Obsolescencia programada: Apple iPhone admite que estafa a sus clientes

Compartí :-) .

Muchos sistemas operativos y programas informáticos, software, suelen incluir en sus actualizaciones mejoras y variaciones en sus formatos de archivo que son incompatibles con las versiones previas, lo que obliga a los usuarios a actualizar todos sus dispositivos. Además, en muchas ocasiones, las mejoras en los sistemas operativos no se pueden instalar en los aparatos más antiguos, frente a los modelos que podemos considerar más recurrentes, orientados a diseñar y fabricar productos que se estropean o que dejan de funcionar correctamente pasado cierto tiempo, la obsolescencia planificada resulta más sutil y sofisticada ya que se basa en ofrecer productos mejores y más innovadores a pesar de que el modelo anterior siga siendo útil y operativo. En criollo las empresas estafan a sus clientes.

CARO MAS CARO EN ARGENTINA
Argentina es el país más caro de la región para comprar productos de electrónica. En promedio, los equipos salen más del doble que en Estados Unidos y están entre un 30 y 90% más que en Chile, según el rubro que se analice.

A su vez, hay una diferencia de 78% con México, el país con los valores más bajos del Cono Sur. A esa conclusión llegó un estudio realizado por la consultora IntegraGo, donde se contemplaron más de 1.200 precios, 4 categorías y 10 subcategorías, en 43 tiendas de 7 países.

Las diferencias más grandes se ven en fotografía y video: las cámaras cuestan en Argentina, en promedio, un 128% más que en Estados Unidos. Allí la GoPro Hero 5 Session CHDHS-501 vale $4.501,92, en tanto que en el país su valor es de $11.247.

Apple confirma

Apple confirma así los rumores sobre posibles ralentizaciones voluntarias de los iPhone. Muchos usuarios manifestaron sus quejas al notar los equipos más lentos.

Apple admitió que está ralentizando voluntariamente los modelos más antiguos de iPhone para proteger los aparatos, una confesión que de seguro alimentará el debate sobre la obsolescencia programada de los dispositivos electrónicos.

Tras las recientes quejas de varios usuarios, que afirman que su iPhone cada vez es más lento, y a algunos tests llevados a cabo por la prensa especializada, la firma de la manzana admitió que enlentecía voluntariamente las capacidades del teléfono con el fin de “prolongar su vida”.

“Las baterías de ion de litio son cada vez menos capaces de responder a los picos de actividad (cuando el usuario usa mucho su teléfono, por ejemplo), al frío, cuando la batería está débil o porque envejece, lo que puede acarrear la extinción imprevista del aparato, destinado a proteger sus componentes electrónicos”, en particular el microprocesador, explica la empresa estadounidense que cada año saca un nuevo modelo de iPhone, su producto estrella.

Este tipo de batería equipa la mayoría de los aparatos electrónicos del mercado, no solamente el iPhone.

“El año pasado, sacamos una funcionalidad para el iPhone 6, el iPhone 6S y el iPhone SE destinada a suavizar esos picos (…) solo cuando es necesario, de forma que se pueda evitar que (el teléfono) se apague repentinamente”, indica la compañía.

Esta funcionalidad, que se traduce en la ralentización del smartphone en algunos momentos, se extendió también al iPhone 7 y funciona en la última versión del sistema operativo iOS 11.2, añade el grupo que, como todas las empresas tecnológicas, se aprovecha de las puestas al día regulares de los aparatos para integrar diversas modificaciones.

Una solución posible es cambiar la batería. Apple lo hace gratuitamente si el aparato está en el periodo de garantía, pero la factura es de 79 dólares en caso contrario, según el sitio internet, siendo prácticamente imposible que uno mismo cambie la batería de su iPhone.

Apple confirma así los rumores sobre posibles ralentizaciones voluntarias de los iPhone, recurrentes desde hace años en la prensa especializada y en numerosos sitios consagrados a la compañía. Muchos usuarios creen que esta particularidad está destinada a impulsar a los consumidores a que compren en último modelo, una práctica que se conoce como “obsolescencia programada”.

