos y almendras.

Quesos
Quesos

Los países europeos, productores y consumidores de quesos, tienen una larga tradición en matrimonios queseros que nunca fallan y que deberíamos probar al menosuna vez en la vida. Sin duda, podemos aplicar la regla con otros vinos similares, de la misma cepa o estilo.

Quesos, los maridajes regionales.
Quesos, los maridajes regionales.

Los deliciosos quesos de cabra del Valle de Lore, como Crottin, Puligny o Saint Maure con el Sauvignon Blanc de las apelaciones Sancerre o Pouilly Fumé.

En Normandía, el Camembert o Pont l’éveque (de vaca) con manzanas o peras frecas, con Cidré (sidra) o Calvados, un tinto frutado.

El Parmegiano – Reggianito con miel y nueces, y un delicioso tiento de la apelación Barolo o Barbaresco o algún vino tinto con pretensiones.

La eterna picada Argentina
La eterna picada Argentina

El Roquefort (queso de oveja) y su amigo del alma el Sauternes de Bordeaux u otro vino dulce blanco de uvas nobles.

El queso azul de Asturias, Cabrales y su tradicional Sidra o un Jerez dulce. El contraste del vino dulce con el queso azul graso y salado es impagable.

En Castilla – La mancha, el Manchego (de oveja), con vinos blancos de la apelación Valdepeñas o Riojas tintos de taninos suaves.

El almacen. Quesos ricos y baratos. Los supermercados venden pasado, malo y caro

La intensidad y el picante del Tilsit alemán o el Munster alasaciano, con los potentes y aromáticos Riesling o Gewüstraminer, que nacen en la cuenca del Rin en ambos países vecinos.

Qué decir de nuestro quesillo norteño con dulce de cayote y el torrontés u otro tardío de uva blanca; el queso cremoso y el dunce de menbrillo con un Malbec y otro tinto dulce de nuestras tierras.

Tip: Vitamina A y D: en la yema de huevo, leche e hígado, y en quesos, yogures enteros, o que han sido fortificados (estos además son beneficiosos para la microbiota que previene de infecciones causadas por virus o bacterias), en riñones y en carnes de todo tipo, hortalizas de color anaranjado o verde oscuro (vitamina A), pescados grasos como atún, caballa y sardina (vitamina D).

Parmigiano Reggiano queso italiano.

El Parmesano o Parmigiano Reggiano es un famoso queso italiano. La historia de este queso comienza incluso antes del siglo XII y parece que el origen pasa por las abadías de la zona entre Reggio Emilia y Parma. Actualmente, el queso parmesano se produce en las provincias de Parma, Reggio Emilia, Modena, Bologna a la izquierda del río Rin y Mantova, a la derecha del río Po.

El procesamiento de Parmigiano Reggiano

A diferencia de otros quesos blasonados, no se puede «fabricar» industrialmente sólo se hace con las manos expertas del quesero, de la misma forma artesanal que en el pasado. La única diferencia entre un Parmigiano Reggiano del siglo XIII y una forma actual está en el control de calidad que, gracias al Consorzio di Tutela, a cargo de esta estrictas normas D.O.P., asegura el respeto de rígidas especificaciones de producción. Cabe destacar su típico color casi «descolorido», debido a su larga «crianza», iniciada en dos años antes, y certificado por el Consorzio del Parmigiano Reggiano. Un producto excelente para los amantes de los quesos curados como nosotros los editores de Palermonline Noticias.

Tip: ¿Qué es un copetín?

Para los que quieren recordar viejos tiempos o para los que van en busca de los rituales tradicionales porteños, entre amigos o en familia, como decía el inigualable Tato Bores: vermú con papas fritas, y good show.

En Argentina y Uruguay se denomina copetín (derivada del genovés cuppetin) al tentempié que se suele consumir a media tarde. El copetín tiene similitudes con la picada, aunque a diferencia de ésta, contiene muchos menos ingredientes.

Los ingredientes sólidos de un copetín son semejantes a los de una picada aunque en mucha menor cantidad y, acorde a la ligereza del tentempié, con moderadas cantidades pero una posible gran variedad de ingredientes que acompañan al vaso de la bebida principal.

El copetín rioplatense tiene típicos ingredientes del tipo «snacks», por ejemplo: palitos salados, palitos de maíz, bolitas de queso, maní con cáscara, maní frito y maní tostado salado, entre otros comestibles. El copetín rioplatense grande se lo denomina «picada» pero este pude llevar muchos ingredientes más, como salame, jamón, salamín, quesos varios etc.

Tip: Cocina de Francia tiene sus raíces en la Edad Media: «Plat de Résistance».

VINOS

Cabernet Sauvignon
Torrontes el Blanco de Palermo
El Malbec de Palermo