Obsolescencia es la caída en desuso de algunos productos motivada por la falta de funcionalidad en comparación con las nuevas tecnologías incluidas en el mercado. Por ejemplo, muy pocas personas utilizan un teléfono móvil o celular de teclas, frente al uso mayoritario del teléfono móvil táctil o un SmartPhone.

Obsolescencia viene de “obsoleto” o lo que es lo mismo fuera de moda y/o de uso.

En la mayoría de los casos la obsolescencia de los productos tiene un transfondo económico. Los comerciantes incluyen a conciencia en sus productos las condiciones necesarias para que el producto deba ser renovado al cabo de un tiempo, con el consiguiente aumento de sus beneficios. Esto se conoce como obsolescencia programada.

¿Qué es La Obsolescencia Programada?
Obsolescencia programada es cuando un producto está diseñado deliberadamente para tener un tiempo de vida específico. Esto es por lo general una vida más corta del producto antes de que se desgaste por completo. También se puede llamar obsolescencia planificada. En definitiva es programar la muerte de un aparato o el ciclo de vida del producto.

Los productos dejan de funcionar al cabo de un tiempo, no porque estén estropeados, sino por que han sido diseñados para fallar al cabo de ese periodo.

El producto debe estar diseñado para convencer al cliente de que el producto es un producto de calidad, a pesar de que el tiempo necesario para sustituirlo sea más corto que el tiempo real de vida del producto. De esta manera, cuando el producto falla, el cliente tendrá que comprar otro, normalmente la versión actualizada.

Este comportamiento es poco ético, y los consumidores pueden reaccionar comprando otra marca diferente del mismo producto.

Para que la obsolescencia programada funcione, el cliente debe sentir que ha tenido una buena relación calidad-precio. Además, debe tener la suficiente confianza en el fabricante o la empresa, para reemplazar la lavadora original con la máquina equivalente más moderna, y por supuesto del mismo fabricante.

La renovación constante de los productos, ya sea por incluir innovaciones o motivada por la obsolescencia, tiene una gran repercusión en la sociedad.


¿Porqué Existe la Obsolescencia Programada?

Imagine que eres un fabricante de principios del siglo XIX, y que tus ingenieros han conseguido crear una bombilla que dura, por ejemplo, 150 años. Al principio, estarías feliz, porque tus bombillas se venderían como churros, lo que incrementaría tus ingresos. Pero, ¿qué ocurriría pasados, pongamos, dos o tres años desde su comercialización? La respuesta es sencilla: Que nadie las compraría y las ventas caerían en picado.

¿El motivo? Tu bombilla sería tan buena que nadie necesitaría comprar otra en más de un siglo. Es probable que, con el tiempo, tu idea, en un principio brillante, dejara de parecérselo. O quizás, incluso, que acabaras arrepintiéndote del logro conseguido, teniendo en cuenta que, a la larga, habría supuesto el fin de tu negocio. Pues eso es lo que les pasó a los fabricantes de bombillas.

El Problema de la Obsolescencia

La extensión de este fenómeno tiene dos consecuencias: cada vez hay más basura y cada día se consumen más recursos.

En definitiva, los productos que duran toda la vida existen, pero no interesan.

Tipos de Obsolescencias

Además de la programada existen:

– Obsolescencia por modas: se crea un producto y más adelante se vende el mismo producto ligeramente modificado en su diseño. Así ocurre por ejemplo con la ropa. Un año se consideran actuales los pantalones de pata ancha y otro de pata estrecha. Esto hace que el comprador quiera adquirir los productos de moda.

– Obsolescencia de Componente Eléctricos y Electrónicos: generalmente, cuando un producto eléctrico se estropea, es más costoso repararlo que adquirir uno nuevo, con lo que se hace habitual desechar el producto averiado.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999